Press "Enter" to skip to content

Madurismo inició su desquite contra chavistas críticos

Saltándose a la torera lo que establece la Constitución vigente de 1999, el régimen de Nicolás Maduro inició esta semana su persecución contra los llamados chavistas críticos o democráticos, con la sola intención de encarcelarlos. Los dardos de la venganza apuntaron primero al diputado Germán Ferrer, esposo de la fiscal Luisa Ortega Díaz.

Era predecible: el régimen de Nicolás Maduro más temprano que tarde le iba a pasar factura a aquellos chavistas relevantes en el plano político que han expresado con contundencia su rechazo a la ruptura del hilo constitucional desde finales de marzo de este año.

Amparado en una fraudulenta asamblea nacional constituyente, un espurio fiscal general y saltándose a la torera lo que establece la Constitución vigente de 1999, se ordenó el miércoles la privación inmediata de libertad del diputado a la Asamblea Nacional (AN) Germán Ferrer, para luego proceder a allanar la residencia donde habita con su esposa, la fiscal general Luisa Ortega Díaz.

Ese día, Tarek William Saab, cuestionado fiscal general de la República designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), informó de la privación inmediata de libertad en su residencia del diputado Ferrer. Lo hizo después que Diosdado Cabello denunciara la existencia de una «red de extorsión que operaba desde el Ministerio Público».

William Saab dijo que se presume que Ferrer dirigía una banda de extorsión que abrió cuentas bancarias en el Banco (UBS), en Bahamas, por el orden de un millón de dólares, en conjunto con el fiscal Pedro Lupera. Ante ello, solicitó a la ANC el allanamiento de la inmunidad parlamentaria del diputado y designó a dos fiscales para que investiguen los supuestos delitos de corrupción, extorsión, asociación para delinquir y legitimación de capitales realizados por el diputado oficialista. Mostró además, en rueda de prensa, seis documentos presuntamente «originales».

Ricardo Ríos, politólogo, analista  y director de la consultora Poder y Estrategia, destacó en el espacio La Entrevista con Vladimir Villegas, por Unión Radio, que la declaración hecha por Tareck William Saab, sobre el diputado Germán Ferrer fue condenatoria,  sin haberle hecho un juicio. «Lo están usando para aplicar una política general para perseguir a los corruptos y ladrones, independientemente de si robó o no robó», destacó.

Ferrer, por su parte, rechazó todo tipo de acusaciones en su contra.

«Qué indignación. Como es posible ser tan cínico y mentiroso un personaje como Tarek William. Mostrando firmas que no he hecho de documentos que no resisten la más mínima prueba. Reto a que comparen lo que él presenta con una firma original mía para desenmascararlo por inmoral», expresó.

Y este jueves se anunció la decisión de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre el procedimiento que se debe seguir ante las acusaciones contra el diputado Germán Ferrer, la cual fue declarar procedente la orden de captura solicitada por Tareck William Saab.

En una sesión extraordinaria, la plenaria del TSJ estudió el informe que Saab presentó y determinó la responsabilidad de Ferrer, por haber incurrido «de manera permanente» en los delitos de corrupción propia, enriquecimiento, legitimación de capitales y asociación y extorsión.

Allanada residencia de la fiscal

En horas de la tarde del miércoles, la fiscal Luisa Ortega Díaz denunció en su cuenta de Twitter que efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) allanaron su residencia ubicada en La Florida, Caracas. De allí sustrajeron sus computadores, como se informó.

Ortega Díaz señaló que se trata de una «venganza de este Gobierno por luchar contra el totalitarismo que existe en Venezuela».

A través de la misma red social los usuarios reportaron con imágenes la presencia de numerosas patrullas en las afueras y alrededores del condominio.

Luego en la noche, el politólogo Nícmer Evans, del grupo de chavistas democráticos, denunció que el Sebin acudió a su residencia preguntándole sobre Ferrer.

«La fascista operación ‘tun tun’ acaba de tocar a mi puerta: cinco patrullas, una ambulancia y 15 funcionarios del Sebin, para preguntarme por el diputado Ferrer», escribió en Twitter.

Nulo procedimiento contra Ferrer

Frente a toda esta situación no faltó el pronunciamiento de la Asamblea Nacional.

El diputado Julio Borges sentenció en nombre del parlamento que se declara nulo el procedimiento en contra del diputado Germán Ferrer. El presidente de la AN recordó que sólo reconocen la Constitución de 1999 y que todas las decisiones de la asamblea constituyente fraudulenta son nulas.

«La Asamblea Nacional deja claro que todos estos pasos son nulos, son contrarios a la Constitución porque no pueden someter o condicionar al diputado Germán Ferrer. Todo parlamentario posee inmunidad que solo puede ser levantada por la AN».

Borges anunció que solicitarán medidas de protección a la  Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para todos los diputados del Parlamento.

«Estamos activando a todos los parlamentos de la región para que haya un repudio inmediato a lo que significa en este momento seguir destruyendo, no al parlamento solamente, sino a la voluntad de 14 millones de venezolanos que son los únicos que pueden dirigir el destino democrático del país», manifestó Borges.

El politólogo Ricardo Ríos, resaltó sobre estos hechos que la Asamblea Nacional Constituyente está muy interesada en hacer desaparecer cualquier otro esquema de gobierno en Venezuela y que no le reconocía su legalidad.

«Todas las acciones que están ocurriendo son de hecho y no de derecho y en consecuencia acumulan un expediente grande de violaciones a la constitución y hay que irlas anotando», manifestó en su entrevista en Unión Radio.

Lo que viene

Estas tropelías no son una novedad en los regímenes de corte totalitario de izquierda, aunque el de Maduro es otra cosa, pero dice pertenecer a ese lado. Sucedió con los disidentes de la Unión Soviética (URSS), por mostrar sus desacuerdos con las políticas de su gobierno y protestaron activamente contra ellas por medios no violentos. A pesar de ello, sufrieron represalias como el hostigamiento, la persecución y hasta el encarcelamiento, acciones ejecutadas por la KGB (Comité para la Seguridad del Estado) o la NKVD (Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos).

En Cuba tenemos el emblemático caso del poeta Heberto Padilla, quien al principio apoyó al régimen de Fidel Castro, pero al convertirse en un crítico de la Revolución, terminó encarcelado.

Con base en este contexto histórico, lamentablemente, todo apunta que lo que viene es más persecución y más venganza en contra de los que integran al chavismo democrático, personas cuyo único «delito» ha sido dar un paso al frente en defensa de la constitución y la democracia venezolana.

Twitter: @Alconde

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.