Press "Enter" to skip to content

Andalucía: el termómetro electoral de España

Por: Lorena Arraiz Rodríguez

Madrid, 25.11.18.- A una semana de la elecciones andaluzas, la tensión política sigue creciendo ya no solo en territorio andaluz, sino en todo el país. Los 40 años de hegemonía del PSOE  se enfrentan al crecimiento de Ciudadanos y la irrupción de VOX en la región, que podrá obtener hasta 4 escaños en el futuro Parlamento andaluz.

No quiere decir que Susana Díaz vaya a perder las elecciones, sino más bien que sus resultados serían, probablemente y aún siendo el partido más votado, los peores de la historia del PSOE en Andalucía, uno de sus principales bastiones. A los socialistas les bastará con el apoyo de la coalición Adelante Andalucía (Podemos-Izquierda Unida), único partido que ha mostrado, aun con fuertes reparos, su disposición a un pacto, pero también tendría la opción de apoyarse de nuevo en Ciudadanos para garantizarse la continuidad en la Junta, según la encuesta de Sigma Dos para el diario español El Mundo.

Los resultados que refleja la encuesta confirman el resquebrajamiento del bipartidismo (PSOE-PP) que ya apareció en las elecciones autonómicas de 2015 -ambos partidos en conjunto perderían más del 11% de los votos- el afianzamiento del bloque de izquierdas entorno a Podemos e IU y el significativo aumento del apoyo electoral a Cs, que sería el único partido que crecería en votos y escaños respecto de las anteriores elecciones, además de la señalada aparición de Vox, que ha hecho de su discurso radical sobre la inmigración una de sus principales banderas electorales en Almería, que es donde mejor le ha ido hasta ahora, pero ya se extiende su discurso por el resto de territorios andaluces.

Esta realidad ha hecho saltar todas las alarmas en el Partido Popular, pero también en Ciudadanos, ya que una parte importante del electorado del que se nutre Vox procede del partido de Albert Rivera. En este momento, la nueva formación, situada más a la derecha que el PP, podría rondar los 200.000 votos, mientras que la semana pasada se movía en una estimación de 150.000.

Izquierda-Derecha, Cataluña, inmigración y feminismo

Según la encuestadora GAD3, en la campaña andaluza están pesando tres variables: en primer lugar, el eje izquierda-derecha sigue presente y todo parece indicar que va a ganar la izquierda, pero por menos que en las anteriores elecciones. El segundo tema es Cataluña, pues líderes como Casado, y Arrimadas, han insistido en dejar claro que los socios del partido de Susana Díaz son los «golpistas» que intentaron romper España, y que ahora sostienen a Pedro Sánchez en el poder. Otra variable es la de la inmigración, con fuerza especial en provincias como Almería, de ahí que el discurso sobre este asunto esté ocupando buena parte de las agendas.

Pero hay otro punto que explica la subida de Vox: la reivindicación feminista de la izquierda ha llevado a muchos hombres de este espacio a mirar a Vox, como está viendo GAD3. El 55% de los votantes del PSOE y del PP son mujeres, mientras que un porcentaje similar en Ciudadanos y Podemos son hombres. El 10 por ciento de los votos de Vox vienen de la izquierda, y casi todo son varones.

En definitiva, la tensión electoral andaluza es, sin lugar a dudas, un termómetro para España y lo que pase el próximo domingo 2 de diciembre, será crucial para el resto del país. Estaremos atentos. Será una semana muy movida.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.