Rusos y Maduro burlarán las sanciones de EE.UU. con el Petro

El experimento ruso en Venezuela avanza, implementarán el intercambio de la criptomoneda venezolana en el extranjero utilizando como contraparte otras cripto

 

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Aunque todavía no ha sido puesto en marcha el intercambio del Petro, la criptomoneda con que la administración Maduro busca burlar las sanciones del Gobierno de Estados Unidos, EE. UU. al menos el mecanismo o el modo para hacerlo ya lo tienen resuelto y es que el mundo de la tecnología de la cadena de bloques creada para evitar controles centralizados, permite no sólo democratizar el uso del dinero entre los ciudadanos, sino que gobiernos cuestionados en el mundo como el que controla el chavismo/madurismo en Venezuela, podrían demostrar que se puede evadir las  sanciones que no permite operaciones con USD en el sistema financiero norteamericano y del mundo.

Con la acción que el oficialismo emprende con el Petro y todo el apoyo ruso que tiene, se podría sentar un precedente en el mundo. Venezuela estaría desafiando a las autoridades financieras norteamericanas y podría dejar en ridículo al “stablishment” de lograr, como al parecer ocurrirá, colocar el Petro en el mercado internacional a pesar de las sanciones que existen de parte del Departamento del Tesoro hacia esta criptomoneda. Veamos.

La operación que está en ciernes se está desarrollando a través de un bróker que sólo opera en el mercado spot que está ubicado en Rusia y la solución para que este intercambio no sea objeto de nuevas sanciones por EE. UU. por permitir o realizar operaciones de intercambio con el Petro, es no operar directamente con moneda fiduciaria, es decir, no comprar o vender criptomonedas en USD, euros, yenes, etc.

Esto mismo está en desarrollo con un intercambio ubicado en Panamá y de la misma manera. Si el Petro no se comercia directamente en USD, entonces no será fácil aplicar las sanciones a quienes lo compren o vendan, puesto que si se logra intercambiar por otras criptomonedas, estas no están sujetas a regulaciones de ningún Estado.

El Gobierno norteamericano sólo puede aplicar sanciones a inversionistas norteamericanos que utilizando el USD y el sistema financiero de EE. UU. compren o vendan petros, hasta allí.

Difícil será evitar que un intercambio en cualquier otro país permita la compra y venta de petros utilizando como contra parte cualquier otra criptomoneda como el bitcoin, el cual, luego si se podría convertir en USD en cualquier parte del mundo en el marco de las regulaciones de cada país para el comercio de activos digitales.

Bajo este criterio, la tercera versión del Petro que la administración Maduro se propone a poner en funcionamiento utilizando el algoritmo X11, podría entrar en funcionamiento en países aliados al madurismo e intercambiarse por bitcoines, litecoines u otra criptomoneda alternativa.

Sólo queda que el proyecto que propone el régimen de Maduro genere confianza en inversionistas, siendo este el principal aspecto negativo que tiene hasta ahora incluso esta nueva versión, cuando el Gobierno ha anunciado que mantiene bajo reserva 51% de las fichas para asegurarse el control y gobernanza del activo digital que según el libro blanco respalda con petróleo, oro, hierro y diamantes, ese aspecto no genera confianza para mantener fondos en la misma.

De esta forma, el chavismo/madurismo estaría sentando un precedente en el mundo, convirtiéndose esto en un desafío a las decisiones del Gobierno de Donald Trump y al “stablishment” norteamericano, en el marco de la asociación de Venezuela con Rusia y la cruzada que ambos países llevan adelante contra el USD y las sanciones impuestas por EE. UU. siendo que los rusos también han sido objeto de castigo.

Se trata de un experimento que sin duda tendrá repercusiones y que los rusos llevan adelante utilizando a los venezolanos y su crisis para no poner en riesgo los efectos en la economía de ellos, luego que las autoridades financieras rusas le recomendaron a Vladimir Putin no implementar un cripto-rublo y que se experimentara en Venezuela.

En Rusia opera desde agosto de este año una criptomoneda venezolana llamada arepacoin (AREPA/BTC), en el intercambio Gravex.net, sólo se cambia contra bitcoines y está operando sin ningún tipo de problemas, se trata de un emprendimiento de venezolanos que utiliza también la modalidad de PoS y PoW como el petro.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES