La reconversión monetaria: Las medidas anunciadas traen más inflación y caos

Por Alex Vallenilla 

En el desespero del gobierno, el nuevo billete de 500 bolívares soberano, sería como emitir uno 50 millones de bolívares fuertes, por lo que se avecina más alza de precios.

La realidad económica ha llegado al gobierno desde hace tiempo, sin embargo las autoridades en la materia no habían tomado decisiones y es que internamente la puja por el control de los recursos, la incertidumbre sobre el destino de los principales dirigentes, no permite que existan acuerdos para que se lleve adelante un programa económico que detenga la crisis y la hiperinflación. Las facciones siempre han tenido una lucha por el control del petróleo, las divisas, los ingresos del Estado en moneda local, el Banco Central de Venezuela (BCV), la minería, las importaciones, se trata de parcelas que generan recursos, pero que están bajo el control de distintos grupos.

Meses atrás, Aristóbulo Istúriz, siendo vicepresidente, reconocía que el control de cambios era una medida política y que no se podía desmontar porque eso significaba que el gobierno sería tumbado. Sin embargo ha sido precisamente este factor uno de los que más daño le ha generado al país, por ser el control cambiario la peor fuente de corrupción del chavismo/madurismo, a través de las importaciones con la asignación de divisas a precios preferenciales.

Llegada la situación actual, en que no hubo reinversión en la industria petrolera, Pdvsa está arruinada y el mandatario Nicolás Maduro lo dice sin rubor alguno, “se acabó la renta petrolera”, como una forma de reconocer que el país tiene que buscar otros medios de sustento. La petrolera venezolana sucumbió bajo la administración chavista/madurista, con una caída de producción actual y a punto de ser embargada por deuda en impago.

Desde el mes pasado comenzó una tímida reforma. La administración Maduro admitía el tema de las remesas, con estas aplicaba una modalidad de intercambio de divisas en 2.500.000 millones de bolívares, para entonces muy cerca del precio del dólar paralelo, manejado a través de casas de cambio privadas, pero esto no era suficiente para generar los ingresos necesarios para dar cobertura a los gastos que se requieren para el funcionamiento del Estado.

El desastre con la moneda

Esta semana, en medio de anuncios confusos relacionados con el bolívar, Nicolás Maduro dejó saber que llevarán adelante un proceso reforma en materia cambiaria. Explicó superficialmente que se deben eliminar las barreras de los ilícitos cambiarios y esto es técnicamente eliminar el control de cambios existente, aunque no señaló nada concreto. El ministro Tarek El Aissami complementó la información al decir que en los cambios que están proponiendo se establece que las empresas puedan repatriar sus capitales, en lo que podría ser una liberación de alguna manera. Sobre esto existe el escepticismo, luego que durante unos 19 años se mantiene un control de cambios que ha contribuido en destruir el aparato productivo.

Sobre la reforma de la Ley de Ilícitos Cambiarios, lo harían ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), electa en circunstancias nada claras en cuanto a su legalidad constitucional,  con fuertes críticas y desconocida por el mundo. En ese escenario quien es presidente de la ANC es Diosdado Cabello, quien refrendó las críticas realizadas por Freddy Bernal, alto dirigente que decía que la responsabilidad del caos económico actual es de la actual gestión, puesto que está 19 años en el poder. Habría que esperar a que se conozca el texto de la propuesta y que la ANC lo revise, aunque esto le corresponde a la Asamblea Nacional (AN), ente que el Poder Ejecutivo no reconoce luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), designado fuera de período por parte de la AN saliente, decidiera poner en desacato al Parlamento venezolano. Son conocidas las disputas entre las facciones y sus vinculaciones con el sistema cambiario, por lo que la ANC tendría la última palabra en el asunto propuesto.

Maduro también dijo que a la actual moneda se le quitarían cinco ceros y entraría en funcionamiento a partir del 20 de agosto. Luego que fracasara con el intento de reconvertir la moneda para crear el bolívar soberano, ha pospuesto su lanzamiento, pero con el cambio que dijo ya no serían eliminados tres ceros sino cinco. La actual hiperinflación ha hecho saltar las operaciones, los gigantescos montos para pago de facturas ya no entran en muchas máquinas registradoras y en los sistemas contables, además no hay dinero efectivo suficiente que dé cobertura a los pagos con billetes, lo que ha generado caos y desorden en bancos para retirar dinero, mientras que en la calle no hay como para pagar el transporte público o realizar pagos en sectores que no están bancarizados o no hay modos de pago por vía electrónica.

 No existen datos de que los nuevos billetes entren en circulación en el lapso señalado. Si ya no se va a utilizar el cono monetario del bolívar soberano, el gobierno tendría que implementar otro, de lo contrario esos nuevos billetes no serían funcionales, por lo que la incertidumbre ya ha comenzado en la población. Si se eliminan cinco ceros a la moneda, el billete del actual cono monetario, el del bolívar fuerte, el que tiene mayor denominación es de BsF. 100.000, en la reconversión que estaba planteada y fue suspendida, cinco de estos billetes pasaban a formar uno nuevo de más alta denominación, el de BsS 500 (BsF. 500.000). Ahora con la nueva reconversión, que queda para el 20 de agosto, el mismo billete de BsS 500 que ahora tiene cinco ceros menos, implica que se necesitan ahora 500 billetes de BsF. 100.000 para formar uno de los nuevos, eso sería como emitir un nuevo billete de BsF. 50.000.000, por lo que este nuevo cono monetario trae consigo una gigantesca subida de precios en todos los sectores.

Aunque no dio detalles, Maduro dijo que el bolívar soberano quedaría anclado a la criptomoneda petro, de la que hasta ahora ningún intermediario de activos digitales en el mundo tiene operaciones de compra y venta con la misma, no se ha definido cual de los dos proyectos que existen en dos cadenas de bloques distintas es la oficial y no hay reportes de colocaciones en la preventa. El petro fue catalogado por firmas calificadoras de proyectos de criptomonedas, como una estafa.

@alexvallenilla.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES