Press "Enter" to skip to content

Vaticano apoya llamado de la Iglesia venezolana a rebelarse

El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas instó a los obispos del país a leer en todas las misas del pasado 1 de enero, una homilía en la que animaba a los venezolanos a no dejarse intimidar y “erradicar la dictadura de forma pacífica”. Este movimiento de la iglesia venezolana ha sido apoyado por el Vaticano, según información publicada por el diario ABC de España.

De acuerdo al medio español, los sacerdotes venezolanos fueron instruidos para desmentir en las misas la propaganda chavista sobre la supuesta “guerra económica”. Es así como Urosa en su homilía, hizo referencia a una “situación real de dictadura”, instando a los venezolanos a “poner todo su empeño y acción en frenar la marcha de la dictadura y erradicarla por la vía democrática, en sana paz, por la vía pacífica”.

Esa misma línea fue secundada por los obispos en cada rincón del país, quienes resaltaron que el “sufrimiento de millones de venezolanos que reclaman al Gobierno de Maduro la necesidad de resolver la gravísima crisis alimentaria y de medicamentos”.

En el texto, la iglesia católica venezolana respaldada por el Vaticano también hace hincapié en el “cuestionado” diálogo entre el gobierno nacional y la oposición. “Independientemente del futuro de ese diálogo, que debía haber aportado soluciones a la severa crisis actual, debemos tener presente que el pueblo exige la paz, seguridad personal y convivencia social, y condiciones que permitan trabajar y vivir en tranquilidad”, reza parte de la homilía, que exige la participación de todos los sectores.

Igualmente, se resalta el mensaje del Papa Francisco de la “convivencia pacífica y no violenta en la familia y en las comunidades”, pidiendo también que se “castigue la delincuencia que causa tanto dolor, pero evitando y sancionando los inaceptables abusos cometidos por funcionarios de cuerpos de seguridad del Estado”.

A finales del año 2016, representantes del Vaticano y el Papa Francisco, monseñor Claudio María Celli y el Nuncio Apostólico, Aldo Giordano participaron como mediadores en el diálogo entre el gobierno y dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), del cual se establecieron acuerdos como la liberación de presos políticos, el cual no ha sido cumplido a cabalidad.

Pese a que en las últimas semanas han figurado liberaciones de varios presos políticos, como la del excandidato Manuel Rosales y el editor del grupo editorial Sexto Poder, Leocenis García, permanecen aún tras las rejas 126 presos políticos en Venezuela.

Ante ello, el Vaticano y el arzobispo de Caracas han reclamado en reiteradas ocasiones la liberación de los “presos por hechos conexos con actividades políticas”. Asimismo, consideran que es el Gobierno y el Poder Judicial los encargados de los instrumentos legales y constitucionales para poner en libertad inmediata a la mayoría de esos ciudadanos.