Sin información del general Baduel a seis días de su desaparición

Margareth Baduel, hija del general del Ejército, Raúl Isaías Baduel, en entrevista para El Nuevo País denunció este sábado que ya son cuatro días los que han pasado sin tener ningún tipo de información del General. “Desde el martes 8 de agosto que se lo llevaron no hemos tenido fe de vida de el… no nos quieren dar una respuesta , pero ya van para cuatro días que no sabemos nada de nuestro papá”, indicó.

Desde el mismo momento en que se enteraron que salió de su lugar de reclusión en Ramo Verde, desconocen su paradero y estado de salud.  La hija de Baduel afirmó que ya han acudido a todos los sitios donde podría estar recluido, sin embargo, no logran ningún tipo de información sobre su paradero.  “Hemos ido a la  Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) ellos nos dicen que no lo tienen… nadie nos dice nada…Ya hemos ido a todos los sitios a donde podría estar, hasta el Sebin, y nadie nos dice nada. En los tribunales no existe una orden formal de traslado”.

La hija del general acotó que, hasta el momento, han seguido el debido procedimiento a nivel legal. “Ya a nivel legal se ha hecho lo que se debe, pero bien sabemos que aquí no existe estado de derecho, ahora bien la violación de los derechos humanos no prescriben, pero seguiremos denunciando, seguiremos denunciando hasta que ellos den una fe de vida de nuestro padre, porque es algo inexplicable que ellos no nos digan donde lo tienen y como lo tienen si lo están ocultando por alguna razón es”.

Con respecto a la posibilidad de fuga por parte del general Baduel, señaló que “eso solo son rumores, nosotros tenemos certezas de que el Dgcim fue quien se lo llevó… cómo es que existe un rumor de fuga si mi papá está custodiado por ellos. Entonces es solo eso, rumores”.

Por otra parte, sobre la breve detención que sufrió junto a su hermano y uno de los abogados del general Baduel, indicó que ellos habían acudido a Fuerte Tiuna porque habían sido informados que ahí habían unan  oficinas de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y fueron a preguntar por el general Baduel.

Margareth señaló que luego de consultar sobre el paradero de su padre, estuvieron rodeados cerca de media hora por un gran número de militares armados, quienes apuntaban al carro. Al lugar se presentó el general Chourio, quien solo estuvo presente realizando algunas llamadas.

“Nos mandaron a bajar del carro, estaba el montón de militares armados, sacándonos fotos, sacando todo. El general Chourio lo único que hacía era hacer llamadas… nosotros preguntamos que por qué estaba pasando eso y bueno ellos decían que eso era una zona de seguridad, que no podíamos estar allí, cosa que es falso porque en Fuerte Tiuna entra todo el mundo”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES