Press "Enter" to skip to content

Rajoy: «Los populismos y el separatismo son dos caras de la misma moneda»

Este miércoles ha culminado en Madrid la Cumbre de Líderes de la Unión Demócrata Internacional (IDU), a la que han asistido un total de 110 dirigentes de partidos de centro derecha de todo el mundo, ministros y altos cargos, de los 5 continentes y de más de 36 países, ante los cuales el Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha pedido que planten cara al populismo y al separatismo.

En total son 80 partidos de 60 países de todo el mundo. Los invitados han hecho un recorrido por La Moncloa, y el presidente Rajoy les ha instado a responder al populismo y al separatismo, a lo que la Unión Demócrata Internacional aprobó una resolución en la que condena «todos los secesionismos ilegales y unilaterales como realidad alterada de la política, contraria a la ley, al Estado de Derecho y a la democracia». 

Rajoy ha hecho énfasis en los retos políticos, económicos y sociales que representa el populismo para los países democráticos. «Ahora, además de la izquierda tradicional, hay otro adversario, que nace de la antipolítica: el populismo. Frente a ese desafío son nuestros partidos los que mejor defendemos los ideales de democracia, convivencia y progreso«, ha subrayado Rajoy, quien ha explicado que España se enfrenta al reto del nacionalismo excluyente, que, como el populismo, «solo aporta pobreza, división e inestabilidad (…) Los populismos y el separatismo son dos caras de la misma moneda, y es importante que el centro derecha de todo el mundo reaccione unido y plante cara a estos viejos adversarios con nuevos ropajes», ha añadido.

Por su parte, la Unión Demócrata Internacional ha apoyado a la Comunidad Internacional y ha respaldado su decisión de defender la democracia y el Estado de Derecho. «El secesionismo no ha conseguido su propósito internacional: ningún país ha reconocido su independencia«. En un texto remitido a los medios de comunicación, se ha añadido que «las actuaciones secesionistas llevan al desprestigio internacional, a la inestabilidad política y a la incertidumbre, afectando sobremanera a los niveles de crecimiento económico, creación de empleo, prosperidad, convivencia, consenso y futuro de un país». En esta resolución, que ha propuesto el PP, se asegura que en los últimos años se asiste a un «claro elemento distorsionador de las democracias occidentales que se han mezclado con la aparición de la peor forma del populismo, la anti-política y la posverdad».

Las jornadas de la IDU han servido para elegir al nuevo presidente de la agrupación, Stephen Harper, ex primer ministro de Canadá, con quien Rajoy se ha reunido unos momentos en Moncloa y ha felicitado en persona por su nombramiento.

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.