PDVSA exonerada de pagar ISLR en 2018

Por.- Juan Fernández

-Gobierno queda sin ingresos del petróleo

Durante la semana el precio aumentó tal como lo reflejan los crudos marcadores Brent y WTI. Por un lado, la demanda se mantiene de acuerdo a las proyecciones en una economía global que continúa con expectativas de crecimiento pese a la amenaza de la guerra comercial entre los EEUU y China, las dos economías mas importantes del mundo. En los próximos días se espera la ampliación y aplicación de aranceles a la importación de bienes entre ambos países.

Del lado de la oferta, esta semana se iniciaron las sanciones a Irán por parte de los EEUU, en las áreas financieras, metales, aviación, que son un anticipo a las que directamente afectarán a la industria petrolera iraní. Es conocido por el mercado, que China continuará comprando crudo iraní, tal como hizo durante el periodo de las sanciones anteriores. Sin embargo, a partir de esta semana con un primer grupo de sanciones que abarcan sectores como el financiero, la banca, la aviación, metales, las inversiones y transacciones se limitan y empresas extranjeras dejan de hacer negocios en Irán por las implicaciones con respecto a sus relaciones de negocio con los EEUU, las cuales estarían afectadas.

El mercado petrolero para el tercer y cuarto trimestre del 2018, en nuestra opinión enfrenta retos de suministro importantes para poder suplir por medio de otros productores el efecto estimado de sanciones de Irán por 2 millones de bpd. Luego, la caída no recuperable de la producción venezolana, cuya producción en el mes de julio vuelve a bajar con respecto a junio y se ubicaría en 1,2 millones de bpd, lo que significa una reducción de 700 mil bpd con respecto a su compromiso de cuota con la OPEP y se estima podría continuar cayendo otros 500 mil bpd en el corto plazo, para un total de 1,2 millones bpd menos al mercado. Por ultimo, la situación de conflictividad interna en Libia que también podría afectar en un rango conservador otros 500 mil bpd. Por lo tanto, el aumento de producción para suplir “el déficit” de suministro considerando solo Irán y Venezuela, es de 2,7 millones de bpd., al sumársele el efecto Libio, son mas de 3 millones de bpd de impacto.

Lo anterior implica que para la formación del precio del crudo, las variables como niveles de producción de países claves como Arabia Saudí, Rusia y los EEUU y el movimiento de los niveles de inventario, determinarán el comportamiento del precio. Cabe destacar, y ya durante la semana lo vimos, como la información sobre la baja en la producción de Arabia Saudí en julio a 10,3 millones de bpd en comparación con el mes de junio de 10,5 millones de bpd, causó un aumento en la cotización del crudo. También el movimiento de inventarios continuará siendo una variable clave en la formación del precio, la data que semanalmente se genera sobre los niveles de inventario en los EEUU será determinante. Por cierto, la semana pasada los inventarios operativos en los EEUU aumentaron 3,8 millones de bpd, para un total de 408,7 millones, lo que representa un 1% por debajo del promedio de 5 años.

El número de taladros en la semana para la actividad petrolera totalizó 1.044, representando 90 más que para el mismo periodo del 2017 cuando totalizaron 934. Sin embargo el resultado de la semana según Baker Hughes, indica una disminución de 4 taladros con respecto a la semana pasada.

Por último, es complejo pronosticar el precio del crudo para lo que resta del año, por la volatilidad de los escenarios y los aspectos de la geopolítica que se mueve con el petróleo si no varían las expectativas de suministro que afectarían más de 3 millones de bpd, el mercado se ve complicado y el alza del crudo es lo más probable.

En el mundo de la tecnología, la informática brinda hoy en día  la capacidad de analizar grandes cantidades de datos y utilizar inteligencia artificial, lo que se conoce como “Cloud Computing”. La industria petrolera, energética tiene un gran potencial para su uso y empresas petroleras como Total, Chevron, BP, Repsol, etc., han optado por incorporar en sus empresas su uso.  El VP de Petróleo, Gas y Energía de Google Cloud, Darryl Willis quien trabajó por 25 años en BP, es decir un gran conocedor del sector, dijo en un evento en San Francisco la semana pasada lo siguiente: “Sólo el 5% de los datos que generan las empresas de energía se están aprovechando. Lo que quiere decir que el 95% restante no se está analizando ni utilizando para tomar mejores decisiones. La aplicación práctica del Cloud Computing busca aumentar la eficiencia, mejorar márgenes y permitir el análisis, producto de la automatización de las operaciones desde la exploración, producción, refinación. Hoy día empresas como BP tienen el 99% de sus operaciones de producción a nivel mundial con sensores que permiten en tiempo real conocer el estado de la operación.

La nota de Expansion.com, señala como las petroleras utilizan la herramienta. En el caso de Repsol, con Google se han instalado en la Refinería de Tarragona para analizar 400 variables versus las 30 actuales a fin de mejorar márgenes y eficiencia en los procesos de las plantas. Chevron por su lado en alianza con Microsoft, la utiliza en su red de oleoductos, poliductos, refinerías, y estaciones de servicio, utilizando metodologías conocidas como “Machine Learning y Aprendizaje Predictivo”, en marcha proyectos para exploración y gestión de yacimientos. Total, también con Google Cloud, potencia el uso de inteligencia artificial y análisis de datos, para procesos de exploración y de esta manera computar más rápido y eficientemente data. BP luego del desastre del Deep Water Horizon, incluyendo el mil millonario costo que tuvo para la empresa, ha decidido utilizar un sistema de monitorización de información real sobre el estado de sus plataformas.

Como se puede observar, las empresas petroleras utilizan tecnología de punta disponible para seguir optimando sus operaciones. En nuestro caso, sobre Venezuela, con la supuesta revolución lo que vamos viendo es como cada día más nos alejamos de tener una actividad petrolera en el siglo XXI y de ser un actor relevante en el negocio petrolero. ¿Se imaginan con el sesgo ideológico y el complejo de los supuestos revolucionarios, al M/G Quevedo, Presidente de PDVSA, hacer negocios, acuerdos tecnológicos convenientes para el país en Silicon Valley?.

Lea también: Discriminatorio racionamiento de la gasolina

De acuerdo a S&P Global Platts, PDVSA pago y reduce la deuda en US$400 millones a Rosfnet durante el segundo trimestre del año, lo cual se suma a otros US$600 millones cancelados durante el primer trimestre. El saldo de la deuda estaría en el orden de US$3,6 mil millones. Mantener el saldo de la deuda con Rosneft es una prioridad financiera para PDVSA, las implicaciones del incumplimiento de pago serían de dimensiones inimaginables. Por un lado, el incumplimiento implicaría un disparador con respecto a otros deudores con similares garantías como CITGO. Si Rosneft tuviese que ejercer la garantía sobre CITGO, sabe que su ejecución seria prácticamente imposible. Por lo tanto, mejor pagar que dejar de hacerlo.

A lo anterior, hay que agregar el proceso que viene llevando a cabo Conoco para hacer efectiva la decisión de compensación económica del arbitraje por US$ 2.000 millones, para lo cual PDVSA tal como indicamos en notas anteriores, viene haciendo transferencia de cargas ultramar para evitar su embargo, un área muy gris que puede implicar el ser parte de los procesos legales a los cuales está sometida PDVSA con respecto a este caso.

Con este panorama de quiebra,  PDVSA tuvo que recurrir a la exoneración del pago del ISLR para este 2018. El pago del ISLR al igual que la Regalía, representa para el gobierno central el flujo de caja en bolívares para el gasto público. Si el principal contribuyente fiscal no tiene capacidad de pago, es evidente que los anuncios de medidas económicas de Maduro no cambiarán para nada la tendencia actual de una economía en franco deterioro, generando pobreza por causa de la hiperinflación y PDVSA obviamente sin capacidad de recuperarse.

Por último me refiero a las declaraciones que continúa haciendo Rafael Ramírez sobre el desastre actual de la economía de PDVSA, y la persecución política de Maduro. Sinceramente asombra como quien estuvo al frente de PDVSA, del Ministerio de Petróleo, en el ejecutivo del PSUV, a cargo de la economía del país durante la mayor parte del periodo de la supuesta revolución, ahora diga que todo es responsabilidad de Maduro. Para Ramírez, según sus declaraciones, él no es responsable de la corrupción de PDVSA, ni tampoco del estado económico del país.

Estas declaraciones, con el usual contenido que de no hay pruebas que justifiquen su participación, tienen nula credibilidad. Los miles de millones de dólares que salieron de PDVSA con destino a los bolsillos de unos cuantos, son de su responsabilidad, como la desaparición de los ahorros de los trabajadores injusta e ilegalmente despedidos, de los daños causados a las instalaciones en donde hasta el día de hoy no se terminan de aclarar si tenían pólizas de seguro. Ramírez, que desde PDVSA siguió persiguiendo a los trabajadores por pensar diferente, cerrando la posibilidad de trabajar e inclusive con marramucias leguleyas para seguir persiguiéndolos, por lo cual hoy en día nos sentimos amenazados, hasta los fondos de los jubilados desapatrcidos y ahora dice que el no sabe nada.

No debemos olvidar que tanto Chávez, como Ali Rodríguez, Maduro, y el propio Rafael Ramírez son los responsables de la actual situación que vive el país. Hasta uno puede aceptar que errar es humano y se puede rectificar, pero en el caso de Rafael Ramírez, su rectificación pasa por cumplir la ley y hacer frente a la justicia. No, Sr. Ramírez, no nos engañe, Ud. es responsable de la crisis extrema que vive el país.

@JFernandeznupa

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES