Diputada Mildred Carrero Paredes: Mérida está hundida en la crisis

“Un problema grave que tenemos son las invasiones en los terrenos, en las fincas que están solas porque tenemos una crisis actual que es la falta de insumos, de transporte y eso pues ha impedido a muchos seguir trabajando en esas fincas”.

====

Foto: Diputada Mildred Carrero

Por Alfredo Conde.

Mildred Yanet Carrero, diputada por el estado Mérida ante la Asamblea Nacional, entrevistada por Zeta, dice que de aquella entidad por excelencia turística y productora no queda nada. Sus problemas son múltiples y afirma que “Mérida está hundida en la crisis y de la peor manera que se pueda imaginar”.

 

Mérida se caracterizó siempre por la gentileza y el calor que ofrecen sus habitantes, pero también por ser uno de los estados insignias de Venezuela en lo referente al turismo y en su aporte al país en la producción de leche y otros rubros del campo. Sin embargo, a lo largo de estos 19 años de “revolución” socialista muchas cosas han cambiado, lamentablemente para mal.

Mildred Carrero Paredes, diputada a la Asamblea Nacional por el estado Mérida, en entrevista para Zeta, presentó una radiografía de la triste realidad que padecen en la actualidad sus habitantes, por lo que afirma que, frente a los múltiples problemas que azotan al estado andino, “Mérida está hundida en la crisis y de la peor manera que se pueda imaginar”.

-Nos han llegado denuncias sobre las invasiones que se están haciendo en toda la entidad de Mérida, por ejemplo, en terrenos, apartamentos, supuestamente de la mano de los concejos comunales. ¿Cómo usted califica esto que está pasando, porque quienes formulan las denuncias son personas del mismo pueblo merideño? ¿Mérida, al parecer tiene problemas de todo tipo?

-Sí, es cierto… Considero que es un abuso de poder porque estas personas que integran los concejos comunales, en teoría, son electos por la gente de la misma comunidad para que los represente, para tener una voz, pero luego atentan contra los que los eligieron. Aún así, todavía algunas personas confían en ellos. Pero hay que verlo desde otro punto de vista, porque estos concejos comunales son constituidos a espalda de algunas personas que defienden sus derechos. En este caso, un problema grave que tenemos son las invasiones en los terrenos, en las fincas que están solas porque tenemos una crisis actual que es la falta de insumos, de transporte y eso pues ha impedido a muchos seguir trabajando en esas fincas. Inciden la falta de personal, la diáspora, porque muchos campesinos se han ido a otros países para buscar empleo y poder mantener a sus familias, porque aquí efectivamente no lo consiguen o el dinero no les alcanza a los que logran un puesto de trabajo por la brutal hiperinflación que vivimos.

-Por otro lado, estamos en crisis con la vialidad, también tenemos el problema de la gasolina que ha afectado los campos, no tenemos para el traslado de los vehículos, el transporte público, para que el personal que trabaja en las tierras se traslade. Y por supuesto, otra problemática que nos preocupa y mucho, son aquellas casas y aquellos apartamentos que han dejado momentáneamente las personas que por necesidad han salido del país para buscar mejor calidad de vida, porque para nadie es un secreto que lamentablemente aquí existe una crisis humanitaria en todos los aspectos, económico, social, político, humano y ese es el problema. En otras palabras, Mérida está hundida en la crisis y de la peor manera que se pueda imaginar.

VIVIENDAS ARREBATADAS

-Apoderarse de una vivienda, de una propiedad privada es un delito grave. ¿Qué argumentos esgrimen para hacerlo?

-Como todos sabemos, los concejos comunales son ley de este régimen, entonces ellos se agarran de ese fundamento legal para tener su personalidad para hacer sus fechorías, porque no tiene otra palabra, y abusan de ese poder que tienen para invadir las viviendas. Son tan pillos que se dan a la tarea de organizarse y hacer como una especie de censo para saber quién se va, quien se queda y así tener un listado de las viviendas que están solas. Son tan pillos que buscan a una persona, a una familia que tiene hijos, que son personas de la tercera edad, y las meten en esas viviendas para apoderarse de ellas.

-Esto innegablemente es un hecho delictivo, eso es apropiación indebida, una cosa verdaderamente atroz. ¿Estas personas actúan en completa impunidad? ¿Qué hacen los cuerpos de seguridad del Estado, la Guardia Nacional Bolivariana?

-Actualmente tengo un caso en el municipio Santos Marquina, que la familia utiliza los recursos de los familiares militares, abogados adeptos al gobierno y los incitan a que invadan, convirtiéndose esto en un delito. Otra cuestión muy grave que está pasando en el estado Mérida es la ausencia de justicia. Tenemos varios tribunales donde no hay jueces. Entonces, dónde buscamos justicia si no tenemos los tribunales adecuados, no tenemos jueces de paz, no tenemos fiscalías que cumplan con su labor de impedir este tipo de problemas, porque incluso la mayoría de los jueces no son capaces de recibir está clase de casos. 

-Es decir, los merideños están en un estado de indefensión total. Nadie puede defenderlos. Se pierden esos terrenos, esos apartamentos porque se los agarra otro ¿Sencillamente esa es la realidad?

-Lamentablemente esa es la realidad, el propietario como no tiene insumos, no tiene personal, se ve en la necesidad de salir del país y deja sus tierras en manos de algunas personas conocidas, pero el concejo comunal aprovecha esa ausencia del propietario.

-¿Cuando se trata por ejemplo de fincas de producción lechera, siembra, etc., me imagino que esas personas que invaden ponen a producir esas tierras o qué es lo que hacen ahí?

-Eso es lo más triste porque ellos la utilizan para vivir, construyen una casa o un rancho en las tierras que están solas y tratan de sembrar pero lo que hacen son unos conucos. La idea es poner a producir este país en grandes extensiones de tierras, lo ideal es que el gobierno invierta en la producción, que haya insumos agrícolas, semillas de calidad. Fíjese que ya no existe lo que anteriormente era Agroisleña (hoy Agropatria, que prácticamente no funciona), una de las instituciones con las que el agricultor estaba confiado. Agroisleña les facilitaba ayuda técnica, semillas, todo de calidad. Se los daban a consignación y luego cuando el agricultor sacaba su cosecha, le pagaba. De eso no queda nada.

-Incluso hay denuncias de corrupción. 

-Totalmente. Yo en lo particular soy agricultora. Siembro cítricos. Tengo mis tierras en el municipio Zea, allí tengo guanábanas, mandarinas, y algunas veces no tengo gasolina para poder limpiar las tierras con la guaraña (desmalezadora) porque en las bombas no venden un litro de gasolina, tampoco tengo personal. Allí es donde las fincas quedan solas y ese es el momento que aprovecha la gente “organizada” para mal de los concejos comunales para invadir las tierras.

-¿La producción agropecuaria del estado en qué porcentaje habrá caído?

-Yo diría que en un 60 o 70% ha caído, especialmente en los productores de leche, los productores de carne, ganado de altura. Ha caído mucho… Lamentablemente cuando el gobierno se llena la boca diciendo que aquí hay producción, que estos señores lo demuestren, que vayan al sitio, a los centros de acopio y verifiquen si es cierto que la producción ha bajado notablemente como le digo.

=======

“Ya no existe lo que anteriormente era Agroisleña, una de las instituciones con las que el agricultor estaba confiado. Agroisleña les facilitaba ayuda técnica, semillas, todo de calidad. Se los daban a consignación y luego cuando el agricultor sacaba su cosecha, le pagaba. De eso no queda nada”.

======

-¿Y la producción de café?

-Las plagas han acabado con lo poquito de producción que hay y la producción que sacamos no sabemos a dónde va, pues uno va a los anaqueles y no encontramos nada de café, nos preguntamos qué pasa con el café, pues bueno: no hay producción.

TURISMO EN EL SUELO

-¿Cómo están los servicios públicos en Mérida, como luz, agua, transporte etc.?

-El sistema eléctrico está pésimo. En varios municipios se va la luz y al no haber luz tampoco hay producción, no se saca la leche y eso afecta lo que es la producción agro productiva. En relación al transporte, está afectado por la falta de gasolina, de cauchos y repuestos en general. Por ello, ahora nos encontramos con las llamadas perreras, que vienen a denigrar al ser humano. Hay personas de la tercera edad que se ven en la necesidad de utilizar estos servicios de transporte de alto riesgo, igual sucede con los niños, porque deben ir a estudiar y las madres no encuentran otra salida sino mandar a sus hijos en este tipo irregular de transporte.

-Imagino que el gas doméstico también brilla por su ausencia.

Tenemos allá una planta y que de llenado y resulta que no hay gas en todo el estado Mérida. Desde la zona del páramo, en la vía panamericana, usted ve las protestas a diario porque no hay gas.

-El estado Mérida se distinguía por ser un estado turístico, ¿Cómo están los parques, la hotelería, esos hospedajes que tenían?

-El hospedaje ha bajado en forma bárbara, más de 70 %. Se ve en las pequeñas posadas, esas posadas de altura y en los grandes hoteles también ha bajado. El venezolano de a pié, el que quiere hacer turismo, tampoco puede, primero por la inseguridad, segundo los hoteles son muy costosos, exclusivos. Lo que realmente ha afectado a las familias merideñas es el turismo de las posadas, las artesanías, todo eso ha bajado.

-Un sitio turístico como el reloj de Beethoven ya no existe y dan vergüenza los pequeños parques por no hacerles mantenimiento. Más bien da pena recibir a los temporadistas porque las calles están sucias, no hay arreglos de las vías, las islas de las avenidas están como un bosque y lamentablemente la basura nos está ahogando.

-Tocó el punto de la inseguridad y al hablar de turismo hay que hablar de la delincuencia ¿Cómo están los índices delictivos en el estado Mérida?

-Como en toda la nación venezolana, en todas partes tenemos delincuencia. Hay un aspecto en esto que hay que denunciar: el gobierno se ha ocupado de armar a los colectivos y estos personajes se sienten como si tuviesen un derecho, un permiso que les da el gobierno para poder cometer sus fechorías.

-Usted se maneja mucho en lo que respecta a la educación ¿Cómo está la deserción escolar, cómo están funcionando las escuelas, el estado y mantenimiento de esos planteles educativos?

-Da tristeza hablar de la educación en Venezuela. Lo señala la Constitución, la educación es uno de los procesos fundamentales para cumplir los fines del Estado. El daño comienza por el cambio a conveniencia del régimen del currículo educativo. Por allí los bachilleres están saliendo muy mal preparados, lo que llaman “títulos vacíos” porque no tienen nada de contenido y el problema es que el bachiller o el liceísta que quiere seguir sus estudios en educación superior, pues lamentablemente se frustran porque no tienen la formación para poder enfrentarse a una educación superior.

-También hay que destacar que muchos educadores se han ido –prosigue Mildred Carrero-, yo invito a la gente del gobierno, al Ministerio de Educación, a todos los funcionarios que tengan que ver con esta materia que hagan las visitas en las diferentes instituciones educativas y verán la ausencia, sobre todo de educadores en la educación media, ves a los muchachos en las calles porque no tienen profesores.

-El sector salud, hospitales, dispensarios, sobre todo en esas aldeas, en las comunidades, anteriormente prestaban un buen servicio, ¿cómo se encuentran ahora?

-En el recorrido que se ha hecho por todo el estado Mérida desde el páramo hasta la panamericana, vemos los ambulatorios con sus carteles que dicen “no hay médico, no hay agua, no hay insumos”. En el hospital, lamentablemente las víctimas vulnerables en este caso son los niños. Ellos no tienen el servicio de las fórmulas lácteas. Hicimos una visita y fue tan triste la situación que ni teteros, no tienen nada, las madres tienen que buscar un envase plástico y una chupa. Eso da vergüenza en un país productor, rico en minerales, da tristeza que nuestros niños se estén muriendo de mengua. Eso es lo que está sucediendo en el estado Mérida.

-Se ha visto entonces –prosigue la parlamentaria merideña- que lo que hay es un gran atraso en Mérida, una población sumida. Pero en el aspecto de lucha sí se ve que hay una notable reacción, informaciones que a veces no llegan a los medios de comunicación social. Eso es otro factor, la poca divulgación de los problemas que existen en Mérida.

-¿Qué cree usted que sería lo prioritario que hay que atacar para darle solución a los graves problemas que confronta el estado?

-Yo sigo con mi tema de la educación porque “un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción”, como decía Bolívar. Definitivamente son palabras que tenemos que poner en práctica. Mérida se caracteriza por ser siempre irreverente, luchadora y siempre va en contra de este sistema. Actualmente tenemos un gobierno regional de la oposición, pero se encuentra con las manos atadas porque todo se lo han secuestrado, el transporte, el sistema de salud, todo… El gobierno siempre ha tratado de vetar todos los recursos para el estado Mérida y en los medios de comunicación que están secuestrados por este régimen no publican las constantes luchas que el pueblo merideño siempre hace. En los páramos hay constantes trancas exigiendo gas, sistema eléctrico, salud y ahora, exigiendo educación de calidad.

-Hablando de educación de calidad. La Universidad de Los Andes, ¿en qué estado se encuentra?

-Me han dicho que se han ido muchos profesores. Todo es una cadena porque si tenemos bachilleres que entran al sistema educativo superior mal preparados, tampoco hay muchos alumnos. La diáspora ha llegado a los profesores especialistas en diferentes materias. La Escuela de Ingeniería que tenía secciones de 60 – 70 alumnos, ahora tiene hasta 5 alumnos por sección. Los especialistas se han ido. Anteriormente para usted optar y entrar a estudiar en la Universidad de Los Andes, tenía que hacer pruebas en diferentes facultades, dependiendo del caso, ahora no. Más bien hay mucha ausencia del estudiantado pero esto a consecuencia del profesor especializado que tiene la necesidad de retirarse del país, dejar su casa, dejar todo. Para nadie es un secreto lo de los salarios que desmejoraron totalmente a los profesionales de la educación superior.

 

Foto: Pese a existir un llenadero de gas en el estado Mérida, las protestas por su escasez se presentan casi a diario en toda la entidad.

 

-Cuando me habla del pueblo de Mérida en el rostro se le ve cierta expresión de dolor por la situación que están pasando. Frente a la muy dura situación que están viviendo los merideños, ¿qué mensaje les daría sobre la lucha que se está haciendo desde la Asamblea Nacional?

-Mi llamado es seguir en pie. Mérida se ha caracterizado por eso. Siempre ha tenido la bandera de la lucha pero el mismo sistema de gobierno de este régimen se ha ocupado de dañar la imagen del luchador político, del líder que lleva la voz del pueblo, utilizando el secuestro de algunos medios de comunicación. Y duele cuando uno va a sus comunidades y cierta persona te señala, te insulta, te menosprecia. Realmente estamos haciendo un trabajo fuerte porque para venir a Caracas desde Mérida siempre me cuesta. No tengo un trabajo fijo, en la Asamblea Nacional no he recibido ni medio todo el tiempo que tengo allí, desde el 2015, de ninguna Comisión de nada. Sigo con estas ganas, este empeño, esta necesidad de ver a mi Venezuela libre, sobre todo ver el estado Mérida pujante de turismo, de su gente trabajadora, de sus muchachos preparándose, de ver a sus madres con sus artesanías, a los agricultores levantarse temprano y ver a sus tierras productivas.

-Desde aquí, desde esta tribuna que es la Asamblea Nacional, me siento llena de fuerza porque veo que todo sí se puede lograr con la unión de todos los gremios. Vamos a unirnos porque los venezolanos nos caracterizamos por ser unidos, sobre todo el andino. Es el momento que volvamos a agarrarnos como familia, tomarnos de la mano y luchar para poner un punto final a este régimen por medio del trabajo, la lucha y el no quedarnos callados.

Twitter: @Alconde

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES