Esperando a Trump

Hay la falsa percepción de que el Gobierno gana porque no cae, cuando la única certeza es que inexorablemente caerá. Para entonces Venezuela estará definitivamente arruinada, pero eso no es problema de Maduro y Diosdado, cuyo destino está pensado en algún otro sitio.

    La Oposición no está en capacidad de retar a los fusiles de Padrino y el Gobierno tampoco lo está de derrotar al hambre. La solución es responsabilidad de quienes nos desarmaron. El Papa como que piensa hacerse el sueco y Trump no está comprometido con lo que haya dicho Obama. Pero a Trump le interesa reactivar el campo de negocios que es Venezuela. En cuanto al método, por el equipo que ha reclutado se diría que no procederá con la cortesía de Obama. Pudiera conquistar la posición y dejar a Europa con un palmo de narices.

     Cualquiera sea la solución, vendrá de afuera. Es el destino de los pueblos que no saben cuidar su soberanía.

No Comments Yet

Comments are closed

NUESTRAS REDES