De petrolero a ivanero

Por Jaime Granda

***Parece que el “madurismo” cambia la renta petrolera por un elevado IVA que le permitirá seguir comprando conciencias con bonos y otras dádivas a sus seguidores.

Uno no se cansa de advertir que Venezuela está sumida en un océano de confusiones. Los voceros del gobierno y de la oposición no aclaran sino que oscurecen con cada mensaje.

Los que administran el Estado pasaron de críticos de la economía salvaje del tan descalificado capitalismo liberal a fanáticos de medidas que ahora consideran lo mejor para el manipulado pueblo que todavía cree en ellos.

Un país petrolero se enteró esta semana durante una reunión en el Palacio de Miraflores con dirigentes sindicales que Venezuela se está liberando de la renta petrolera.

Nadie en sus cabales puede acertar sobre el origen del dinero que ahora ofrecen a los trabajadores después que le negaron durante meses de protesta al sector salud el aumento salarial que consideraba necesario.

Si este país se va a liberar de la renta petrolera, eso justificaría la destrucción de toda nuestra industria que durante más de cien años aportó grandes recursos que, lamentablemente, en vez de mejorar a todas las generaciones se derrocharon en proyectos políticos que produjeron poco bienestar a las mayorías.

Lo peor de todo es que unos gobernantes que hasta hace poco impusieron un populismo con esos recursos petroleros para seguir manipulando a las mayorías, ahora hayan decidido registrar los bolsillos de cada venezolano, sin distinción de edad, clase social, nivel de educación, ni inclinación política o religiosa, con altos impuestos.

Uno pudiera creer que se acabó el populismo manipulador, pero con los antecedentes mentirosos de estos señores, lo mejor es aplicar aquello de ver para creer.

Todo esto es lo que se vislumbra con el aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del precio de la gasolina.

En relación con el IVA que en 12% ya era alto para un país petrolero, ahora fue elevado a 16% y parece que no es solamente para bienes suntuarios, sino para todo lo que se pueda y sea necesario comprar.

Viene al caso lo publicado hace pocas semanas sobre las cantidades de dinero que ingresaban a las arcas pública por IVA a 12%.

Aunque no hay informes contundentes sobre el manejo transparente de los recursos del patrimonio público, lo que trasciende es que de los 137 billones de bolívares fuertes recaudados entre enero y mayo de 2018, el 51,32% correspondió al IVA, es decir que por ese impuesto ingresaron a las arcas públicas en ese lapso 70 millones 771 mil 859 billones 101 mil 291 bolívares fuertes. Eso es aparte del total de Ingresos Tributarios y Aduaneros No Petroleros  y ese aparte ha permitido emitir los famosos bonos que parte del pueblo está recibiendo. Es decir que las dádivas  que entregan a parte del pueblo, al final de cuentas, provienen del mismo pueblo porque el IVA pecha a todos por igual.

Eso era con un IVA a 12%, ahora a 16% parece que el grupo gobernante y sus asesores consideran que pueden seguir disfrutando del poder y darle a los trabajadores mejores salarios que disminuyan las protestas. La gran conclusión de lo que estamos apenas percibiendo es que Venezuela dejara, por ahora, de obtener lo que necesita a través de la renta petrolera y lo obtendrá a través del IVA. El país pasará de petrolero a Ivanero.

 

Columnistas Invitados

Artículos de análisis y opinión sobre los principales temas de actualidad política, económica, social y cultural escritos por diversos autores, figuras relevantes del acontecer mundial.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES