La inflación, prioridad interna para Biden

La creciente inflación en Estados Unidos, producto de la crisis de la pandemia, se ha vuelto un problema para la administración de Joe Biden. El tema amenaza con frenar la recuperación económica y toca a los votantes americanos donde más les duele: en el bolsillo. A la vuelta de la esquina, las elecciones parlamentarias de medio término. Zeta ha traducido este informe de Fox Business que da un panorama general de la situación y explica qué medidas tiene en mente la Casa Blanca para atender la situación.

Por MEGAN HENNEY

La administración Biden se apresura a frenar el aumento de los precios al consumidor.


Un nuevo consejo de competencia de la Casa Blanca creado en julio tiene programado celebrar su primera reunión este viernes, donde se espera que los participantes destaquen al menos 18 acciones tomadas para ayudar a los consumidores y potencialmente bajar los precios, según Associated Press, citando a dos personas familiarizadas con el tema.

El objetivo es, en última instancia, crear una economía más dinámica en la que la competencia entre empresas lleve a una mayor transparencia, más opciones y ahorros potenciales para los clientes.

Entre los asuntos que el consejo planea discutir se encuentra un nuevo informe sobre aerolíneas que denegaron injustamente reembolsos a clientes cuyos vuelos fueron cambiados o cancelados; una investigación sobre las tarifas excesivas cobradas por los transportistas marítimos; y un aumento de casi 20 veces en las multas para los hospitales que no divulgan sus precios al público.


El consejo, dirigido por el asesor económico de la Casa Blanca, Brian Deese, también tiene la intención de abordar las fusiones corporativas, los propietarios que impiden que los inquilinos busquen servicios de Internet y eliminar los requisitos de empresas como John Deere que impiden que los talleres de reparación independientes reparen tractores y otras máquinas rotas, informó AP.

El grupo de trabajo de interrupciones de la cadena de suministro de la administración está teniendo conversaciones con empresas en toda la cadena de suministro de alimentos para identificar posibles cuellos de botella en la cadena de suministro, dijo un funcionario de la Casa Blanca a FOX Business.

“Estamos comprometidos a trabajar con todos los participantes de la industria para identificar formas en las que podamos ayudar a aliviar esos cuellos de botella”, dijo el funcionario.

Deese anticipó los esfuerzos de la administración para reducir los crecientes precios de la carne, que atribuyó a la especulación de los principales actores de la industria, en lugar de a la inflación en toda la economía. Durante una rueda de prensa de la Casa Blanca el miércoles, Deese señaló que los precios de la carne de vaca aumentaron un 15% desde enero de 2020, mientras que la carne de cerdo aumentó un 14% y las aves de corral un 12%. En comparación, la categoría más amplia de alimentos para comer en casa aumentó solo un 6,5%.


“Genera preocupación la especulación pandémica, las empresas que están impulsando aumentos de precios de una manera que perjudica a los consumidores que van a la tienda de comestibles, lo cual ni siquiera beneficia a los productores reales, los agricultores y los ganaderos”, dijo Deese.

La reunión se produce a la luz de un nuevo informe del Departamento de Trabajo publicado el viernes por la mañana, que mostró que la inflación a nivel mayorista aumentó al nivel más alto conocido desde agosto de 2010. El índice de precios al productor, que mide las presiones inflacionarias antes de que lleguen a los consumidores, subió un 0,7%. el mes pasado al 8,3%.

Excluyendo los precios volátiles de los alimentos y la energía, la denominada inflación subyacente aumentó un 5,4% en julio en comparación con el año anterior. Aún así, mes a mes, el índice de precios al consumidor subió un 0,3% en julio, muy por debajo del aumento de junio del 0,9%, una señal de que la inflación podría estar estabilizándose.

La inflación se ha acelerado a medida que la economía se recupera de la breve pero extremadamente severa recesión del año pasado.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha atribuido en gran medida el aumento de los precios al consumidor a interrupciones en la cadena de suministro inducidas por la pandemia, la escasez de trabajadores que ha elevado los salarios y la ola de consumidores reprimidos llenos de efectivo de estímulo. Aún así, ha sostenido que el aumento de la inflación es “transitorio” y ha advertido sobre los peligros de que la Reserva Federal actúe de manera superflua para reducir la tasa de referencia de los fondos federales.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES