Crónica chavista: El régimen está fragmentado

Por.- Jaime Granda

Jorge Rodríguez, vicepresidente de Comunicación, remendó el miércoles la plana a Maduro en eso de poner a los pensionados a cobrar con el Carnet de la Patria, pero no aclaró todas las dudas.

En vez de superar las crecientes diferencias entre los que fueron colaboradores de Hugo Chávez  y los que heredaron el poder después de la desaparición del comandante, la situación de estos grupos se complica.

Más allá de las críticas de los que se erigen como chavistas originarios en contra de lo que denominan madurismo, en las últimas dos semanas son evidentes las señales de que la unidad dentro de la cúpula de ese madurismo también está rota.

Esta semana, Nelson Bocaranda reflejó en sus Runrunes lo que trasciende sobre el confuso plan económico que incluye la reconversión monetaria.

Resulta que en ese plan no participó toda la cúpula del madurismo sino un pequeño grupo que incluye al vicepresidente para la economía, Tareck el Aissami; al ministro de Finanzas, Simón Zerpa Delgado; al presidente del Banco Central, Calixto Ortega Sánchez, y al secretario privado de Maduro, Omar Faraón Viera Rodríguez.

Bocaranda destaca que Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente; el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, y otros destacados funcionarios se enteraron del plan cuando se hizo el anuncio en cadena de radio y televisión desde el Palacio de Miraflores.

Los pensionados

La situación de los pensionados a través del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) es uno de los temas que más ha evidenciado que en la cúpula del madurismo no hay criterios únicos en relación con el famoso plan económico que todavía no termina de arrancar.

A mediados de agosto, el IVSS anunció que pagaría a los pensionados con el viejo sueldo mínimo de 4.200.000 mil bolívares fuertes que al convertirlos en bolívares soberanos son 42.

Apareció la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, y echó para atrás ese anuncio y dijo que los pensionados cobrarían a partir del primero de septiembre con el nuevo salario mínimo de 1.800 bolívares soberanos y que sería en tres partes.

A comienzos de esta semana, el IVSS a través de su cuenta en Twitter confirmó que el pago de las pensiones por Bs.S 1.800 correspondiente al mes de septiembre, sería cancelado en tres partes, comenzando el sábado 1 de septiembre con Bs.S 450. El viernes 7 pagarán otros 450 y el viernes 14 pagarían los 900 restantes. El IVSS agregó que el sábado corresponde a los terminales de cédula 0, 5, 6, 9; el domingo a 1, 4, 8 y el lunes a 2, 3 y 7.

El miércoles 29 de agosto, el vicepresidente sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez Gómez, salió y enfatizó: “Este sábado todos los 4.371.358 pensionados y pensionadas van a recibir su correspondiente pensión que en este caso corresponde a un salario mínimo, es decir, a medio petro”. Es decir que van a cobrar los 1.800 bolívares soberanos en un solo día.

Lea también: 2018 está sentando cambios muy transcendentales para la humanidad

El Carnet

Ese miércoles 29 de agosto, Jorge Rodríguez, desde el Palacio de Miraflores, cuestionó que se haya tratado de “manipular a los abuelitos con que no podrían cobrar si no tenían el Carnet de la Patria o si no estaban inscritos en el Sistema Patria. Ya dejen de mentir y dejen de estar preocupando a nuestros abuelos que bastante trabajaron”.

De inmediato, todos entendieron que eso iba directamente con Nicolás Maduro, quien fue el causante de todas las confusiones en ese tema al decir el domingo 26 de agosto de 2018 que la cancelación de las pensiones se realizaría permanentemente a través de la billetera digital del carnet de la patria, a partir del mes de septiembre.

Hasta ese miércoles, aparentemente, las cosas fueron aclaradas en favor de los pensionados que cotizaron legalmente al IVSS durante años para asegurar su seguridad social.

Sin embargo, el titular en primera del  diario La Calle del jueves 30 de agosto luce muy acertado ante toda esta confusión: “¡Por ahora! Pensiones sin carnet de la Patria”.

Otros remiendos

Los llamados chavistas originarios que fueron apartados del poder cuando el heredero del desaparecido Chávez asumió, advierten sobre muchos errores de Maduro y su grupo. Es decir que tratan de remendarle la capa cada semana, porque al final de cuentas todavía forman parte del chavismo.

Rafael Ramírez, quien fue presidente de PDVSA y ministro de Petróleo, es uno de los más críticos con el madurismo y el domingo pasado, en su ya acostumbrado artículo de opinión en el diario zuliano Panorama, se ocupó del cuestionado plan económico anunciado el viernes 17 de agosto.

Ramírez destacó las contradicciones del madurismo con ese plan económico porque desde hace más de cuatro años vienen repitiendo que toda la crisis se debe a la “guerra económica” que por lo visto no solo han perdido, sino que han capitulado ante ella y precisa que cuando Maduro reconoce en su alocución que el valor de cambio de un dólar es de 6.000.000 de bolívares, “legitima” a quien antes era su “enemigo” como es la publicación “Dólar Today”, que, supuestamente, marcaba el elevado precio del dólar.

Ramírez le recuerda que con prepotencia y soberbia, Maduro rechazó las medidas económicas que él propuso justamente a inicios del 2014, donde “advertíamos que había que ir a un sistema cambiario único, cuyo valor fuera el resultado de la convergencia del paralelo hacia un objetivo trazado con el BCV que, en aquel momento, era de tan solo ¡25 Bolívares por dólar!, que era el cambio de indiferencia con el mercado paralelo en la zona fronteriza. Igual proponíamos que, una vez alcanzado ese objetivo la moneda fluctuara y que el BCV, en el marco de sus atribuciones constitucionales, interviniera para mantener el cambio en torno al objetivo planteado, trabajando con el Ejecutivo Nacional y PDVSA, para que el ingreso de divisas provenientes de la renta petrolera alimentara el sistema cambiario para satisfacer los requerimientos de divisas del país.

Ello requería la unificación de todos los Fondos en divisas, como el Fonden, Bandes y Fondo Chino, en la cuenta de reservas del BCV y que los grandes contratos de obras suscritos por el ejecutivo y sus distintos entes fueran establecidos en la porción de bolívares y divisas adecuado. Se trataba de impedir que los factores privados manejaran a su conveniencia las divisas que obtenían del Estado para la ejecución de obras”.

Ramírez denunció varios mecanismos que permitieron a unos cuantos hacer fortunas con el dólar y precisó que el mecanismo de asignación de divisas Cadivi y luego el Cencoex, tenía demasiada discrecionalidad en la asignación de las divisas de la República. Eran mecanismos que, ante el inmenso diferencial y ganancia que se producía en el paralelo, se convirtieron en una fuente de obtención de la mercancía más barata en el país: el dólar.

Agregó que después de cuatro años donde hicieron lo que les dio la gana con las divisas del Estado, se hicieron fortunas y forjaron poderosos grupos de poder, ahora, con el agua al cuello y una economía destrozada, Maduro reconoce a “Dólar Today”, lo convierte en el marcador y en base al mismo establece su propuesta económica, hace (cual aprendiz de mago) subastas Dicom, fija salarios y acuerda precios. Desde los anuncios al día de hoy, ya el marcador del tipo de cambio escaló de los 6.000.000 de Bs. reconocidos por Maduro, el 17 de agosto, a más de 8.300.000 de Bs. según “Dólar Today”, es decir casi ¡un 40% en menos de 10 días!

Habla Maduro en su alocución al País, sobre la “hiperinflación criminal”, causada por la “guerra económica”, lo cual viene siendo parte del discurso oficial diseñado y repetido una y mil veces, hasta convencer al pueblo que la crisis económica es culpa de “otros”, un enemigo sin rostro definido, una fuerza superior, cualquiera, cualquier chivo expiatorio, menos el gobierno y mucho menos el presidente (por cierto responsable de la “hacienda pública” como lo define la Constitución). La sorpresa es cuando el presidente confiesa o reconoce que ¡ha estado imprimiendo “dinero inorgánico”! y luego agrega que “la vida es así, nosotros jugamos así”. Es una confesión que indigna, por su desfachatez e irresponsabilidad, pero a la vez, demuestra hasta qué punto la soberbia ha sido un elemento fundamental en la conducción del gobierno.

Ramírez también acusa a Maduro de mentir con el alza del IVA a todos los productos que hay en el mercado.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES