Press "Enter" to skip to content

Victoria agridulce para Merkel

Con la tensión catalana en la mesa, el pasado domingo 25 se llevaron a cabo las elecciones generales alemanas, donde la actual canciller Ángela Merkel logró un cuarto e histórico triunfo consecutivo, pero bajo un contexto de complicaciones políticas.

Merkel hace historia al convertirse en la canciller alemana con más tiempo en el poder. Desde el 2005, Merkel ha dominado la política alemana y, por consiguiente, de Europa, tomando en cuenta que Alemania es el motor económico y político de la Unión Europea.

Pero su victoria en 2017 ha sido agridulce. La entrada de la extrema derecha de Alternativa por Alemania (AfD) al Parlamento germano (Bundestag) anuncia tiempos turbulentos para una Merkel y su partido demócrata cristiano (CDU) que ha perdido votantes a favor de un AfD que se convierte ahora en la tercera fuerza política alemana, tras los conservadores y los socialdemócratas (PSD). Los líderes de AfD se mostraron claramente desafiantes al anunciar, tras conocerse los resultados, que ahora “irán a por Merkel”.

Lea también: Se acentúa la tensión en España ante el referendo catalán

Merkel deberá ahora buscar una gran coalición para gobernar con ciertas garantías al no obtener la mayoría parlamentaria. Si bien el SPD ya anunció que no apoyaría esta coalición, a Merkel le quedan los liberales y Los Verdes, lo cual denota que tendrá que hacer inevitables concesiones, principalmente en las políticas ambientales y sociales. El objetivo es crear un frente común parlamentario anti-AfD que se prevé no menos tenso y turbulento.

Con el proyecto europeísta en apuros, Merkel afianzará su eje con el francés Emmanuel Macron para intentar dar un giro audaz en la Unión Europea ante el avance de los partidos euroescépticos y antieuropeístas como el AfD. Pero también deberá mirar de cerca otros escenarios no menos tensos, como Cataluña, que define desafíos periféricos en pleno corazón de la Unión Europea. Retos ineludibles que una mujer firme y decidida como Merkel con toda seguridad acometerá con sutileza pero sin ambigüedades, afirmando la percepción que se tiene de ella como la “Canciller de Hierro”.

Lea también: Transición venezolana ajusta Asamblea en Europa