Press "Enter" to skip to content

Congreso de EEUU aprueba ley de control de armas

*** El proyecto de ley es importante porque es la primera vez en décadas que las reformas propuestas reciben este nivel de apoyo tanto de demócratas como de republicanos.

El Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobaron un proyecto de ley de control de armas, en lo que se considera la legislación sobre armas de fuego más importante en casi 30 años. La medida fue aprobada en el Senado con 65 votos a favor contra 33, con 15 senadores republicanos unidos a los demócratas en la cámara alta del Congreso.

Por su parte, en la Cámara de Representantes el proyecto fue aprobado con 234 votos a favor y 193 en contra. El proyecto de ley surge tras los tiroteos masivos que dejaron 31 muertos el mes pasado en un supermercado en Nueva York, y una escuela primaria en Texas,

El proyecto de ley espera por la firma del presidente Joe Biden para convertirse en ley.

Sin embargo, las medidas que recoge la ley están muy por debajo de lo que muchos demócratas y activistas habían solicitado.

Las reformas incluyen verificaciones de antecedentes más estrictas para compradores menores de 21 años y US$15.000 millones en fondos federales para programas de salud mental y mejoras de seguridad escolar.

También pide fondos para alentar a los estados a implementar leyes de «bandera roja» para retirar las armas de fuego de las personas consideradas una amenaza.

Y cierra el llamado «vacío legal del novio» al bloquear la venta de armas a los sujetos condenados por abusar de sus parejas sin estar casados.

El proyecto de ley también es importante porque es la primera vez en décadas que las reformas propuestas reciben este nivel de apoyo tanto de demócratas como de republicanos.

Históricamente, los esfuerzos para fortalecer las leyes de armas de Estados Unidos han sido bloqueados por el partido republicano.

El senador republicano de Texas, Ted Cruz, condenó el proyecto de ley como un intento de «tratar de desarmar a los ciudadanos respetuosos de la ley en lugar de tomar medidas serias para proteger a nuestros niños».

El presidente Biden dijo a principios de este mes que las medidas del proyecto de ley son «pasos en la dirección correcta», pero aún no son suficientes.

Biden ha presionado por reformas más importantes, incluida la prohibición de la venta de armas de asalto, que se usaron en los tiroteos masivos de Texas y Buffalo el mes pasado, o al menos un aumento en la edad a la que se pueden comprar.

Se cree que el atacante en Texas compró dos rifles semiautomáticos días después de cumplir 18 años.