Press "Enter" to skip to content

Jill Biden asiste a homenaje a víctimas de derrumbe en Surfside

***Durante el acto hubo palabras y reconocimientos especiales para bomberos y equipos de rescate que durante semanas trabajaron en los restos de la parte del edificio derrumbado.

Jill Biden, primera dama de Estados Unidos, acompañó este viernes en una emotiva ceremonia a familiares y amigos de las 98 víctimas mortales del colapso parcial del edificio de apartamentos de Surfside. «Pasaremos el resto de nuestras vidas anhelando los rostros que se han ido para siempre, y que cuando dejaron nuestro mundo se llevaron una luz dentro de nosotros con ellos», dijo Jill Biden en la ceremonia, que se realizó en el mismo terreno donde hasta el 24 de junio de 2021 se levantaba el edificio de 12 pisos.

La primera dama reconoció que el dolor no se «desvanece con el tiempo» y que, a menudo en estos casos, las «rodillas se doblan bajo el peso» de la aflicción. Sin embargo, recordó que siempre «nos levantamos del suelo y encontramos una fortaleza que no sabíamos que teníamos«, gracias al amor por los seres queridos.

Ese dolor quedó patente en el puertorriqueño Luis Bermúdez, quien perdió a su hijo de 26 años y de su mismo nombre. Él fue el primero de los cinco familiares de fallecidos que intervinieron en la ceremonia de recordación.

Bermúdez, con la voz rota y entre lágrimas, elogió a su hijo y le dio las gracias por enseñarle cómo ser un buen padre, el significado del «amor incondicional» y «vivir la vida sin miedo», un «coraje» que, dijo, necesitará el resto de su vida para vivir sin él.

La brasileña Raquel Oliveira perdió aquella noche a su pareja, Alfredo Leone, de 48 años, y al hijo de ambos, Lorenzo, de 5. Explicó que se mudaron a Miami porque buscaban un «lugar seguro» para su hijo, pero todo eso cambió el 24 de junio de 2021.

«Hace exactamente 365 días mi casa implosionó, mi hogar se derrumbó con todo y todos adentro, pero yo estoy viva y tengo la oportunidad de redescubrir algo que me motive a sonreír de nuevo, a luchar», dijo. «No renunciemos a la vida. No hemos llegado hasta aquí para llegar hasta aquí», añadió Oliveira.

Además de las víctimas, hubo palabras y reconocimientos especiales para el personal de bomberos y equipos de rescate que durante semanas trabajaron en los restos de la parte del edificio derrumbado por causas todavía desconocidas y bajo investigación.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, se sumó a ese reconocimiento y agradeció la ayuda de los equipos de rescate que llegaron de todo el país para luchar por rescatar y salvar a posibles supervivientes en una situación, dijo, «emocionalmente muy dura» que afectó a muchos de ellos.

El esfuerzo de rescate fue baldío, pues solo tres personas salieron con vida de la parte del edificio que colapsó.

DeSantis presentó una placa dedicada a las víctimas que se instalará en el tramo de la Avenida Collins donde se encontraba el edificio Champlain Towers South que reza: «Calle de los 98 Puntos de Luz», en referencia a las 98 víctimas mortales.

Esta ceremonia se celebró horas después de que familiares y amigos de las víctimas se reunieran a la 1:22 de la madrugada, la misma hora en la que un año antes el edificio de apartamentos colapsó, para prender un centenar de antorchas en recuerdo de los fallecidos.

Una de las antorchas estará encendida durante tres semanas, las mismas que los equipos de rescate necesitaron para recuperar los restos de la última víctima mortal.