PDVSA pierde la joya de la corona

Por.- Juan Fernández

-Todo indica que Venezuela está entregando CITGO

Una semana en donde el precio del crudo se recupera con la combinación de informaciones sobre los efectos en Irán de las sanciones, estimándose para el mes de agosto en una caída de las exportaciones por debajo de los 70 millones de barriles. La estimación de exportaciones de crudos y condensados es de 2,06 millones de bpd, versus el pico de 3,09 millones de bpd en los primeros meses del año 2018. En consecuencia, el mercado asume y marca la tendencia de la disminución de exportaciones iraníes y se espera se profundice a partir de noviembre cuando las sanciones entrarán en vigencia completamente. Las acciones de Irán para contrarrestar el efecto de las sanciones son las de ofrecer importantes descuentos a los clientes. También el caso de Venezuela no deja de ser importante, los traders mencionan como las exportaciones venezolanas continúan cayendo y seguirán haciéndolo en los próximos meses.

Sobre el caso de Irán, es de nuevo relevante considerar el Estrecho de Ormuz, un paso estratégico para el petróleo. Aproximadamente unos 20 millones de bpd pasan por allí con destino a los mercados del Asia, (Japón, India, Corea del Sur y China). El canal de navegación, al paso del estrecho tiene solo 3 Kms. de ancho, y se considera como aguas internacionales. El estrecho en cuanto a las aguas territoriales es compartido entre Irán y Omán. Esta semana, según la agencia de noticias Tasmin: ”El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, respaldó en julio la idea de que si su país no puede exportar petróleo, entonces nadie de la región pueda hacerlo a través del Golfo Pérsico. El jefe de la Guardia Revolucionaria, Alireza Tangsiri, ha advertido de que tienen bajo su control tanto este golfo, como el estrecho de Ormuz”. En consecuencia este es otro aspecto geopolítico a considerar para el suministro petrolero.  Una clave  para visualizar las acciones de Irán será la reunión de este mes de septiembre en Argelia para distribuir el aumento de 1 millón de bpd de suministro al mercado entre los países que están en el acuerdo OPEP-NO OPEP.

También durante la semana, el mercado hizo referencia al proceso de Oferta Pública de Acciones (OPA) de Saudí Aramco. Inicialmente se difundió la información que las autoridades habían cancelado el proceso de ofertar el 5% de las acciones, que representan la mayor operación de este tipo en la historia de oferta pública de acciones. Posteriormente el ministro de petróleo saudí, Khalid Al Fallih, indicó que se trata de un diferimiento de la salida a la bolsa para buscar el mejor momento y oportunidad para efectuar la OPA, también indicó el ministro que Saudí Aramco está en el proceso de adquirir la empresa Petroquímica SABIC por un estimado de US$70.000 millones que pasarán a ser recursos del fondo soberano Saudí que maneja el proyecto de transformación económica y tiene entre sus objetivos el diversificar la economía del país para hacerla menos dependiente del petróleo. Allí influye la decisión del diferimiento de la OPA. El valor estimado  hoy de Saudí Aramco es de US$2 trillones.

Por último, los niveles de inventario en USA disminuyeron según el Dpto. de Energía, la semana pasada en 5,8 millones de barriles para un total de 408,4 – alrededor del 1% del promedio de los 5 años. En cuanto al número de taladros, la semana pasada totalizaron 1.044, trece menos que la semana anterior, pero son 104 más que hace un año para la misma fecha, cuando totalizaron 940 taladros.

La decisión del juez de Delaware sobre CITGO, sirve para confirmar cómo un activo estratégico para PDVSA, cuyo objetivo era la colocación segura de petróleo producido en el país, se desvanece.

 Lea también: Consecuencias de incautación de Citgo

Como hemos mencionado, existe la posibilidad de un acuerdo entre las partes que paralizaría las acciones del juez, las cuales en esta etapa ordenan la subasta de las acciones de PDVS Holding, que a su vez es dueña de CITGO. Pero esa posibilidad es mínima por la falta de caja de PDVSA, y aun cuando se diese el acuerdo, la lista de acreedores de PDVSA y ahora de la República, se sumarian a la lista para ejecutar los bienes de CITGO. Por la razón anterior, se comenta insistentemente en le mercado financiero, la posibilidad del default de los papeles de deuda garantizados con las acciones de CITGO, pues para qué pagar, si ya está perdida. Además de la aceleración del pago de la deuda (del principal)  que reclaman sus tenedores ante la situación legal de la empresa. Según algunos analistas,  debido al déficit de caja, esos recursos al no ser pagados a los tenedores de bonos con garantía de Citgo, supuestamente serian utilizados para pagar otras deudas que tiene la petrolera. El caso de ROSNEFT  es sin duda de cuidado y por ello PDVSA ha venido cumpliendo con los pagos del servicio de la deuda para evitarse males mayores.

 Sorprenden los anuncios hechos esta semana en Aruba por el M/G Manuel Quevedo, presidente de PDVSA,  sobre la refinería de Aruba y el proyecto de un mejorador, con CITGO de por medio. En primer lugar, uno se pregunta como comparan las economías, la inversión, los costos de operación de Aruba, versus la expansión de los mejoradores de Jose en Puerto La Cruz. Luego, si es un arrendamiento y no la adquisición de la misma. El vehículo creado para el proyecto y arrendamiento Citgo Aruba Refinery (CAR), se entiende como diferente de la unidad de negocios en los EEUU que posee en propiedad refinerías, oleoductos, almacenaje, poliductos, etc., por esta razón no entraría en la decisión del juez de Delaware. Sin embargo, al dejar CITGO de ser propiedad de PDVSA, queda la gran duda de cómo y quién ejecutará ese proyecto. Obviamente, en la actualidad es de esperar que nadie responda estas preguntas.

La pérdida de CITGO, por efectos de asimilar al país la estructura de negocios de PDVSA, no sólo tiene consecuencias en la actualidad:  todo el proceso de internacionalización de PDVSA ha sido desbaratado por la supuesta revolución. Basta con recordar como se vendieron los negocios de refinación en Alemania, como se cerró la Refinería de Saint Croix, la venta de la unidad de negocios de asfalto, la pérdida de miles de estaciones de servicio abanderadas con el emblema de CITGO, la Refinería de Houston, etc., y ahora hasta en Curazao quieren la salida de PDVSA de la refinería por no cumplir con las inversiones ambientales. Es la refinería Isla de Curazao, y su  capacidad de almacenaje y muelles en Bullen Bay es otro activo que se perderá según toda probabilidad.

El acuerdo con Trinidad y Tobago con respecto al suministro de gas del campo Dragón, es un misterio en cuanto al precio que Trinidad, es decir Shell y BP, estarían pagando por el mismo. Titulares de prensa en T&T, lo señalan como “Cheap Gas”, con la garantía de cubrir el déficit de gas por el término del acuerdo que necesita la isla. Una situación económica en Venezuela por falta de liquidez, seguramente es un factor para el acuerdo, inclusive con el llamado desesperado de Maduro cuando invito a la Shell hacer actividades en Venezuela, que pudieran estar centradas en la recuperación de gas que hoy se vetea, se quema en el Norte de Monagas.

Para rematar, el muelle de Jose, que según informaciones el tanquero que colisiono en Jose fue por razones del desprendimiento de una defensa luego de la maniobra del piloto que había posicionado el buque. El impacto se estima según declaraciones del M/G Quevedo que divulgan las agencias, afectarían unos 200 mil barriles de exportaciones hasta que se repare el muelle.. Una cifra que no suena muy creíble, cuando el muelle estaba despachando unos 950 mil barriles de crudo y recibiendo  unos 60 mil  barriles de nafta para mezcla, dilución con crudo extra pesado.

No obstante lo anterior, la crisis derivada del pésimo manejo de lo económico, del modelo fracasado, no tan solo la podemos traducir en indicadores económicos. Tal como lo refleja el estudio realizado a través de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida en Venezuela 2017 (Encovi) con el apoyo de la UCAB, UCV y USB, queda indicado el siguiente drama; ”Seis de cada 10 venezolanos han perdido aproximadamente 11 kilogramos de peso en el último año [2017] por el hambre”, y si se atiende a la encuesta de 2016, siete de cada 10 adelgazaron una media cercana a los nueve kilos. Pero hay más. En 2017, nueve de cada 10 venezolanos no podía pagar su alimentación diaria y “aproximadamente 8,2 millones [en un país de 32,5 millones de habitantes] ingirieron dos o menos comidas al día”.

@JFernandeznupa

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES