Delsa Solórzano: Una Venezuela de progreso, es el país que quiero para mi hijo Pedro

Por.- Raiza Vargas

Delsa Jennifer Solórzano Bernal, es especialista en Ciencias Penales y Criminológicas, egresada de la Universidad Central de Venezuela y es activista de Derechos Humanos. Más allá de su extenso currículum su mayor logro y admiración es por su hijo de 12 años: Pedro, para quien lucha todos los días una Venezuela con progreso.

La fuerza, seriedad y rigidez que demuestra Delsa Solórzano solo puede ser “derretida” ante la gran emoción que siente al hablar de su hijo. De inmediato, sus ojos se humedecen de solo nombrarlo.

Foto: Cortesía.

Yo quiero dejarle a mi hijo dos cosas aparte de su educación, que es fundamental. Quiero para Pedro: País y orgullo de su apellido, más nada. ¿Qué quiero para él? Su nación, su venezolanidad. Yo decidí parir en Venezuela y no en el exterior como mucha gente hacia antes. Mi hijo nació aquí con mi nacionalidad, con mi olor, con mi Ávila y mi venezolanito merece tener nación, tener país y estar orgulloso de su apellido. Por eso el tema de la honestidad es fundamental. La corrupción hay que sacarla de raíz, ser radical, eso es ser radical, cambiar de raíz las cosas. No es ver que te lanzo a ti para que yo crezca por encima de ti, es sacar de raíz las cosas. Hay que sacar de raíz los males de la tiranía del narcotráfico, con la corrupción que tiene al pueblo pasando hambre. Logrando eso yo estaré orgullosa de haber parido un hijo en Venezuela que estará orgulloso de su apellido y no se va a avergonzar nunca de ser Izquiel Solórzano”, manifestó.

Dentro de los roles que cumple como política, diputada defensora de Derechos Humanos, madre y esposa, Delsa Solórzano asegura que es clave el apoyo de su familia: Su esposo y su hijo nada más.

Foto: Cortesía

Hacer política para las mujeres es difícil. Yo tengo familia, un esposo y un hijo, un hogar que atender, nosotros somos solo los tres. Me llamas a las 5 de la mañana y estoy fregando o planchándole el uniforme a Pedrito para que se vaya a la escuela o haciendo la arepita para el desayuno, cuando hay harina pan. Evidentemente sin apoyo familiar no es posible hacer lo que yo hago, porque de algo me celan en mi casa es de mi amor por Venezuela que es irracional y me sobrepasa”, relata.

Precisamente, la diputada a la Asamblea Nacional trabaja como dice “como un burrito todo el día para levantar a la Asamblea, atender a la gente y lo seguiremos haciendo. Yo no he sido diputada toda la vida, tenemos tres años en el ejercicio del cargo y tenemos toda la vida luchando por los derechos humanos. Yo no necesito un cargo para trabajar. Yo lo que necesito son ganas para trabajar y lo vamos hacer en colectivo con el gran equipo que me acompaña en Encuentro Ciudadano”, dice.

Lea también: Delsa Solórzano: Maduro debe desalojar Miraflores y la FAN puede hacerlo con apego a la Constitución

Tras su salida de  Un Nuevo Tiempo cabe preguntarse si Delsa Solórzano sigue teniendo las convicciones socialdemócratas que la ha acompañado a lo largo de su carrera.

“Encuentro Ciudadano es un movimiento de Derechos Humanos. Nosotros somos un movimiento de centro. En estos días estaban distribuyendo unas fotos que decían que yo era socialista. Eso debió haber sido hace más de 20 años cuando yo era dirigente estudiantil. Es chévere que se sepa de dónde viene uno pero, como dijo Teodoro Petkoff, solo los idiotas no cambian de opinión. Pero también dijo alguien que quien no es comunista a los 20 no tiene corazón y si lo sigue siendo a los 30 no tiene cerebro. pues yo tengo cerebro y en Encuentro Ciudadano nos están acompañando gente de distintos sectores ideológicos”, explica.

“¿Cómo me veo yo?” se pregunta Delsa Solórzano. “Como un ser  unificador. No solamente yo sino todo un equipo de trabajo que me acompaña y nuestro rol es unificador. Yo siento que los liderazgos no se autodecretan. En este momento del país evidentemente no solo hemos acumulado fuerza sino afecto de la gente. Si eso se considera liderazgo y si el hecho de que haya una enorme cantidad de persona valiosísima con liderazgo propio o particulares que yo admiro y que hayan decidido acompañarnos en este sueño y todo eso representa liderazgo, pues me veo en una posición de líder”.

Recorrer cada rincón de Venezuela

Ante la crisis por la cual atraviesa Venezuela, la coordinadora nacional de Encuentro Ciudadano confía que su movimiento aportará un gran grano de arena para reencontrar el camino democrático, porque al recorrer el país asegura que se da cuenta que hay muchos ciudadanos que necesitan ser escuchados y ayudados.

“Necesitan orientación. Tenemos un equipo extraordinario de salud en el movimiento que está dedicado a construir políticas públicas y eso es uno de los principales problemas que aqueja al ciudadano, al igual que el tema económico, y obviamente todo pasa por el tema de Derechos Humanos. En cualquier comunidad se requiere asesoría jurídica. La madre que siente que le están violando el derecho a la educación de su hijo porque no hay transporte en la comunidad y no tiene cómo llevarlo a la escuela, la mujer maltratada que el marido la golpea y no tiene a dónde acudir. Eso somos nosotros en Encuentro Ciudadano: personas que estamos dispuestas a apoyar y orientar a la gente”, precisó.

Lea también: Delsa Solórzano: Encuentro Ciudadano no viene a romper la Unidad, sino a fortalecerla y construirla (+Vídeo)

Reiteró que su “movimiento es un movimiento ciudadano para echarle pichón ,que vino a decirle al país que usted no necesita ser millonario para hacer política, usted lo que necesita es ganas y liderazgo y saber que este país lo necesita, que este país nos necesita a todos por igual”.

Solórzano, aprovecha para aclarar que su meta es “lograr que Venezuela sea libre y que cada venezolano pueda decir tengo derechos, los ejerzo y todos me los respetan”.

Según la diputada, para salir de la crisis venezolana es clave reconocer que el modelo rentista le ha hecho daño al país. “Si nosotros seguimos pensando que somos ricos porque a cada uno de nosotros nos toca nuestra gota de oro negro y el Estado tiene la obligación de llevarnos a la casa nuestra gota de oro negro, no vamos a progresar. Para progresar necesitas darle a las personas la principal riqueza que es la educación (…) Esas herramientas tenemos que dárselas al ciudadano. Tenemos que promover la libre empresa, lograr un Estado empresario, tenemos que tener un Estado que esté al servicio de los ciudadanos para que el ciudadano progrese y con garantías el empresario pueda producir”, manifestó.

Plan de Gobierno

Salir de Nicolás Maduro se logra, a juicio de Solórzano, fortaleciendo el cambio político con un buen Plan de Gobierno. “Así todo se va a resolver”. Es por ello que Encuentro Ciudadano considera importante tomar en cuenta iniciativas como las de la Cámara de la Construcción y la de Conindustria. Su programa “Hacia la Venezuela industrializada” está articulado con expertos internacionales que ya cuentan con un diagnóstico de lo que hay que hacer a corto, medio y largo plazo para tener una Venezuela industrializada, no monoproductora.

“La Cámara venezolana de la Construcción, que además ha hecho un proyecto de Ley, una Ley marco que tiene carácter de ley orgánica, un proyecto marco que contiene tres elementos esenciales para el progreso de la nación, al igual que Conseturismo que está trabajando un plan esencial para organizar el turismo más allá de la infraestructura. Es decir con un Plan de Infraestructura en materia de turismo, plan de obras públicas, y plan de construcción de vivienda que promete entre dos y doce años producir más de dos millones 600 mil empleos, solamente en el sector construcción, pasas de un país de personas que están esclavizadas por el Estado, que pretende que tenga que vivir todo el mundo de la caja Clap, a un país de propietarios. Yo quiero un país de propietarios, donde seas propietario de tu casa, de tus bienes, pero también de tu pensamiento, de tu cuerpo y de ti mismo”, afirma.

Más allá de este plan de propietarios hay que trabajar en la división social y hasta familiar que se ha dado en Venezuela. La propia Delsa Solórzano ha pasado por esta tras la separación de su padre César por razones políticas.

“Hay que predicar con el ejemplo. No puedes tener a una persona que está en Miraflores, que lo usurpa, que no es presidente, que es un usurpador, y el que antes estaba en el cargo, que desde Miraflores empezaba ´María Isabel te voy a dar lo tuyo o Delsa te odio´. O como tú ves ese pasquín que graban con el dinero de los venezolanos que se supone que es mío, tuyo, que se paga con los reales de todos los venezolanos que es un canal de odiadores. Así no es que construyes una nación. Hay niñitos que crecen y lo que ven es odio. La responsabilidad y la formación principalmente es del hogar, pero el Estado también tiene una responsabilidad. Lo primero es el ejemplo, luego el tema de la concientización y de la formación”, asegura.

En ese sentido expresó que “cuando recorremos Venezuela, le decimos a la gente que tenemos que unirnos y encontrarnos, pero también con reconciliación y reconocimiento porque el otro existe. Al ir a los sectores populares vemos que la situación es distinta (…) Nos hemos unido en la adversidad, ya desde el punto de vista que no importa si el vecino es oposición o chavista a la hora de conseguir una medicina para su familia, para el que está enfermo. Es decir, hay en los sectores populares un ánimo de reconciliación fundamental que a mí me tiene entusiasmada”.

“Soy claramente de oposición al régimen de Maduro, pero no soy oposición a los venezolanos, a las base, al país que está pasando hambre y necesidad. Ese país se tiene que unir y nosotros desde Encuentro Ciudadano estamos dispuestos a ser la plataforma de unidad que este país necesita”, enfatizó

Por último, Delsa Solózano reiteró que “mi mensaje a mis hermanos que nos vamos a ver el día de mañana en el Frente Amplio es que tenemos que caminar juntos hacia el cambio político, hacia el progreso de Venezuela y también hacia el reconocimiento y la reconciliación nacional. Así todo lo podemos lograr”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES