La travesía europea clave para el cambio en Venezuela

Una vez avanzado en una unificación de criterios y estrategias en el continente americano, la oposición realizó una visita a los cuatro grandes de la Unión Europea para  buscar una convergencia en sus posiciones a fin de debilitar al régimen.

La Asamblea Nacional (AN) ha jugado un papel fundamental en alertar a la comunidad  internacional sobre la crítica situación que vivimos los venezolanos. Esta vez se trató de una gira por Europa que es clave para alinear las fuerzas mundiales a favor del cambio en Venezuela.

Lilian no

Originalmente la gira la realizaría el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, y la activista de derechos humanos (DD.HH.) y esposa de Leopoldo López. Pero se le prohibió su salida de Venezuela, asunto que los gobiernos europeos repudiaron.  Freddy Guevara primer vicepresidente de AN sustituyó a Lilian.

Primera parada

En la primera parada se entrevistaron con  el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, quien inicialmente apenas salido de su campaña electoral había guardado cierta distancia sobre el tema, pero en su primer discurso sobre política exterior, días antes de recibir a los venezolanos, calificó al régimen como una “dictadura”, siendo el primer presidente europeo en hacerlo. Y se sorprendió de “… cómo algunos han podido ser tan complacientes con el régimen que se está instaurando en Venezuela…y que intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante”.

El comunicado oficial del Palais de l’Élysée sobre la reunión, luego de condenar la represión y enfatizar su compromiso con el restablecimiento de la democracia,  señala que, a falta de una señal positiva del régimen  “Francia está dispuesta a entablar una reflexión europea con miras a adoptar medidas dirigidas a los responsables de esta situación”. Sobre el tema de la crisis humanitaria se comprometió a ‘…continuar con los esfuerzos actuales para que la ayuda humanitaria pueda ser brindada a los venezolanos”.

Para el Senado galo y la Asamblea Nacional francesa la AN es “la única asamblea depositaria de la legitimidad democrática en Venezuela” y entre ellos se creó un Comité Interparlamentario para velar por la democracia.

España

El canciller español Alfonso Dastis, insistió en el apoyo de España a una solución pacífica y democrática, y en la liberación de todos los presos políticos. En un comunicado se indicó que “ante el progresivo empeoramiento de la situación en Venezuela, el gobierno español está presionando… para la adopción de medidas restrictivas, individuales y selectivas, que no perjudiquen a la población venezolana”, esto dentro de la UE y en conjunción con países latinoamericanos.

Luego de la reunión con el presidente español, Mariano Rajoy, un comunicado de La Moncloa expresó que “España no reconoce la asunción de competencias legislativas por la Asamblea constituyente (ANC) y considera a la AN, …, como la depositaria exclusiva del Poder Legislativo en Venezuela”. Y garantiza que seguirá trabajando con sus socios europeos e iberoamericanos para lograr ese objetivo y aboga por la apertura de un canal humanitario para Venezuela.

La poderosa canciller

Alemania ha venido siguiendo la situación Venezolana y emitió varios señalamientos muy críticos. En cuanto a la ilegal ANC ha dicho que su elección fue realizada “bajo un clima de violencia” y “sin las debidas garantías democráticas de libertad ni confidencialidad del voto” lo que solo  sirve para “dividir aún más el país” así como “debilitar y desprestigiar las instituciones democráticas legítimamente elegidas”. Ha condenado “la decisión de la ANC de atribuirse las facultades legislativas de la AN” por tratarse de  “un paso más en la anulación sistemática del orden democrático y constitucional en Venezuela”.

En la reunión con el Secretario de Estado, Walter Linder, éste aseguró  que “la AN legítima representada por Borges y Guevara es la única que reconocemos” y recalcó  que “el nivel de injusticia en Venezuela es tan grande que no podemos cerrar los ojos”. Luego que la comisión se reuniese con la Canciller  Ángela Merkel, el Bundesregierung emitió un comunicado en el cual “asegura al pueblo venezolano y a todas las fuerzas democráticas apoyo en la búsqueda de una solución pacífica y constructiva del conflicto. Para ello no descarta posibles sanciones de la UE”. A este respecto Linder indicó que moverían  a la Unión Europea (UE) y a la Organización de Naciones Unidas.

Theresa May

Las reuniones con Duncan y May ratificaron estas posiciones y enfatizaron el firme apoyo del Reino Unido a la democracia y a los DD.HH. del pueblo venezolano. May reafirmó su “inquebrantable apoyo a la AN como institución democrática” así como su gobierno “continuará trabajando con sus aliados internacionales para presionar a las autoridades para que reduzcan la tensión en Venezuela e impidan que el país se aleje más de la democracia”.

Para “10 Downing Street” la ilegítima ANC “no representa la voluntad del pueblo venezolano”. Venezuela está en una lista de países que deben ser monitoreados por violaciones a  los DD.HH. y a la democracia. Pero según sus críticos,  la Primer Ministro Theresa May no ha mostrado acciones concretas. Para al diario londinense The Guardian esto se debe a que los británicos siguen vendiendo armas al régimen. Para la líder del partido Liberal Demócrata, Jo Swinson, “los conservadores han señalado acertadamente la importancia de apoyar los DD.HH. y la democracia en Venezuela. Sin embargo… en los últimos dos años, el gobierno conservador ha seguido vendiendo equipo de seguridad a Venezuela”.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, es abiertamente pro chavista, pero entre sus filas hay muchos que no lo son, Graham Jones, entre ellos, quien pide “acciones tangibles” en defensa de la “democracia” y los “DD.HH.” y exige que su gobierno “lidere el camino hacia la imposición de sanciones a individuos en el Gobierno venezolano responsables de tráfico de drogas, violaciones de derechos humanos y rupturas del orden democrático”.

En todo caso, Sir Alan Duncan, ministro de Asuntos Exteriores para las Américas, ha considerado “absolutamente correctas” las sanciones financieras de Trump y más recientemente dijo que se encuentran trabajando para implementar sanciones en la ONU y la UE.

Lo que se espera

El número de gobiernos que explícitamente no reconocen la ilegítima ANC ni sus decisiones, viene cerrando un círculo. Pero más allá,  las declaraciones de estos gobiernos apuntan a que la UE  (y el Reino Unido) podría unirse como un todo a la lista de países occidentales que han decidido implementar algún tipo de sanciones contra el régimen de Maduro y contra los altos funcionarios inmersos en violaciones de DD.HH. o corrupción.  Ya el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha anunciado que la UE debe “tomar medidas contra el régimen” de Venezuela. Tajani, se ha sumado a la Declaración de Lima y ha pedido la suspensión de la cumbre entre la UE  y Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), prevista para el próximo octubre en El Salvador.

Mientras esto sucedía, la Cancillería criolla cancelaba la intervención de Maduro en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas  y emitía sendas notas de protestas a los gobiernos que recibieron a esa comisión. Anotando que eso era un irrespeto a la democracia venezolana. Quizás, al igual como lo hizo Costa Rica, esos países pudieran preguntarse ¿cuál democracia?

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES