PDVSA se acabó

Según las cifras y fechas de vencimientos : “PDVSA se acabó”

 

Por Juan Fernández.

Continua el precio del crudo a la baja durante la semana, las razones que los analistas del mercado están dando para explicar el resultado del precio se concentran en un aumento de la oferta de crudo que a su vez ha generado la aparición del llamado “glut” de oferta, a pesar de la reducción de la producción de Irán y la caída sostenida de la producción venezolana. Ese “exceso de oferta” se ve reflejado en parte a través de la acumulación de inventarios en los EEUU, que para la semana del 23 se estima por parte del API tendrá un incremento de 3,45 millones de barriles. Según el reporte del Departamento de Energía, los inventarios se encontraban un 6% por encima del promedio de los 5 años.

También, las expectativas sobre el desempeño de la economía global son consideradas. La economía global está afectada por la disputa entre los EEUU y China sobre el comercio internacional. Un factor que también es clave para el mercado, fue la decisión de la administración Trump sobre los “waivers”, para permitir el suministro iraní a sus clientes más importantes, de manera que las expectativas creadas en el mercado de futuros las cuales proyectaban un precio del crudo en los US$100 por barril se desvanecieron.

Por último, el cambio estructural del mercado petrolero por el aumento de la producción interna de los EEUU que alcanzó ya los 11,7 millones de bpd de producción, una variable que no estaba en el mercado como un exportador, y que además conjuntamente con Rusia y Arabia Saudí, ofertan practicamente el 33% del crudo al mercado, y de allí la geopolítica está jugando un rol importante para el mercado petrolero.

No obstante, el mercado espera la reunión de los primeros días de diciembre de la OPEP y sus aliados. Las informaciones indican reuniones previas entre los rusos y los saudís, para tener avanzado un acuerdo al respecto. Según análisis de Commerzbank, una reducción significativa de parte de la OPEP y sus aliados NO-OPEP se necesita para rebalancear el mercado petrolero el año que viene y asegurarse que los inventarios no continúen creciendo más.

Probablemente conversaciones al margen de la reunión del G-20 de este fin de semana se podrían dar en Caracas, donde el rango de reducción se estima entre 1 millón a 1,5 millones de bpd. Por otro lado, el mercado está muy atento a la reunión del G20 este fin de semana en Argentina, sobre todo por lo relacionado con China y los EEUU sobre comercio internacional. Pero también aspectos como la actual situación en Ucrania por la posición de Rusia, y la continuación de sanciones de los EEUU a Rusia, así como lo relacionado con Arabia Saudí por el asesinato del periodista Jamal Kahshoggi.

Por otro lado, la Comisión Europea propone el año 2050 como fecha para que las emisiones de gases de efecto invernadero desaparezcan en Europa. Esto significa como lo reflejan las diferentes agencias de noticias, dejar de utilizar combustibles fósiles, es decir petróleo y gas. La Comisión plantea que el 80% de la generación de electricidad provenga de energías renovables, y quiere estructurar todo un marco fiscal que actúe para desincentivar a los combustibles fósiles. También es de consideración, que como Europa es un importador de petróleo y gas, razón de su dependencia energética, esta medida estaría orientada a la autosuficiencia energética dejando de importar combustibles fósiles.

La industria automotriz es un factor clave para alcanzar la meta propuesta por la Comisión Europea, la cual se enmarca dentro del Acuerdo de Paris sobre el cambio climático. En este sentido hay varias posibilidades en la oferta vehicular en cuanto al uso de combustibles alternativos, como por ejemplo el uso de electricidad, biocombustibles, hidrógeno e híbridos. El transporte pesado es el gran reto de la industria. Prácticamente toda la industria automotriz desde ya, se prepara para la reconversión de sus plantas para manufacturar vehículos amigables con el medio ambiente, utilizando inclusive alianzas con las grandes petroleras.

Sin duda, esto es un mensaje muy claro para Venezuela, ya que nos indica como la ventana de oportunidad está cambiando en el negocio petrolero y de allí la importancia en cuanto a diversificar la economía y no seguir viviendo de la ilusión creada por la supuesta revolución en cuanto a las reservas de petróleo más grandes del mundo.

La gravedad de la situación de PDVSA, es notoria y evidente, cuando inclusive los llamados socios de la supuesta revolución como China y Rusia, reclaman por la falta de pago a las obligaciones adquiridas. Inclusive hasta el B/T Pilin León está en astillero varado por falta de pago, limitando aun más las operaciones de PDVSA.

Durante la semana pasada Reuters destacó la visita de Igor Sechim a Venezuela, quien de acuerdo a sus fuentes vino a reclamar el cumplimiento de pagos y entregas de crudo. De hecho se conoció còmo Sechim, Presidente de Rosneft y persona muy allegada a Putin, mostró el incumplimiento cuando solo ha honrado el pago del 40% de sus compromisos, es decir ha entregado unos 177 mil bpd de un compromiso de 440 mil bpd. Pero además, la falta de cumplimiento de entregas de crudo afecta a la triangulación efectuada por Rosneft con el crudo venezolano cuyo destino es la India, generando penalidades adicionales a la petrolera rusa, por la obligación de suministro con sus clientes.

En nuestra opinión, además, como es conocido Rosneft tiene el colateral de las acciones de CITGO como garantía, y dada la situación presentada con Cristallex de subastar las acciones de CITGO, esto obligó a PDVSA a buscar un acuerdo de pago con la minera Canadiense por US$1.400 millones para pagar la compensación otorgada por el arbitraje, producto de la expropiación de sus actividades en Venezuela. En efecto, PDVSA realizó un pago inicial de US$425 millones en papeles de deuda soberana y de PDVSA, para el saldo de la deuda con fecha limite en 2021. Por otro lado Cristallex exige un colateral antes del 10 de enero 2019. Esta fecha es representativa de la situación política interna del país, en relación al “nuevo periodo presidencial”, pues en principio si la Comunidad internacional no reconoce las elecciones como válidas, el nuevo periodo en consecuencia tampoco y por ello la fecha límite para otorgar y aceptar la garantía colateral al acuerdo de pago. En consecuencia de lo anterior, se puede asumir que la visita de Rosneft también incluyó la demanda interpuesta por Cristallex y el acuerdo realizado, pues su garantía estuvo a punto también de perderse.

PDVSA por no tener capacidad de caja, no cumple con sus obligaciones en el tiempo exigido, hace pagos parciales y selectivos, con lo cual evidentemente el riesgo de incumplimiento es alto. Bajo este esquema están los pagos de la deuda con China, Rusia, y ahora se les sumarán los de Conoco, Cristallex, más las cuentas por pagar comerciales, proveedores, etc.

A lo anterior, se le suma la crítica situación de los Jubilados de PDVSA, quienes vienen reclamando el abono de los intereses generados por inversiones en bonos petroleros. Los Jubilados se han declarado en emergencia para ejercer presión a PDVSA para que les paguen.

En conclusión, con las proyecciones sobre la caída de la producción de PDVSA por debajo de 1 millón de bpd estimada por el mercado, con un precio del crudo en baja, y sumando obligaciones adicionales para pagar, resulta obvio bajo este escenario como el incumplimiento será una realidad en cuanto a PDVSA y sus obligaciones. Es decir, PDVSA se acabó.

@JFernandeznupa

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES