China, Rusia y Turquía auxilian a Maduro

 

 

Por Alex Vallenilla

Cortesía de GETTY IMAGES

En medio de la peor debacle que sufre Venezuela, el régimen madurista logra recortar pagos a China, conseguir algo de dinero con oro y crear sistemas alternos de pagos.

 

El régimen de Nicolás Maduro logra conseguir auxilio financiero de tres frentes en el mundo. En el marco de los movimientos geopolíticos, en el pulso del eje chino-ruso, al que se ha incorporado Turquía, los tres contra Estados Unidos, el madurismo lucha para evadir las sanciones financieras que ha recibido de Occidente y logra rendir algunos recursos de la renta petrolera venezolana que va en caída.

 

La profunda crisis venezolana ha hecho que el Estado esté en quiebra total. Venezuela acumula ya unos 7 mil millones de dólares en deuda externa que no ha pagado, inversionistas extranjeros no pueden comprar o vender bonos venezolanos incluyendo los de Pdvsa, los cargueros de petróleo venezolanos no pueden realizar contratos de seguros internacionales, además se está perdiendo producción petrolera debido a los daños a la industria por falta de inversión y mantenimiento.

China ha dejado de cobrar el envío de petróleo de Venezuela por la deuda de al menos 23 mil millones de dólares del Fondo Chino-Venezolano: se trata de unos 400 mil barriles diarios de petróleo que ahora se le venden a Estados Unidos, único país que paga la factura completa y de contado. Esto ha permitido evitar un colapso mayor, aunque sea una medida temporal puesto que el derrumbe de la producción sigue.

Evasión de sanciones

En la ayuda del gobierno de Rusia, el madurismo instala varios mecanismos para evadir las sanciones norteamericanas. Rusia y China realizan operaciones de pagos mutuos sin utilizar el dólar, sin pasar por el sistema SWIFT, que es norteamericano y esta modalidad se está extendiendo, luego que Japón y China firmaran un convenio para operaciones similares por el orden de 30 mil millones de dólares. Venezuela lo está realizando con Rusia, en el marco de la gesta internacional contra el dólar.

Antes de los cambios económicos aplicados por Nicolás Maduro, éste, en cadena nacional con banqueros venezolanos, los orientó a abrir cuentas de corresponsalía con bancos rusos, tema que ya está adelantado con la instalación de un banco en ese país para tales operaciones, además de la implementación de la criptomoneda petro, con la que buscan intercambiar con el bitcoin y estarían creando un mecanismo para acceder al dólar y otras divisas, sin violar las sanciones norteamericanas. En Venezuela se comercian libremente unos 7 millones de dólares semanales con activos digitales.

Oro ilegal

Con Turquía hay un intercambio con el oro procedente del Arco Minero. Venezuela dejó de refinar oro en Suiza para evitar confiscaciones y ahora lo hace con ese país, un aliado del eje chino-ruso. El gobierno de EEUU hizo advertencias sobre la procedencia del oro de Venezuela, producto de la minería ilegal y con control férreo de militares venezolanos, alegando focos de corrupción y ningún tipo de controles estatales.

La crisis no para

Venezuela atraviesa serias dificultades económicas, la hiperinflación producto de la fuerte escasez de bienes y servicios, la escasez de divisas y la emisión de dinero por el Banco Central de Venezuela (BCV), devasta la economía, lo que ha producido un éxodo masivo de unos 2,5 millones de habitantes a países vecinos.

La caída de la producción petrolera venezolana sigue empeorando y a ello se suma que el precio del petróleo también ha estado retrocediendo en las últimas semanas para llegar a 67 dólares. La caída de los mercados de acciones en el mundo mantiene las alarmas encendidas de una nueva recesión global, lo que también podría hundir más el precio del petróleo, porque luego de la fuerte producción de Rusia y Arabia Saudita, hay previsiones de un desplome a 50 dólares por barril.

La guerra interna

Maduro implementó recientemente medidas económicas para buscar corregir problemas internos, pero hasta ahora sólo ha podido mejorar el flujo de dinero efectivo, luego que en las fronteras el contrabando de gasolina se dejara de realizar con moneda local y se llevara a cabo con pesos colombianos, lo que ha restado demanda del dinero venezolano de parte de los colombianos.

Eliminó los ilícitos cambiarios, aunque esta medida no ha producido un efecto para que el precio del dólar libre no se detenga debido a que no hay oferta del BCV, por la escasez de divisas, además dentro del Ejecutivo se libra una guerra interna por el control de los recursos, entre ellos el sector cambiario que es dominado por la facción chavista radical, la cual se niega a permitir libertades en ese sentido.

Venezuela sufre la peor inflación del planeta, estimada en 1.000.000% para finales de 2018 según el FMI, además de una caída de producción interna de más de 85%, con cierre masivo de unas 500 mil empresas desde 1998 en el marco de la peor crisis política, económica y social, causada por el chavismo. 27/10/2018

/ @alexvallenilla

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES