Venezuela y su economía “zombie”

Los venezolanos apenas pueden retirar al día 15 mil bolívares diarios, que corresponden a 0,90 dólares a tasa libre o 4,35 a tasa Dicom que es limitada.

El desplome del valor del bolívar continúa y es impulsado por el propio oficialismo. La tasa de cambio en el Dicom fue elevada en esta última semana. La banda tope llegó a 3.445 bolívares, siendo esto un aumento del valor del dólar en bolívares, de 15,99% contra el último precio registrado de 2.970 bolívares. Con este incremento, el Ejecutivo, desde el año 2013, acumula una variación de la tasa de cambio oficial, al alza de 80.016%, desde 4,30 bolívares a 3.445 bolívares.

La subida es más acelerada en la cotización de las asignaciones que hace el Ejecutivo, que en el mismo mercado paralelo de divisas, en el que se registra un alza en bolívares de 26.513%, que va de 62 bolívares a 16.500 bolívares, según el marcador Dolar Today, pero de 18.650%, que va desde 62 bolívares a 11.625 bolívares, según los precios de las casas de cambio en Cúcuta. De acuerdo al economista Asdrúbal Oliveros se trata de una variación al alza del precio del dólar y no de una devaluación de tales proporciones del bolívar.

Para el economista Ángel García Banch, depende de cómo se la vea, si es de bolívares a dólares (VEF/USD) o de dólares a bolívares (USD/VEF). El desplome del bolívar en dólares en el caso del precio oficial, ha caído en 800,16 veces, lo que implica que lo que costaba en 2013 un bolívar, ahora requiere de 800,16 bolívares, mientras que en el mercado no oficial, el ajuste es menor pues se tiene una caída de 265,13 veces según el precio de Dólar Today y una de 186,50 veces, según la tasa de las casas de cambio de Colombia.

Según el economista Alexander Guerrero, el marcador del precio del dólar paralelo es el más cercano a la realidad. Este señala que el precio que determina al dólar en esos mercados, es considerado lo más cercano a un mercado libre y permite establecer la paridad de poder de compra del bolívar (PPP), produciendo un sistema de arbitraje, ya que a pesar de que el Ejecutivo realiza operaciones a precio oficial, y cada vez se necesitan más bolívares para obtener la misma cantidad de dólares en las asignaciones del Dicom, Guerrero plantea que de allí sólo puede obtenerse distorsiones en el momento de realizar cálculos de tipo econométrico, ya que el control de precios altera todo.

En todo caso, la realidad la sufren los usuarios y es que al momento de realizar una compra de bienes en Venezuela, indistintamente de la teoría económica y su sustento académico según cada escuela, el impacto en los bolsillos es fuerte.

La subida de precios del dólar en Venezuela, en el mercado libre o en el sistema controlado por el gobierno así como la caída del valor del bolívar ha desatado la peor inflación del planeta, estimada entre 530% hasta 1.350% para 2017. El venezolano sufre escasez de bienes y servicios, caída del poder de compra, con efectos sociales terribles como la escasez de medicamentos, vacunas, mortalidad infantil, muertes por mengua en hospitales, protestas callejeras, olas de saqueos, presos políticos, represión con centenares de muertos, escasez de comida, combustibles y gas doméstico, desplome de la calidad de los servicios públicos tanto el agua como la electricidad.

Lo último es la crisis de dinero efectivo en el sistema monetario, los bancos sólo pueden pagar 15 mil bolívares diarios por taquilla. Si se calcula a la tasa de cambio libre, el desmadre económico de Venezuela es tal, que los usuarios, apenas pueden retirar 0,90 dólares por día, lo que dice mucho de la “muerte” del sistema de pagos o de una especie de “economía zombie”, está “muerta” pero de alguna manera todavía “anda”.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES