Gobierno italiano amenaza con clausurar al principal grupo editorial

Por.- Eduardo Martínez/ Corresponsal en Italia

La libertad de prensa en Italia ha comenzando a ser amenazada por la dinámica que impone el gobierno del premier Giuseppe Conte, bajo el apoyo de los partidos de la centro-derecha.

En un episodio que ha recibido serias críticas, el ministro del Desarrollo Económico y del Trabajo, Luigi Di Maio, atacó a la prensa con un video colocado en la red social Facebook.

“Afortunadamente, nos hemos vacunado desde hace años de los engaños, de las falsas noticias (fake news) de los periódicos. Y tantos otros ciudadanos se están también vacunando tanto, que muchos periódicos se están muriendo, entre los cuales los del Grupo L’Espresso (Gedi) que, me lamento por los trabajadores. Están incluso por iniciar los procesos de reducción de puestos de trabajo dentro de ellos, porque ya nadie los lee porque cada día se pasan el tiempo alterando la realidad y no diciendo la realidad”, dijo Di Maio en su video.

Estas palabras no fueron la respuesta a una entrevista. Fue un video grabado expresamente por el ministro para dar a conocer lo que piensa.

El ministro Di Maio no es un ministro mas. Es también vice-Premier de Italia, y jefe del Movimiento 5 Stelle, el partido más votado en las elecciones generales del pasado mes de marzo. Cargos que ponen de relevancia la importancia Di Maio, y por lo tanto, resaltan la gravedad del hecho.

Respuesta editorial

El Grupo editorial L´Espresso es un conglomerado que agrupa no menos de 16 diarios italianos y un buen número de revistas semanales, donde los más importantes son los diario La Repubblica y La Stampa, y el semanario L´Espresso.

La circulación de este conjunto de medios impresos supera diariamente los 630 mil ejemplares, y la revista L´Espresso tiene millón y medio de lectores.

Fueron los periodistas del grupo editorial los primeros en responder a las amenazas del ministro Giuseppe Di Maio: “Continuaremos a contar la verdad”.

Por su parte Mario Calabresi, director del diario La Repubblica, publicó este lunes 8 de octubre un editorial en el cual respondió los ataques del vice-premier.

Rebatió Calabresi las apreciaciones del ministro sobre la importancia de los medios del grupo. Señaló que La Repubblica es el segundo diario impreso de Italia, y el líder absoluto en internet.

Lea también: El asesinato de Albán: Un mensaje interno del régimen

Calabresi alertó que “ya sucedió en el pasado que grandes empresas quitaran la publicidad a La Republica por represalias contra investigaciones o artículos incómodos. Sobre el tema tenemos razón y no nos hemos puesto a llorar en público. No lo haremos mucho menos hoy, aunque si el clima está cambiado y comenzamos a sentir frialdad y titubeos en quienes están conscientes que darnos publicidad pudiera crearle problemas”.

“Nos quieren sacar del camino, lo dicen y lo repiten cada vez que tienen ocasión, en público y privado. Con una constancia y una rabia que no tienen precedente, ni siquiera Berlusconi llegó nunca a tanto y La Repubblica con él era bien más dura y crítica en cuanto no sea con los “grillini” (los partidarios del Movimiento 5 Stelle)”.

“Somos un periódico de oposición, es verdad, como lo fuimos durante los gobiernos de Berlusconi o como hemos criticado a Renzi. Somos antagonistas a las ideas de Salvini –el otro vice-Premier en la alianza de gobierno con Di Maio- al pago de aduanas de los comportamientos fascistoides, a la continua caza de los enemigos de turno, sean ellos inmigrantes o la Europa, a la degradación del debate público reducido a esta altura a slogans de bajísimo nivel. En lo que respecta a 5 Stelle lo que nos asusta es la incompetencia. No tiene idea de cómo se gobierna y de las consecuencias de sus acciones”.

El director de La Repubblica le recordó a Di Maio que “no somos un partido, no buscamos el consenso, no vivimos del dinero público” -preguntándose- ¿si alguna vez han pensado que sea Di Maio que Salvini no hayan nunca tenido otro sobre de pago en la vida que no fuera aquella hecha con el sueldo de nuestros impuestos?, y advirtió que están en pié gracias a los lectores que cada mañana compran el diario, ven el sitio web o están abonados.

Finalmente el director Calabresi le señaló al ministro que “Nosotros, lo repito, estamos preocupados, pero no tenemos miedo. Y no podemos buscar otra cosa que hacerlo mejor”.

Reacciones en Italia

Mientras las declaraciones de Di Maio han estado rodeadas de un gran vacío de apoyos, el ataque a la prensa ha despertado la indignación y rechazo de los sectores políticos, editoriales y gremiales.

El ex premier Matteo Renzi (PD) declaró en la red social Facebook que “por meses han insultado, ridiculizado, calumniado a muchos de nosotros. Nos han vertido quintales de fango.  Y todos en silencio a ver la agresión (…) Di Maio y 5 Stelle se sacaron la máscara y ahora son partidarios del cierre de la prensa: un ministro del trabajo que se complace en el licenciamiento, un vice-premier que ataca la libertad de prensa. Nunca visto en Italia. Afuera si, pero no en Italia”.

El Comité de redacción del “Sole 24 Ore” expresó la “solidaridad a los colegas de L´Espresso y del grupo Gedi después de las palabras del vice-premier Luigi Di Maio: acusar a los periódicos de producir porquerías y fake news, pasando el tiempo para alterar la realidad, es –esta si- una narrativa al contrario”.

Por su parte el Comité de Redacción del “Messagero” expresó que “auspiciar la clausura de los periódicos significa  querer cancelar cada forma de pensamiento crítico y de disenso, y es por esto un compartimiento peligroso – todavía más grave porqué es adoptado por  un alto exponente del Gobierno – que democráticamente va contrastado en cada sede”.

También el Comité de Redacción del diario “Fatto Quotidiano” condenó las palabras de Di Maio. Señalaron que “Cuando un diario y sitios de información cierran, declaran la reducción de puestos o son obligados a contratos de solidaridad, se pone en discusión no solo los periodistas y luego la democracia (…) Una información libre y de calidad responde al interés principal de un País al cual no puede ciertamente bastar la propaganda  de quien está en el gobierno”.

En todo caso, en Italia estamos ante un escándalo político de rango constitucional. Di Maio, jefe del principal partido de gobierno, 5 Stelle, ministro del gabinete y vice-premier, abrió las puerta de una posible violación de la Constitución, al atacar de lleno la libertad de prensa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES