Un café con… Fernando Gerbasi

“La diplomacia venezolana en democracia” es el más reciente libro publicado por el ex-embajador Fernando Gerbasi, quien ha decidido hacer una recopilación de algunos de los acontecimientos más importantes de la diplomacia venezolana desde 1958 hasta 1998. Para conocer más sobre este libro y tener de primera mano el agudo análisis de Gerbasi.

“El libro obedece intencionalmente a rescatar la memoria de lo que fue nuestra diplomacia en democracia, que por cierto fue sumamente efectiva y fue reconocida a nivel nacional, regional e incluso a nivel mundial. Y me baso en hechos importantes que marcaron hitos pequeños o grandes en nuestra diplomacia y aquí escriben 17 autores. Por ejemplo, María Teresa Romero nos habla de la doctrina Betancourt, que la conocemos bien, pero ¿cuál ha sido la influencia de la doctrina Betancourt en la Carta Democrática Interamericana o en las últimas decisiones que se han venido tomando en relación con nuestro país? Todo eso lo explica ella ahí. O Maruja Tarre que nos habla de la construcción de la OPEP, que ella conoce muy bien pero que incluso su padre fue el primer representante de Venezuela ante la OPEP y eso derivó en que la primera gran decisión que se toma allí tiene que ver con los trabajadores petroleros y eso la gente lo sabe poco”, ha asegurado el diplomático.

Ningún país ha recibido tanta atención internacional como Venezuela

Gerbasi ha explicado que la respuesta de la Comunidad Internacional hacia el caso de Venezuela ha sido muy grande, pero no es suficiente porque el régimen venezolano no acepta la ayuda humanitaria. “Ningún país ha recibido tanta atención internacional como Venezuela y no creamos que somos el ombligo del mundo, hay países que están en situaciones peores que la nuestra y hay conflictos sumamente graves, pero ninguno ha recibido tanta atención como la nuestra. En América Latina se ha generado el Grupo de Lima, que son 14 países; han generado sanciones por parte de EEUU, Canadá, México, Colombia y creo que Perú y también están los 28 países de la UE, más algunos que no son de la Unión Europea, como Suiza, que también se ha involucrado sancionando a funcionarios del Gobierno venezolano, ese gobierno que no acepta que haya una crisis humanitaria y por lo tanto no acepta recibir ayuda o cooperación internacional para solventar el hecho de que la gente pasa hambre, no tiene medicinas, carece de agua de electricidad, que la basura no se recoge, etc”, explicó.

“La Comunidad Internacional tiene la mejor de las intenciones para que Venezuela recupere la democracia. Pero es a los venezolanos a quienes nos corresponde, en particular al liderazgo de la oposición venezolana, conversar con esa Comunidad Internacional para conseguir la forma de alcanzar una transición democrática en Venezuela. Así como se dijo que Zapatero era el amigo de la dictadura de Maduro, tengamos nosotros nuestros amigos democráticos (EEUU, Canadá, la Unión Europea, el Grupo de Lima, Suiza) para que nos ayuden a encontrar esta solución. Hablando con ellos podemos establecer una estrategia e incluso ir a una negociación para que se vayan del Gobierno y permitan una transición, pero habrá que negociar en qué condiciones saldrán. Yo creo que ese es el camino y ojalá se lograra una unidad nacional para establecer una ruta para la transición”, aseguró.

Con respecto a la crisis migratoria, Gerbasi ha explicado que es Colombia quien, a su entender, está aplicando la mejor fórmula para sobrellevar esta difícil situación. “La situación venezolana es tan catastrófica, que ha provocado un éxodo, esencialmente a los países vecinos. El país donde más venezolanos hay actualmente es Colombia, pero también hay que decir que muchos de esos venezolanos que hoy llegan a Colombia son también colombianos, porque nosotros hemos tenido una gran migración colombiana. Pero bueno, son venezolanos y Colombia no está preparada para recibir a esos millones de personas que están llegando a través de las fronteras. Para ello, Colombia ha sostenido reuniones internacionales para poder solventar esa situación”, explicó.

Vengo soñando con una idea que es crear una Casa Venezuela en Madrid

Finalmente, el diplomático envió un mensaje a todos los venezolanos. “Lo primero es que cada uno somos testimonio de lo que está ocurriendo en Venezuela y lo que digamos o hagamos, el local va a entender que “son los venezolanos” quien lo están diciendo o haciendo. Lo segundo, es la importancia de insertarnos legalmente en la vida del país al que llegamos. Yo desde hace tiempo vengo soñando con una idea que es crear una Casa Venezuela en Madrid, que pudiera tener luego su réplica en otros lugares de España, para que pueda haber jóvenes abogados que orienten a los venezolanos que lleguen, pero también que sea un lugar de encuentro de los venezolanos. Aquí hay una vida cultural fabulosa de venezolanos, restaurantes, cantantes, artistas, pintores, escritores, y todo eso se pudiera difundir si tuviéramos un lugar de encuentro donde la gente se informara, conviviera y sintiera un pedacito de Venezuela que está aquí en España”, dijo.

“También es esencial que las autoridades españolas adopten medidas para facilitar la vida de los venezolanos que han llegado en los últimos tiempos y que seguirán llegando, para que inserten en el país, que lo hagan como lo han hecho en Colombia y Perú y como lo hicimos nosotros con los españoles en los años 50. Ese sería mi mensaje, que seamos siempre venezolanos, que no nos olvidemos de nuestro país, pero que nos insertemos y respetemos las leyes y las costumbres del país al que llegamos”, finalizó.

Lorena Arraiz Rodríguez

Founder&CEO LaEstrategiCom. Consultora Política y Comunicacional en Iberoamérica. Especialista en Análisis de Discurso y Diseño de Campañas Electorales. Periodista. Máster en Ciencia Política.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES