Semana de la lengua italiana llevó a Caracas al escritor Marco Archetti

Imagen: Cortesía de Il Libraio.it

Por Eduardo Martínez – Corresponsal en Italia.

 

La Semana de la Lengua Italiana se celebró los primeros días de noviembre en Caracas. Contó en esta edición XVIII, con la presencia de Marco Archetti, escritor italiano de las nuevas generaciones.

En esta ocasión, la celebración global de la lengua italiana fue feliz y sorpresivamente antecedida por la publicación de estadísticas que revelaron que el italiano es la cuarta lengua que más personas en estos momentos están estudiando como “segunda lengua”, dejando atrás –por primera vez- al francés.

Archetti cumplió una ronda de conferencias que cubrió un gran espectro de lectores, desde los estudiantes universitarios de la UCAB en Montalbán, hasta lectores de todas las edades del Este de Caracas en la Plaza de Los Palos Grandes. En ambos compromisos, el escritor estuvo acompañado del embajador de Italia en Venezuela, Silvio Mignano.

En los predios universitarios, Archetti abordó un tema “escabroso”, muy de estos tiempos: las redes sociales. Lo cual hizo desde su óptica de los medios tradicionales. En efecto, es uno de los principales periodistas con que cuenta el diario Il Foglio, que se publica en la ciudad norteña de Milán. Su mejor recomendación en torno al giro que ha ido tomando lo que se publica y debate en Internet, es que “debemos cuidar las palabras que usamos en las redes”.

En la Sala Eugenio Montejo, de la Biblioteca de Los Palos Grandes, el escritor nacido en la ciudad de Brescia hace 42 años, se encontró con los lectores tras el objetivo de hablar sobre el “Contar historias hoy”. Para Archetti, la literatura es como un juego que a los lectores divierte. Aunque también utilizó el término de “laberinto”, al aproximarse a una metodología donde el misterio es parte de la “magia de la palabra”.

Para explicar esa magia, señaló que una cosa es el ver, y otra cosa es lo que queremos ver. Pasando a relatar una anécdota de su infancia, cuando hurgaba en una librería el libro “Senilidad”, de Italo Svevo. En su inocencia, él creía que el libro era un tratado sobre los senos de las mujeres. Y como el libro estaba envuelto en papel celofán transparente, él iba una y otra vez a la librería para romper cada vez un pedacito del envoltorio, y así tratar de capturar alguna palabra que le diera una idea de lo que trataba el libro de Svevo.

Su aproximación a la literatura, como escritor, pasa por “respetar al autor”. Para lo cual enfatizó que debe “no darle aquello que espera”.

Archetti señaló en su hablar sencillo –más en un tono coloquial que de un maestro consagrado de las letras- que la literatura debe hacerse cercana a la humanidad, para lo cual debe hacerse preguntas. Asimismo, que los escritores tienen “la gran tentación a la mediocridad”, pero que más importante “es el error”. En este aspecto, Archetti resaltó que la calidad de un escritor es “de cuanto ve mal, el error de mirar” y que después viene la imaginación”.

En toda su conversación, Archetti prácticamente no se refirió a sus obras. Por el contrario, dedicó elogiosas palabras y referencias a autores latinoamericanos como Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa. De Vargas, consideró que la novela “Conversaciones de la Catedral”, es su mejor novela.

Especial atención de su parte recibió el escritor ruso Sergei Dovlatov, del cual recomendó la lectura de su novela “Régimen especial”. Una novela humorística sobre la realidad soviética.

De esta manera Marco Archetti se aproximó al arte de escribir, sin decir cómo, pero advirtiendo de qué se tienen que cuidar los escritores.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES