Confianza de consumidores e inversores brinda estabilidad a Colombia

Por.- Alex Vallenilla

Los colombianos mantienen la moderada expansión de su economía, el alza de la producción petrolera y los precios del petróleo están ayudando, y las cifras evidencian el progreso.

A pesar de que ha sufrido un leve enfriamiento, la economía colombiana continúa dando pasos seguros, el crecimiento económico ha dado lugar a una recuperación moderada que promete mejores resultados. En el segundo trimestre de 2018 el sector industrial ha tenido un interesante repunte alcista y las ventas minoristas se aceleraron en abril y mayo, además de que hubo un retroceso promedio de la tasa de desempleo en ese mismo período.

Colombia se está apoyando en el alza de la producción petrolera, además del precio del crudo. Hubo un repunte en su manufactura en junio y julio. El consumidor colombiano sigue aumentando su confianza en la economía, con crecimiento sostenido durante los últimos tres años, los datos de junio fueron muy buenos en ese indicador.

El proceso de paz que lleva adelante el gobierno para poner fin a una guerra interna de más de 50 años ha reducido la incertidumbre política y esto está generando mayor confianza en los inversionistas que se interesan por ese país. Hay proyectos de infraestructura para modernizarse, entre ellos la construcción del Metro de Bogotá, obra que iniciará con la apertura de los sobres de licitación en marzo de 2019, empresas constructoras de todas partes del mundo se baten por ganar, el Congreso ya aprobó los recursos para la primera etapa.

Lea también: Disminuye confianza de los italianos en economía de Italia

El actual presidente Iván Duque intenta atraer inversiones privadas reduciendo impuestos corporativos, aunque esto pueda convertirse en problemas para lograr las metas de reducir el déficit fiscal. Las estimaciones en el consenso de economistas que siguen el desempeño colombiano es que 2018 cerrará con alza del PIB en 2,6%.

Actualmente Venezuela, país vecino, sufre una grave crisis económica que ha desatado el éxodo de millones de ciudadanos. Los emigrantes venezolanos se trasladan  a varios países de América del Sur utilizando como puente Colombia, si bien unos 600 mil se han quedado en Colombia e intentan buscar oportunidades de empleos. En el último año la afluencia de venezolanos va en aumento, sin embargo Estados Unidos y Canadá aportan dinero para ayuda humanitaria y para atender las necesidades de los desplazados; se han diseñado campamentos que por el volumen de emigrantes se ven sobre pasados. Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia anunciaron que establecerán planes para ordenar y hacer seguro este proceso migratorio.

No existen reportes oficiales de que la afluencia de venezolanos vaya a generar una crisis fuera de control en Colombia, salvo preocupaciones de que ocurran situaciones de caos y violencia puntuales por eventos fuera de control en las zonas de mayor aglomeración.

De 2016 a 2017, Colombia logró aumentar su PIB per cápita de 5.808 a 6.377 dólares, el consumo aumentó de 1,4% a 2,2%, el desempleo pasó de 9,2% a 9,4%, la tasa de inflación se ralentizó de 7,5% a 4,3%, el tipo de cambio bajó de 3.002 a 2.985 pesos por dólar, las exportaciones subieron de 31,8 a 37,8 mil millones de dólares, las importaciones subieron de 42,8 a 44 mil millones de dólares, las reservas internacionales aumentaron de 46,7 a 47,6 mil millones de dólares, el porcentaje de deuda externa contra el PIB se redujo de 42,4% a 39,6%.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES