PDVSA no puede aprovechar aumento del precio, por falta de producción

Por.- Juan Fernández

El mercado petrolero continúa considerando para la formación del precio, si las sanciones a Irán a ser efectivas a partir del próximo mes de noviembre y la caída de la producción de Venezuela, serán factores que afecten la oferta, tomando en cuenta un nivel de inventarios ajustado al promedio de los últimos 5 años. Por lo tanto, los fundamentos del mercado como variación en los inventarios, aumento de la oferta de crudo principalmente por Arabia Saudí y Rusia, serán determinantes en la evolución del precio del crudo para este último tramo del 2018.

Esta semana, Fatih Birol, Director Ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, durante una conferencia en Londres ha indicado que los precios del crudo estarían entrando en la zona roja durante el último trimestre. Los precios del crudo  han aumentado más de US$30 por barril y alcanzan niveles de los US$85 por barril, con un panorama económico de fragilidad. Dice Birol: “Parecería que la energía cara está de vuelta y de vuelta en mal momento para la economía global”, y agrega: “el crecimiento económico global está perdiendo momento, hay importantes problemas monetarios en los mercados emergentes y tensiones comerciales entre los jugadores claves presentes entre nosotros”.

Sobre el efecto de las sanciones a Irán, Birol estima que el suministro petrolero afectado por las sanciones, que se ha reducido ya en 800 mil barriles en este trimestre en comparación con el segundo, hace que nos preparemos en ese contexto, a que el suministro iraní continuará disminuyendo.

En cuanto a Venezuela, otro productor cuya caída de la producción es un hecho, Birol dijo estar esperando  que caiga por debajo de 1 millón de bpd “muy pronto”, del 1,2 millón bpd en el que se encuentra actualmente.

También indicó Birol, que la Agencia no tiene planes para utilizar la liberación de los inventarios de reserva estratégica para complementar la oferta y estabilizar precios del crudo. La liberación de inventarios es utilizada por la AIE cuando existe una interrupción de la oferta y “actualmente no estamos discutiendo el asunto, no está en la mesa, pero la AIE permanece atenta para actuar si es necesario”.

Lea también: El Diario de Jurate: Los tres clavos del ataúd

Para esta semana el America Petroleum Institute (API) estima un aumento en los inventarios de crudo en los EEUU de 9,7 millones de barriles para un total de 410,7 millones de inventarios comerciales, que los analistas esperan tendrán un aumento de 2,6 millones. En consecuencia, lo más probable es observar un ajuste a la baja sobre el precio actual del crudo.

Los datos del Boletín Mensual de la OPEP de octubre sobre la producción de Venezuela, muestran como ésta vuelve a caer en 42 mil bpd durante el mes de septiembre de acuerdo a fuentes independientes. Cuando la fuente es directa, muestra una menor caída de 14 mil bpd. La OPEP aumentó su oferta al mercado en 132 mil bpd.

La data que mes a mes se muestra en los boletines, confirma como Venezuela es incapaz de aumentar su producción y por ende las expectativas y proyecciones del mercado sobre Venezuela, la ubican con una producción por debajo de 1 millón de bpd. Como hemos mencionado en otras oportunidades, estas proyecciones también confirman como la crisis económica del país aumenta el número de personas que en Venezuela caen dentro de la línea de la pobreza.

 

EL FMI en su reporte sobre la situación económica global y por país, señala que la economía global crecerá .2% menos que lo estimado originalmente, a un 3,7%, entre otros factores por la tensión del comercio internacional. No obstante, lo destacado del informe es la economía de Venezuela, cuyos resultados son de los peores que se puedan recordar. Por ejemplo, la hiperinflación está proyectada para el 2018 del 1.370.000%, y para 2019 la cifra es inimaginable: de 10.000.000 %. Palabras textuales del informe: “Se espera que la hiperinflación de Venezuela empeore rápidamente, impulsada por el financiamiento monetario de grandes déficits fiscales y la pérdida de confianza en la moneda”.

La economía de Venezuela, proyecta el FMI, también tendrá una reducción del 5% del PIB en 2018 y para 2019 del 18%. Desde 2015 el tamaño de la economía venezolana se ha reducido alrededor de un 60%. Las políticas económicas fracasadas resultan en la disminución de la producción de bienes y servicios, el sector exportador meramente petrolero viene en caída libre; tal como lo señala el FMI, el régimen se financia a través de emisiones monetarias, y por ende se genera la hiperinflación, la escasez y el desempleo con una tasa de 34% en 2018 que estaría en el orden del 39% en 2019. En consecuencia la solución de la gente es el éxodo a otros países.

En nuestra opinión, estos resultados son parte del diseño de la supuesta revolución, su interés está centrado en la desesperanza, en el control social por medio de la pobreza. ¿Cómo revertir esta lamentablemente situación? Solo se puede mediante un cambio político que restaure la democracia, que genere la confianza y se efectúen los cambios y reformas estructurales.

@Jfernandeznupa

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES