Muertes maternas son ocultadas para evitar más impacto al riesgo país

El oficialismo hace esfuerzos para evitar que se hable en Venezuela de una tragedia humanitaria en el sector salud, lo que cerraría más puertas a financiamientos externos.

La crisis económica que atraviesa Venezuela, es seguida por economistas y analistas que determinan con datos econométricos indicadores que permiten determinar que tan mal está la situación del país, en vista de que el oficialismo ha acabado con todo tipo de cifras, reportes e información objetiva, sobre todo del Banco Central de Venezuela (BCV).

Aunque existen muchos datos y estimaciones que expertos tratan de llevar de una manera u otra, como por ejemplo la inflación estimada para 2017, que se ubica en al menos 950%, según el consenso de la mayoría de los economistas y entes que buscan definir lo que ocurre con la economía nacional, desde otras especialidades, como el de la medicina, hay datos que reflejan la gravedad de la situación y que resultan indispensables para los entes multilaterales, porque dicen mucho de qué está ocurriendo con la economía, según el impacto en la sociedad.

La muerte materna es una alarma epidemiológica. Lo explica el doctor Eduardo Ruette (@eruette), presidente de la Sociedad de Médicos del Hospital Sor Juana Inés de la Cruz, en Mérida. El especialista maneja cifras que superan las alarmas, con el fallecimiento de madres en el transparto, el pre parto o el post parto. Sólo en el Hospital Universitario de Los Andes (IAHULA), en lo que va de 2017 se habla de 13 fallecimientos, Ruette señala que lo normal es que nunca debe ocurrir una muerte materna, dos por cada 100 mil se considera un escándalo.

Lo anterior se detecta debido a que a pesar que el oficialismo oculta las cifras, los grupos de especialistas que deben investigar por qué ocurren, manejan las cifras, Ruette indica que no tiene datos del resto del país, pero que sólo ocurra en un hospital tipo IV, confirma que la situación de crisis económica es severa, “son mujeres que no son bien controladas en el embarazo, las razones son que no hay médicos suficientes, la red de salud comunitaria no le llega a la persona a su comunidad, no se detectan los riesgos y cuando llegan al parto no se han podido observar estos”.

El especialista señala que hay casos en que la paciente si tiene atención ambulatoria por el Estado, pero es atendida por personal poco capacitado como los Médicos Integrales Comunitarios (MICO), en vista que el personal especializado se ha ido del país por los bajos sueldos y la crisis económica. “Si la paciente tiene suerte de ser atendida por alguien preparado, entonces no tiene dinero para exámenes, el sistema público no garantiza los paraclínicos para determinar los riesgos”. Los datos se ocultan o manipulan como el caso de que en el IAHULA se reportó que en 2016 hubo 10 mil intervenciones quirúrgicas, Ruette dice que con 12 quirófanos, según las cifras oficiales, apenas se operaron a 3,21 personas diariamente, en un centro que pueden hacer al menos 60 operaciones diarias.

La situación de la salud es un indicador importante para los entes financieros, ello determina la calidad de vida, la situación de pobreza, Ruette señala que un alto índice muerte materna, es negativo para el gobierno, porque ello impacta en el riesgo país, ya que se comprueba la situación de pobreza y miseria que atraviesa Venezuela, confirmando así el hecho que actualmente no se tenga acceso al financiamiento extranjero y el costo de la deuda soberana se haya disparado en los últimos meses.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES