Press "Enter" to skip to content

“Habemonos”

Para sorpresa de todos, incluido el cuerpo diplomático, los organismos internacionales y en especial el MERCOSUR, a pocos días del “día de los inocentes”, la ocupante de la Casa Amarilla en su cuenta Twitter informó que Venezuela entregó la presidencia pro témpore del Mercosur a Argentina, tras finalizar su gestión en el organismo. “Habemonos” aquí a la espera del informe de gestión, diría el Sancho, al caballero de la Mancha, un lugar cuyo nombre nunca quiso acordarse, pero que bien pudiera ser el País de las Maravillas, no el de Alicia, el fabulado de Lewis Carrol, genio de la literatura del absurdo, sino el de Delcy.

Ante tan desconcertante twitter, nos adelantaremos a construir y revisar la agenda internacional de este año. En el plano bilateral encontramos las relaciones con Colombia. Santos seguramente (una vez alcanzada la Paz con las FARC y el ELN) revisará las relaciones con su viejo amigo. Temas como el contrabando, la gasolina y Dólar Cúcuta serán parte de esa revisión. Con los EE.UU, la llegada de Trump abre un periodo de incertidumbre. Donald ha dicho que no se propone arreglar el mundo, pero también ha demostrado ser perro de pocas pulgas, por lo cual el Sr. Maduro tendrá que moderar su lenguaje y desplantes contra  el imperio. Un tema caliente es Guyana. El saliente Secretario General de la ONU dejó un ultimátum al anunciar que si para fines de este año no se ha logrado «un avance significativo» por la disputa del Esequibo, el caso será llevado ante la (CIJ). Esta decisión, que obligará al gobierno a aceptar o no su competencia, considerando que nunca se ha aceptado -ni expresa ni tácita, ni formal, ni informalmente la jurisdicción del alto tribunal.

En lo multilateral, la agenda es más complicada con temas como la Democracia por la Carta Democrática y al Protocolo de Ushuaia; de derechos humanos a las 599 peticiones en trámite entre 2006-2015 ante la CIDH; en el MERCOSUR por no internalizar su normativa como el ACE (18) y el Acuerdo de Residencia; y en materia de inversiones enfrentar las multimillonarias demandas ante el CIADI: (institución del BM, establecida para el arreglo de disputas entre gobiernos por una parte y nacionales en materia de inversiones, incluyendo empresas multinacionales. En estos momentos, Venezuela ocupa el primer lugar en cuanto a demandas donde de las 42 demandas presentadas, en 16 de ellas ha sido condenada a la indemnización de la contraparte, lo cual convierte la Casa Amarilla en la Casa de los errores diplomáticos.