Crónica chavista: Las “fake news” frente a la verdad

Por.- Jaime Granda

Ojo con la verdad: que esa tiene muchos casos de corrupción que se acumularon desde el comienzo del proyecto político encabezado por Hugo Chávez.

Como en toda época, en este momento de la historia humana están pasando cosas buenas y cosas malas. Unas cosas malas con mayor efecto sobre toda la humanidad,porque no debemos olvidar que las
comunicaciones convirtieron a la Tierra en una aldea global.

Un gran proyecto de manipulación tecnológica dio suficientes frutos, pero comienza a declinar y se multiplican los que alertan sobre las noticias falsas o Fake News, como se dice en inglés, y han sido el pilar de ese proyecto de manipulación global.

Venezuela fue presa fácil de ese proyecto, una vez que los infiltrados en el sector militar tomaron las más altas posiciones en el manejo de un Estado petrolero con otras riquezas que convierten a este país en
una mina casi inagotable de recursos que terminan convertidos en dinero y deberían ser la base del progreso de todos los venezolanos.

Los que se apoderaron de la administración de ese Estado rico creyeron que podían seguir abusando de las mentiras multiplicadas en las redes sociales y las nuevas vías de divulgación aportadas por las tecnologías. Han sido más de 20 años de manipulación y creación de
ídolos populares, pero ahora la Verdad comenzó a aplastar toda esa mentira.

Esa es la parte buena de este recuento histórico donde hay que destacar que la comunidad internacional está despertando y da muestras de que no permitirá dictaduras que no solo dañan a un país, sino a
todo el continente latinoamericano. Esa parte buena debe incluir el despertar de muchos militares venezolanos dispuestos a participar en la mejor opción para bien de todos.

Lo que está aflorando sobre el manejo deshonesto de las riquezas de Venezuela y del dinero por parte del propio  Hugo Chávez, derrumba todo argumento de que el madurismo es el malo, pero el chavismo es bueno y hay que dar oportunidad de apartar del reclamo a los que
destruyeron toda la industria petrolera y la producción
agroalimentaria.

La verdad muestra que los chavistas que hoy revelan verdades en contra del madurismo, también están incursos en hechos de corrupción en el continente y al igual que los opositores que aparecen en la lista de
“beneficiados” por la corrupta empresa constructora Odebrecht de Brasil, deben estar fuera de cualquier opción de gobierno posterior al que está aplastando la Verdad.

Algunos detalles

Más allá de su señalamiento en hechos de corrupción, el expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, desnuda cada semana parte de las mentiras de Nicolás Maduro y su grupo.

Mientras el régimen derrocha dinero en propaganda y eventos con la intención de convencer a todos que la intervención de Maduro ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) fue un
enorme éxito, Ramírez dijo el domingo en su artículo: “Maduro llegó a la ONU sin agenda, ni porque tuviese ‘una avanzada’ inusualmente grande, ni porque la Misión de Venezuela en Nueva York este bajo control de ‘los suyos’, pero fracturada en su seno. Se hizo una
movilización de toda la jerarquía del madurismo vinculada a Cancillería y Casa Militar, con un derroche de recursos, mientras los Diplomáticos en Nueva York, y el resto de las Misiones y Embajadas, llevan cinco meses sin cobrar su sueldo. Es la ética de este gobierno”.

Ramírez lamenta que Maduro haya perdido esa oportunidad en la ONU hablando de sus montajes y otros embustes personales.

“No se llevó a cabo ninguna iniciativa del Movimiento de Países No Alineados, el cual nuestro país preside casi que, para extinguirlo, con una gestión fría y burocrática que ha provocado que el Movimiento esté paralizado, sin iniciativas ni peso político efectivo. No hubo ningún tipo de actividad propia de Venezuela. Maduro se fue a Harlem a un evento organizado por Cuba para el presidente de aquellos”.

Lea también: Futuro de Venezuela depende de un flechazo

Ramírez aportó otras perlas: “Cuando nos correspondió asumir la presidencia del Movimiento de Países No Alineados, Maduro no quiso que lo manejáramos desde la Misión de la ONU en Nueva York. Se llevaba de
forma aérea desde Caracas. Perdimos una tremenda herramienta política, por las fijaciones personales de Maduro” y agregó: “Cuando finalmente renuncio a mi posición como Embajador Representante del país ante la
ONU, el 04 de diciembre de 2017, el madurismo entró ‘a saco roto’ en la Misión de Venezuela en Nueva York. Movieron, maltrataron al personal, fracturaron el equipo de trabajo y comenzaron a pactar en el seno del Organismo. Se retiraron de la Presidencia del Comité de
Descolonización, disminuyeron al mínimo su posición en el Comité de Palestina, abandonaron la Presidencia de la Cuarta Comisión de la Asamblea General, ya que la región no quiso apoyar al nuevo embajador, abandonaron la Vicepresidencia de la primera comisión. Venezuela
desapareció de la actividad y dejó de tener presencia política. Es lo que yo llamaba la ‘política de la Guacamaya’ en referencia a un símbolo, previo a nuestra gestión, que estuvo en los eventos de la Misión cuando se desarrollaba allí la política de ‘no hacer, no decir,
no moverse’. La Guacamaya volvió a la Misión”.

Ramírez, el diplomático, advirtió que “mientras la visita de Maduro a la ONU pasa sin pena ni gloria, de fracaso en fracaso, mientras siguen ‘EnTrumpados’ en sus contradicciones, agitan los aires de guerra con
Colombia. Es muy peligrosa la manera cómo el gobierno  se está moviendo en la frontera con Colombia. Se está creando un ambiente que puede dar origen a un enfrentamiento que escale a una situación insospechada. Se agita el trapo de la guerra, para ocultar el fracaso y la falta de apoyo popular e internacional del gobierno de Maduro. Son capaces de utilizar sangre venezolana y colombiana, hijos de Bolívar, para
distraer la terrible crisis a la que han llevado al país”.

La corrupción

La Verdad que aplasta la mentira chavista está llena de hechos de corrupción con participación del propio Chávez y muchos de sus cercanos colaboradores como Rafael Ramírez, Nelson Merentes y otros.
La lista de políticos venezolanos que recibieron dinero ilegal de la empresa brasileña Odebrecht deja sin cabeza a todos los títeres, del gobierno y de oposición, que aspiran a suceder a los actuales corruptos en el poder.

Pero de todos esos hechos de corrupción, el más lamentable tiene que ver con el Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), creado, supuestamente, para abaratar el precio real de los alimentos en un país azotado por la hiperinflación y para que los más necesitados pudieran tener comida. La corrupción es lo único efectivo en ese programa y las investigaciones indican que se han malversaron 5
millardos de dólares norteamericanos para instalar empresas fuera de Venezuela y poder traer los alimentos que reportaron grandes ganancias al grupo que lo maneja, aprovechando el control de cambio.

El diputado Freddy Superlano, quien lleva la investigación desde la Asamblea Nacional, acusó directamente a Nicolás Maduro, y a la primera
combatiente, Cilia Flores, de manejar la red de corrupción que se extiende por México, Panamá e incluso China. Chavistas de la base confirman que familiares de Cilia Flores manejan tiendas en el oeste de Caracas donde ellos consiguen todo lo que las cajas Clap contienen y que hay que adquirir semana tras semana porque esas cajas no llegan con regularidad a sus destinatarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES