La revolución destruyó Venezuela

La revolución destruyó Venezuela. No hay seguridad. No hay comida. No hay medicinas y el futuro es oscuro. Los ciudadanos civiles ya no apoyan al régimen y este lo sabe, por eso se niega a someterse a una consulta electoral pues la perderá. Las encuestas dan un porcentaje de 80% a favor de  la Oposición y apenas 15% favorable al régimen, con una tendencia acelerada hacia abajo, por eso impidieron el Revocatorio que era una consulta al pueblo.

Sin respaldo de los ciudadanos civiles, quienes mantienen en el Poder al régimen son los militares de profesión. Siendo así cabe preguntarse si no es contradictorio que los militares mantengan en el Poder a un ciudadano que el Soberano rechaza, porque destruyó al país. La fuerza  militar tiene sentido cuando opera para libertar a la Patria, pero no cuando se usa para someter a ciudadanos también venezolanos.

Venezuela primero. Los intereses políticos después. La fuerza al servicio de la libertad y nunca la libertad para servir  a la esclavitud de la Patria y sus ciudadanos. Maduro sigue en el cargo no porque tenga apoyo popular sino militar. Popularidad no tiene. Por eso  no quiere  elecciones. Si los militares le retiran su apoyo se cae.

 La revolución promovió a una minoría que ahora se beneficia, tanto del Poder político como del Poder  económico. Riqueza para unos pocos y pobreza para la mayoría de los ciudadanos es ahora eso que llaman revolución. Cuba ya está de regreso de la revolución y Venezuela repetiría complacida sus años de vida democrática, pues su cultura política tiene vacunado al pueblo contra la maligna revolución que tiene la capacidad para destruir a las Instituciones políticas y la economía de un país. Opera como una bomba atómica porque lo destruye todo. Venezuela quiere salir de esto, por eso el temor de Maduro a ser contado electoralmente porque sabe que la derrota es segura.

El régimen cubano ya despertó  y el régimen venezolano  vive una pesadilla tan fuerte que está  a punto de despertar. Y es que el hombre-ciudadano nació para ser libre y no esclavo. Caso de la Unión Soviética, China y más cercano Cuba. Un régimen comunista siempre se termina después de haber  destruido el país, por eso la nación queda inmunizada para toda la vida. Es la pastilla roja que después de fracasar en el intento de asesinar a la sociedad termina dejándola  inmunizada para siempre.

alenri@gmail.com

No Comments Yet

Comments are closed

NUESTRAS REDES