La Constituyente considera crear otra PDVSA que se llamará Corporación Venezolana de Energía.

Por Juan Fernández.

Una semana con un retroceso en la cotización del crudo en donde el precio consideró el aumento de los niveles de inventario de crudo en los EEUU. Para la semana finalizada el 19 de octubre, según el API éstos se incrementaron en 3,7 millones de bpd, compensando el anuncio del Departamento de Energía sobre una disminución para el 12 de octubre en la producción de los EEUU del orden de los 300 mil bpd, una producción en los EEUU de 10,9 millones de bpd.

 

Por otro lado, el efecto geopolítico de la muerte del periodista Jamal Khashoggi estuvo en la palestra del mercado petrolero. Las declaraciones del Ministro de Petróleo Saudí, Khalid Al-Falih, luego de indicar lo trágico e inaceptable de la muerte del periodista disidente, con el objeto de minimizar el negativo efecto en la opinión publica global, centraron las declaraciones en el mercado, considerando como en 15 días se inicia el periodo para la aplicación de sanciones a Irán, y también considerando la contínua caída de la producción venezolana. Mencionó el ministro la disposición de su país de incrementar hasta 2 millones de bpd adicionales su producción para continuar manteniendo un mercado en equilibrio. Textualmente: “Yo no descartaría que la producción del reino que se ha mantenido entre los 9 a 10 millones de bpd en la pasada década, pueda aumentarse en 1 o 2 millones de bpd”. Esta posición tranquilizó los mercados y minimiza la posibilidad de un embargo petrolero como el ocurrido 1973 del cual se especuló en estos días. Aun cuando obviamente los EEUU y Europa desde aquel evento, se han preparado ante una eventualidad similar con el diseño de las reservas estratégicas y en caso de que las condiciones de suministro sean diferentes.

 

Adicionalmente, el ministro Khalid Al-Falih tiene expectativas sobre el acuerdo OPEP-NOOPEP. Explica la necesidad de su extensión bajo un esquema de monitoreo para ajustar la oferta a la demanda del mercado con flexibilidad. La aspiración del Al-Falih pareciera ser un esquema de largo plazo, manteniendo la participación de Rusia, inclusive mencionó la creación de una secretarlia de los países NO OPEP, para interactuar con la Secretaria General del cartel petrolero para de esta manera tener mecanismos más expeditos en cuanto al seguimiento del mercado.

 

También en relación a Arabia Saudí, se destaca la celebración del Fórum de Inversión en la capital, Rydah, con ausencias de importantes instituciones financieras y de negocios del sector privado así como de representaciones gubernamentales, incluyendo la cancelación de la participación del Secretario del Tesoro Steve Mnuchin. No obstante lo anterior, durante el primer día del foro, se alcanzó la cifra de US$50 mil millones en oportunidades de negocios, muy centradas en la actividad energética de empresas como TOTAL, Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes, entre otras. En el caso de Total, uno de los objetivos es crear una red de estaciones de servicio.

La nula disponibilidad y la falta de caja de PDVSA tienen un seguimiento estrecho en el mercado financiero: debe pagar en los próximos días servicio de la deuda por el orden de US$949 millones en bonos cuyo respaldo es CITGO. De no pagar el servicio de la deuda, CITGO entraría en una situación muy complicada con los acreedores, pero también en el proceso judicial llevado a cabo por Cristallex, para obtener la compensación otorgada por el proceso de arbitraje que esa empresa ganó a la república. Por otro lado en noviembre se acordó cancelarle a CONOCO US$500 millones, un pago parcial para CONOCO levantar todo el proceso legal que afectó a PDVSA en su capacidad de operar y transportar crudo a los mercados internacionales. En PDVSA se asume estarían pagando por parches, es decir dependiendo con la disponibilidad se paga a unos y se deja de pagar a otros. Ese esquema también afecta aquellos que reciben los pagos en crudo, como el caso chino, al dejar de entregarles lo prometido, se estaría haciendo caja para obligaciones de aquellos que exigen el pago en divisas. Sin duda, el riesgo de incumplimiento es alto y el default esperado.

 

También se anunciaron de nuevo cambios en la Junta Directiva de PDVSA, entre ellos; Nelson Ferrer quien pasa a ser Vice-Presidente de Exploración y Producción en sustitución de Miguel Quintana. Rosa Mota, de Presidente de PDVSA a Vicepresidente de la junta directiva de PDVSA a cargo de Gas. En Refinación entra Rodolfo Jiménez en reemplazo de Guillermo Blanco; Fernando de Quintal de Comercio y Suministro pasa a Finanzas. El nombramiento del General de la Guardia Nacional José Rojas será el encargado de Comercio y Suministro, este miembro de la Guardia Nacional ya trabajó con el M/G Quevedo en el Ministerio de la Vivienda. De los nombrados no hay información disponible sobre sus pericias. Estos nombramientos en nuestra opinión no generarán ningún cambio para modificar la crisis de PDVSA.

 

Por último, hay una supuesta intención en la Asamblea Constituyente, cuyo origen es ilegítimo y que sin embargo, sigue haciendo labores de poder legislativo. Ahora pretende la creación de la Corporación Venezolana de Energía. Este nuevo ente sustituiría a PDVSA. Tomando como referencia lo que se ha venido haciendo en el mundo financiero, de separar los activos de los bancos, esto seria como una especie de Banco Bueno y Banco Malo. EL Banco Bueno seria la Corporación Venezolana de Energía, que tendría solo activos y tendría la potestad de asociarse con terceros para la explotación de los recursos petroleros y gasíferos. El Banco Malo seria PDVSA, en donde se concentrarían los pasivos y pérdidas, etc., que gradualmente se irían liquidando hasta desaparecer PDVSA.

 

En consecuencia, de ser cierto el rumor, el M/G Quevedo, tal como hemos dicho en notas anteriores procedería efectivamente a ser el enterrador de PDVSA. No obstante, el supuesto para el mercado financiero, para los socios, acreedores, etc., en la práctica no tendría ninguna utilidad, el nuevo ente o el viejo tendrá que mantener y otorgar las garantías en relación a los deudores, y si pretendería desconocer deudas de PDVSA por el cambio de estructura, el nuevo ente tendrá serias dificultades para operar y hacer negocios. Esto parece más bien otro idea cuya motivación estaría más la de nuevamente montar un aparataje para la corrupción, que para recuperar y aumentar la producción petrolera.

@JFernandeznupa.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES