Eduardo Nassin Castillo: “España no escapa a la ola de las nuevas narrativas que se están construyendo internacionalmente”

El panorama político español se está reconfigurando. Desde hace tres o cuatro años ya no estamos frente a un bipartidismo izquierda-derecha, sino que cada vez más España está nadando entre las aguas de un multó-partidismo que le hace las cosas más difíciles a los partidos tradicionales, pero que ofrece más opciones a los ciudadanos. Para comprender mejor lo que ocurre en este sentido, hemos conversado en exclusiva con el sociólogo, analista y consultor político Eduardo Nassin Castillo, profesor universitario venezolano radicado en España y muy conocedor de este tema.

“Lo que estamos viendo en España es esta reconfiguración del mapa político en el que partidos que tradicionalmente estaban muy fuertes han perdido fuelle completamente. Para el PSOE la caída propiamente se empezó a producir en el 2011 y aunque recientemente con la vuelta al poder ha encontrado un nuevo aire que le permite encabezar la mayoría de las encuestas, sigue estando muy lejos de la intención de voto y de la representación política de lo que era el PSOE en su mejor momento. Lo mismo ha empezado a suceder con el PP a raíz de las elecciones de 2015, donde por primera vez en muchísimo tiempo perdió un voto importante; recordemos que el PP era el partido que gozaba generalmente de la mayor cantidad de voto fiel elección tras elección, y a partir de 2015 esto se ha empezado a matizar porque ha aparecido un rival por el espacio de la centro-derecha que en este caso es C’s, y recientemente ha re-aparecido -porque se había fundado para las elecciones europeas de 2014- VOX, que le compite en un voto un poco más conservador, más a la derecha pero que también resta sobre todo a raíz de la forma en la que se distribuyen los escaños en la democracia, en el Parlamentarismo español”, aseguró el analista y sociólogo.

España siempre ha sido un país que se posiciona usualmente hacia la centro-izquierda, esto hace que el PSOE haya gozado durante muchísimo tiempo de importantes votaciones que le permitían siempre tener la mayor cantidad de votos nominales y también la mayor cantidad de diputados.¿Qué es lo que sucede? Demográficamente, para España es importante que partidos como C’s y VOX hayan aparecido, porque están cambiando el balance político no solamente de cómo se definen ideológicamente sino de cómo terminan votando, por qué lo digo; porque la sumatoria total de los votos de C’s, el PP y VOX, probablemente va a alcanzar un porcentaje mucho mayor al 45% – 46%, que era el techo de la derecha española, pero que por el sistema electoral español no necesariamente garantiza que obtengan la mayoría suficiente para gobernar. Entonces, hay un giro no necesariamente de autopercepción del ciudadano, pero sí de los que están votando”, dijo.

“Las agendas además de estos tres partidos hasta cierto punto están coincidiendo, y la pelea parece ser quién va a ser el primer partido de la derecha, y aquí están peleándose sobre todo C`s y el PP. Lo que pase en Andalucía mañana va terminar decidiendo, al menos en la percepción de los ciudadanos, quién va a ser la cabeza de las derechas en España. No hay que sorprenderse si VOX consigue alcanzar incluso un grupo parlamentario que le permitiría agarrar un mayor nivel de exposición mediática de lo que ha tenido (…) Pasamos de un bipartidismo imperfecto -donde el PSOE y el PP se alternaban los Gobiernos- a este multipartidismo de cuatro partidos, muy imperfecto, donde hay una relación casi pareja de las intenciones de voto que obviamente se van a dirimir cuando vengan las elecciones, pero que no permiten saber que no coaliciones va poder gobernar de ahora en adelante”, enfatizó.

Los puntos de encuentro de PP, C´s y VOX

Castillo defiende la tesis de que los tres partidos en disputa por la derecha española, tienen puntos de encuentro sobre los que se podría trabajar una pseudo alianza electoral o política para ganar terreno sobre la izquierda: “Efectivamente para C`s y para el PP la agenda siempre ha sido económica, incluso se asociaba que el Gobierno del PP llegaba en un momento en el que se necesitaba mejorar la economía. Este comentario se ha ido perdiendo en detrimento de otras alternativas como ahora C`s y VOX, pero en este mundo en el que vivimos hoy, donde se habla mucho del tema de inmigración, en el que por ejemplo el salario real de los trabajadores en el mundo desarrollado se ha estancado, favorece el discurso que victimiza a las personas locales frente a las nuevas oleadas de personas que llegan con otras culturas, y es algo que está sucediendo sobre todo en países más avanzados como Escandinavia, Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia y eso está favoreciendo a partidos más a la derecha o de corte más xenófobo; y España no escapa a la ola de las nuevas narrativas que se están construyendo internacionalmente. Entonces para VOX, por ejemplo, les cae como agua de mayo el hecho de que los españoles perciban cada vez más con preocupación el tema de la inmigración, el tema de la delincuencia, temas que se apoyan entre sí porque el silogismo se construye prácticamente solo. Hay un aumento de los índices delictivos, los salarios no se elevan, la economía se está relentizando y es más fácil identificar una persona ajena a lo que es el común fenotipico de los ciudadanos. Esto favorece muchísimo este nuevo discurso y por eso VOX a capitalizado mucho el apoyo de ciertos sectores que antes se entregaban completamente al PP, pero también no hay que desdeñar el tema económico, la forma en la que VOX le habla a los pequeños contribuyentes que generalmente en España son muy vapuleados, también a las personas que viven en las afueras de las ciudades que han tenido que migrar de las ciudades para encontrar soluciones habitacionales más accesibles por los salarios estancados, y ahí ha capitalizado bien VOX”, aseguró.

“El tema económico generalmente repercute no ya en gente muy educada sino en estratos más bajos, en obreros decepcionados del discurso y la retórica de la socialdemocracia y de los socialismos que se vendían como los grandes defensores de los trabajadores y realmente no han redundado en una mejora perceptible en la calidad de vida de estos grupos. Ya para el PP esto es una situación difícil, porque está compitiendo con un partido que le muerde votos en la derecha y centro derecha. En cuanto a visibilidad, para algunas personas quizás que no se molestan en revisar programas y demás, puede ser hasta una alegría para ciertos sectores del PP que aparezca una opción que luzca más radical que el PP, porque eso les podría permitir reunir de nuevo votantes del centro derecha que no se identifican con el discurso anti inmigración o de mayor centralismo en el estado. Y para C`s lo que sucede es que se ha visto desplazado también de cierto discurso españolista, orgulloso de la bandera que reclama para sí los símbolos que durante mucho tiempo se rechazan por parte de los españoles, pero también compite en temas económicos, de inmigración y de la centralización del estado con el PP, con VOX”, explicó.

La polémica de la centralización

Uno de los temas que, según este analista, generan más debate últimamente, es la centralización. “Las primeras reclamaciones de centralización, de mayor centralización, las hizo C`s hace unos años; ya las había hecho UPyD pero no tuvo capitalización electoralmente porque no le dio tiempo porque hace algunos años se vieron los discursos de C`s en Cataluña, de que había que retomar la educación como un eje central del estado y eliminar competencias a la comunidad catalana. Entonces ahora VOX lo ha llevado a un nivel nacional, a un nivel en el que toda la educación debe centralizarse en el estado, debe ser controlada por el estado central y no ya como suele suceder con sanidad y con educación, de que las comunidades autónomas que gozan de un estatuto autonómico, pueden tener ciertas prerrogativas al momento de elaborar los planes de estudio. Ahora, con el PP lo que sucede con el discurso es que están alimentándose de las líneas narrativas que está publicitando VOX; por eso no es casualidad que el PP en la vocería de Pablo Casado pero también el las vocerías de otros líderes ya de segunda fila, hablen ya de recuperar la educación como prerrogativa del Estado central español”.

Un poco de historia

Para poder entender lo que ocurre actualmente en la política Española, hay que remontarse un poco a la historia, algo que Nassin Castillo sabe hacer muy bien y esto es los eu nos ha resumido de la historia de los partidos políticos en España: “Hoy en día vamos en un escenario inédito en que por lo menos desde 1982, cuando Felipe González obtuvo la mayoría absoluta de 202 diputados que nunca se había repetido y difícilmente se vuelva a repetir, la derecha está dividida de nuevo. En aquel momento fue la caída de la UCD que era el partido que gobernaba hasta entonces, primero con Adolfo Suárez y luego con Calvo Sotelo, posteriormente ese partido se fragmenta, surgen distintas organizaciones: Alianza Popular que ya estaba presente con Manuel Fraga, pero también se empieza a dividir en otros partidos. Posteriormente, hay todo un proceso durante los años 80 que conlleva a la refundación del centro derecha en un partido gigante que terminó siendo el PP que aglomeró a todos estos grupos para permitirse tener opción de poder real, porque hasta entonces el partido mayoritario que era Alianza Popular alcanzaba siempre los 110 diputados que se le denominaba “el techo de Fraga”. Este proceso de reunificación de la derecha le permitió acceder al poder en 1996, luego le permitió una mayoría absoluta en el año 2000 y nuevamente en 2011 tras varias derrotas frente al PSOE de Zapatero, en 2011 tiene una mayoría absoluta”, aseguró. El resto ya lo conocemos mejor.

Es decir, asegura Castillo, “Pasamos de un bipartidismo imperfecto donde el PSOE y el PP se alternaban los Gobiernos, a este multipartidismo de cuatro partidos, muy imperfecto, donde hay una relación casi pareja de las intenciones de voto que obviamente se van a dirimir cuando vengan las elecciones, pero que no permiten saber que no coaliciones va poder gobernar de ahora en adelante”.

Breve mensaje de la perspectiva a futuro

Finalmente y ya a modo de resumen, Castillo ha concluido: “Se está redefiniendo el campo; va a ser esencial ver si similar a lo que sucede en países como Francia y Alemania, este partido (VOX) consigue capitalizar votantes que tradicionalmente se identificaban a la izquierda, muchos antisistema, pero también muchos trabajadores abandonados por el discurso histórico, y avanzamos hacia lo que está pasando en los países más avanzados que es la polarización entre ejes de izquierda – derecha, sino que es la polarización entre economía cerrada, economía abierta, la centralización del Estado, o la inmigración y la no inmigración, servicios públicos para ciudadanos o servicios públicos en general; eso que se trata de dibujar entre globalización y proteccionismo; pero también va a ser esencial saber si VOX logra generar ese mismo fenómeno que se logra en eso países donde los votantes tradicionales, los históricos, los obreros tradicionales, trabajadores del campo y demás que solían identificarse aquí en España sobre todo con el PSOE, se van migrando progresivamente a un partido que parece de extrema derecha, pero que les habla de sus problemas; mientras que las izquierdas tradicionales están hablando de unos temas más sofisticados, más para electores más preparados para las clases medias que no son un campo único y que no se van en bloque con ellos, entonces lo resumiría de esta manera: se está redibujando el campo”.

Lorena Arraiz Rodríguez

Founder&CEO LaEstrategiCom. Consultora Política y Comunicacional en Iberoamérica. Especialista en Análisis de Discurso y Diseño de Campañas Electorales. Periodista. Máster en Ciencia Política.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES