Las cucarachas del Papa

     Si el castrochavismo tiene similitud con algún otro movimiento político latinoamericano de nuestro tiempo, es con el peronismo. Y el peronismo fue el caldo dentro del cual Jorge Bergoglio se crió y desarrolló sus talentos hasta llegar a Papa. Por todo esto podría suponerse que para el Papa Francisco el castrochavismo no tiene misterios.

     Mas he aquí que el castrochavismo es el peronismo del país donde las cucarachas vuelan. Lo último que podía esperar el Papa era que ese peronismo, en formal rueda de prensa y por boca de su representante mayor en el fulano diálogo, le acuse de representar los intereses políticos de la derecha, sobre todo después que fue Bergoglio quien contuvo el impulso que la oposición venezolana llevaba en diciembre, rumbo a un alzamiento popular alimentado por la arrechera de las más miserables navidades de que los venezolanos tienen memoria. Total, que el Santo Padre ha quedado mal con todo el mundo, porque en la Oposición todavía no entendemos por qué nos paró el trote.

    Jorge Bergoglio es un político de los que se resbalan en lo seco y se paran en lo mojado. Su carrera ha sido de éxitos. Pero en el país de las cucarachas voladoras como que se le trancó el serrucho.

No Comments Yet

Comments are closed

NUESTRAS REDES