Press "Enter" to skip to content

Biden se compromete militarmente con Taiwán si China ataca

*** Biden dijo que luego de la invasión rusa a Ucrania, la carga de proteger a Taiwán ahora es aún mayor, por lo que compromete a Estados Unidos militarmente.

Por Pete Romero

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que su país intervendría militarmente si China invadiera Taiwán. La carga de proteger a Taiwán es “aún mayor” tras la invasión rusa de Ucrania, añadió. La aseveración se produjo en una rueda de prensa en Tokio, y es considerada una de las declaraciones presidenciales estadounidenses más firmes en décadas en apoyo del autogobierno de Taiwán.

El primer mandatario dijo “sí” cuando le preguntaron si estaba dispuesto a implicarse militarmente para defender a Taiwán en caso de invasión china. “Ese es el compromiso que hicimos”, dijo.

Estados Unidos ha evitado tradicionalmente dar garantías de seguridad tan explícitas a Taiwán, con la que ya no tiene un tratado de defensa mutua, y en su lugar mantenía una política de “ambigüedad estratégica” sobre hasta dónde estaría dispuesto a llegar en caso de que China invadiera al considerarla una provincia rebelde.

La Ley de Relaciones con Taiwán de 1979, que ha regido las relaciones bilaterales, no requiere una intervención militar estadounidense para defender Taiwán si China la invade, pero sí convierte en política estadounidense asegurarse de que Taiwán tenga recursos para defenderse y evitar cualquier cambio unilateral de su situación iniciado por Beijing.

Tras sus declaraciones,  el gobierno en Beijing, a través de Wang Wenbin, portavoz del Ministerio chino de Exteriores, manifestó un “fuerte descontento y decidida oposición” a los comentarios de Biden. “China no tiene espacio para compromisos ni concesiones en cuestiones sobre los intereses principales de China, como la integridad territorial y la soberanía”.

“China tomará medidas firmes para salvaguardar su soberanía y sus intereses de seguridad, y haremos lo que decimos”, afirmó.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que los comentarios de Biden no reflejaban un cambio de política.

China ha redoblado sus provocaciones militares contra la Taiwán democrática en los últimos años, con el objetivo de intimidar al territorio para que acepte las demandas de Beijing de unificarse con el territorio continental gobernado por el Partido Comunista.

Según la política de “una China”, Estados Unidos reconoce a Beijing como el gobierno de China y no tiene relaciones diplomáticas con Taiwán. Sin embargo, mantiene relaciones extraoficiales como una oficina que funciona como embajada en Taipéi, la capital. También proporciona material militar para la defensa de la isla.

Biden añadió que disuadir a China de atacar Taiwán es un motivo por el que es importante que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, “pague un alto precio por su barbarie en Ucrania”, de modo que China y otros países no perciban que una acción de esa clase es aceptable.