Press "Enter" to skip to content

Asesinan a Virgilio Trujilo, activista indígena contra la minería ilegal

***Virgilio Trujillo Arana, de 38 años y miembro del pueblo indígena Uwottuja, falleció por heridas de bala.

Por Ángela Betancourt

Virgilio Trujillo Arana, de 38 años y miembro del pueblo indígena Uwottuja, fue asesinado por heridas de bala el jueves en Puerto Ayacucho, capital del estado Amazonas.

Trujillo Arana era un líder indígena que denunciaba la minería ilegal y presencia de grupos armados irregulares en Venezuela.

El Observatorio para la Defensa de la Vida (ODEVIDA), que integra a organizaciones promotoras de derechos humanos de Venezuela, Colombia y Perú, expresó en un comunicado «gran preocupación» por el crimen y subrayó que Trujillo Arana luchaba por «mantener su territorio libre de la extracción de minerales y de la presencia de fuerzas irregulares de la guerrilla colombiana que operan en la zona».

ODEVIDA documentó entre 2013 y 2021 el asesinato de 32 líderes indígenas y activistas ambientales en Venezuela, 21 víctimas de «sicarios mineros» y 11 a manos de «efectivos» militares.

«Las autoridades ya iniciaron las investigaciones y hasta el momento no han informado de un móvil», publicó en su cuenta de Twitter la ONG defensora de derechos indígenas Kape Kape.

Trujillo Arana, según esta organización, recibió dos disparos en un barrio de Puerto Ayacucho, mientras que otras versiones de prensa indican que habrían sido tres los tiros, «todos en la cabeza».

Las autoridades no han dado información del caso.

DEVIDA exigió «garantizar una pronta y eficaz investigación y reparación, sancionando a los responsables de este asesinato que conmueve a la familia de la víctima y de las comunidades indígenas afectadas por la violencia de actores no estatales que campea en sus territorios ancestrales».

Pidió, igualmente, cumplir un decreto vigente desde el año 1989 que «establece la prohibición de toda actividad minera en el estado Amazonas».

Varias organizaciones denuncian la operación en zonas fronterizas de disidentes de la disuelta guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y combatientes del ELN (Ejército de Liberación Nacional), así como de grupos criminales armados.