El panorama se complica y tiende a que haya dos Estados

El panorama político se complica a medida que muchos vislumbran el final de un proceso que llevó a la miseria a uno de los países petroleros mejor ubicado en el mundo.

El discurso oficialista insiste en mentiras insostenibles y promesas que no detienen el deterioro económico de más venezolanos cada día. Es inocultable que después de la consulta popular del 16 de Julio, el gobierno de Nicolás Maduro luce más disminuido, dentro y fuera del país.

Sin embargo, como dijo la prensa española de ayer jueves: “El presidente venezolano desoye los llamamientos de la comunidad internacional e ignora el mensaje lanzado por las fuerzas opositoras en la movilización masiva del pasado domingo. Nicolás Maduro no está dispuesto a renunciar a las elecciones de una Asamblea Nacional Constituyente convocadas para el día 30 a pesar de la petición de millones de ciudadanos, chavistas desencantados con la deriva del régimen y las amenazas de sanciones de Estados Unidos. El sucesor de Hugo Chávez se atrinchera en el poder y desafía a todas las voces críticas”.

Entretanto, las protestas se mantienen. La Asamblea Nacional (AN), la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y otros factores declararon la Hora Cero y comenzó el proceso de cumplir las tres decisiones aprobadas el domingo pasado por más 7 millones de venezolanos hastiados del proyecto chavista y su amenaza de anular la Asamblea Nacional, el Ministerio Público y todo aquel que exija transparencia administrativa y rechace el desastre económico provocado por la cúpula gubernamental.

El martes y el miércoles hubo trancazos espontáneos en Caracas y el resto del país. A las 6:00 de la mañana del jueves comenzó un paro cívico nacional de 24 horas y este viernes se conocerán los nombres de los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). El miércoles, los transportistas adelantaron el paro en reclamo de una tarifa de 300 bolívares para mantener sus unidades y ante el engaño reiterado del gobierno en facilitar la adquisición de repuestos y cumplir con el pago al gremio por el subsidio estudiantil.

La MUD dio una idea de lo masivo y rotundo de la expresión soberana de los venezolanos en la jornada histórica del domingo, comparando que en apenas 2.020 centros y con tan adversas condiciones, se logró una manifestación de voluntades muy superior a las obtenidas en elecciones nacionales con más de 14 mil centros y todas las medidas de seguridad pertinentes.

La MUD dejó claro: el régimen debe saber que “nosotros, todos nosotros, no vamos a permitir que la destrucción de Venezuela se concrete. El fraude constituyente no resuelve la crisis social ni contribuye con la paz del país. Por el contrario, es la garantía de eternizar su ejercicio de la violencia de Estado y el padecimiento social que hoy sufrimos. La gran mayoría del pueblo de Venezuela quiere vivir en paz y por eso clama por un cambio.

El miércoles, se dio el primer paso para avanzar en la conformación del Gobierno de Unión Nacional, con la firma del documento por parte de todos los factores políticos de la democracia, unidos, preparados y listos para la conformación de un Gobierno en acatamiento al mandato popular recibido el domingo.

 El diputado a la AN, Henry Ramos Allup, fue encargado de leer el documento titulado “Compromiso unitario para la gobernabilidad” que afirma: “el cambio político no solo es indetenible sino inminente” para dar paso a un gobierno comprometido con diversos temas de interés nacional, entre ellos: “justicia social como prioridad; atención a la crisis humanitaria; un plan efectivo de ataque a la inseguridad, violencia y delincuencia desatada; la depuración y saneamiento de los cuerpos policiales, incluida la Guardia Nacional (GN); desarme y desarticulación de grupos paramilitares armados por el régimen”.

El documento resalta que en el próximo gobierno ningún partido político que conforma la Unidad Democrática admitirá la “hegemonía en el gabinete Ejecutivo”, ya que el candidato (a) será elegido a través del tradicional mecanismo de comicios conocido como primarias.

Aseveró que el siguiente “Presidente(a) renunciará de manera inmediata a la reelección” y “será de naturaleza civil”, como está dispuesto en la Constitución de la República de Venezuela. Además se comprometen en hacer cumplir el artículo 328 de la misma, con la finalidad de rescatar la honorabilidad, autonomía e institucionalidad de la Fuerza Armada Nacional (FAN) que ha sido desprestigiada por los intereses personales del partido del régimen de Nicolás Maduro (PSUV)”.

Agrega que “la Unidad Democrática reitera su compromiso sagrado de respetar a quienes piensen políticamente distinto (…) Nunca habrá retaliación, discriminación o persecución a quienes militen en organizaciones políticas distintas a las que conformarán el próximo gobierno de unión nacional”.

Por último, se insta a la población a adherirse a este acuerdo unitario, el cual será el manual que permitirá la restitución del orden constitucional y la reconstrucción del país.

El documento está firmado por las organizaciones que constituyen la MUD:  Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Voluntad Popular, Movimiento Progresista de Venezuela, Causa R, Avanzada Progresista, Alianza Bravo Pueblo, Vente Venezuela, Proyecto Venezuela, Cuentas Claras, Gente Emergente, Convergencia, Unparve, Fuerza del Cambio, NOE, Visión Venezuela, Movimiento Republicano, Fuerza Liberal, Moverse y Va Palante.

Algunas contradicciones

Al igual que a lo interno del gobierno, en la oposición también surgen contradicciones que son aprovechadas por la cúpula que encabeza el presidente Nicolás Maduro para intentar mantenerse en el poder.

Después de 18 años insultando al imperio norteamericano y acusándolo de todos los males provocados por los errores del gobierno en materia económica, de pronto el presidente firma un contrato con una empresa petrolera norteamericana, mima a esos empresarios y muestra sus deseos de tener buenas relaciones con el gobierno norteamericano. A los pocos días reacciona bruscamente contra ese gobierno porque no acepta las intenciones de una dictadura en Venezuela y manda a revisar sus relaciones diplomáticas. Esa es una de las miles de contradicciones en el día a día del gobierno venezolano.

En la oposición, por su parte, no todos los sectores opuestos al gobierno aceptaron el paro cívico nacional ni los trancazos espontáneos por considerar que hacen juego a las estrategias del gobierno. Los disidentes del chavismo se sienten excluidos del acuerdo.

Varios especialistas advirtieron que aunque todo lo que está haciendo la AN es legal, a partir de este viernes podemos llegar a ser un país con dos Estados, dos tribunales supremos, una Fiscal de un lado y una Vicefiscal del otro, lo que complicará lo que ya es un caos institucional. Lamentablemente, las fuerza armadas, actualmente divididas, serán el fiel de la balanza o las cosas pasarán a depender de una intervención de organismos internacionales o una potencia extranjera. La corrupción y el narcotráfico pueden ser una excusa internacional contra el régimen. La Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya recibió la denuncia de senadores de Colombia y Chile contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por presuntos crímenes como tortura y segregación.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES