Press "Enter" to skip to content

Comisión Europea aprieta la tuerca: Proponen veto a petróleo ruso

*** El veto al petróleo forma parte de un sexto paquete de sanciones contra Putin que también excluye a otros tres bancos rusos del sistema SWIFT.

Por José Piñeiro

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, propuso un sexto paquete de sanciones contra Rusia el cual incluye por primera vez un veto a las compras de petróleo ruso. Sin embargo, la propuesta contempla que se aplique de manera progresiva y con excepciones para Hungría y Eslovaquia.

«Proponemos una prohibición del petróleo ruso. Será una prohibición total de importación de todo el petróleo ruso, por mar y por oleoducto, crudo y refinado», dijo Von der Leyen en el Parlamento Europeo, reunido en Estrasburgo.

Bruselas propone que ese veto se implante «de manera ordenada (…) para asegurar rutas de suministro alternativas y minimizar el impacto en los mercados globales», agregó la alta funcionaria, que se refirió a un veto al crudo en seis meses y un embargo a los productos refinados «para finales de año». 

«Seamos claros: no será fácil. Pero simplemente tenemos que trabajar en ello. Nos aseguraremos de eliminar el petróleo ruso de manera ordenada. Maximizar la presión sobre Rusia y minimizar el impacto en nuestras economías», escribió en Twitter, donde resumió, por puntos, su discurso ante el Parlamento Europeo.

«En el último paquete de sanciones, comenzamos con el carbón. Ahora estamos proponiendo abordar nuestra dependencia del petróleo ruso. Por supuesto, no será fácil. Algunos Estados miembros son fuertemente dependiente del petróleo ruso», añadió.

A falta de que la Comisión publique los detalles de la propuesta de sanciones, que debe ser aprobadas por unanimidad por los veintisiete Estados miembros de la Unión Europea, fuentes europeas indicaron que Hungría y Eslovaquia, que son totalmente dependientes del petróleo ruso y no tienen salida al mar, podrían disponer de más tiempo.

De igual manera, la Unión Europea propone excluir a otros tres bancos rusos del sistema interbancario SWIFT, incluyendo a Sberbank, la mayor banca de Rusia, como parte de un nuevo paquete de sanciones.

Golpear a los «bancos de una importancia sistémica esencial para el sistema financiero ruso» reforzará el «aislamiento total» de ese país y debilitará su capacidad de financiar la guerra en Ucrania, dijo Von der Leyen.

Además, propuso sancionar a las personas y entidades responsables o involucradas de alguna forma en las masacres de civiles documentadas en localidades como Bucha o en la ciudad costera de Mariupol, prácticamente arrasada por los ataques rusos.

«Sancionaremos a militares de alto rango y otros individuos que cometieron crímenes de guerra en Bucha y que son responsables por el asedio inhumano de la ciudad de Mariupol», anunció Von der Leyen ante el Parlamento Europeo.

Estas medidas restrictivas se suman a aquellas contra 680 individuos y 53 entidades rusas relacionadas con la invasión de Ucrania que la UE aplica desde finales de febrero, en las que se incluye al presidente ruso, Vladimir Putin, a su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov; y a un nutrido grupo de oligarcas cercanos al Kremlin.

Los sancionados bajo este régimen tienen prohibido viajar a territorio europeo y tienen congelados sus activos en la UE; también se prohíbe que ciudadanos o entidades europeos pongan fondos a su disposición. «Esto envía otra señal importante a todos los que perpetran la guerra del Kremlin: sabemos quiénes son y tendrán que rendir cuentas», insistió ahora Von der Leyen.

Añadió que «Queremos que Ucrania gane esta guerra. Sin embargo, mucho tiene que ser reconstruido. Por eso propongo comenzar a trabajar en un ambicioso paquete de recuperación para nuestros amigos ucranianos». «Este paquete debe traer una inversión masiva para satisfacer las necesidades y las reformas necesarias», indicó.