Frontera colombo venezolana es un “barril de pólvora”

Por.- Alex Vallenilla / @alexvallenilla

-La caída de producción de gasolina en Venezuela pondría fin a todo un sistema de contrabando que involucra redes de guerrilla, hampa y unas 150 mil familias

La crisis de producción de gasolina en Venezuela es una situación que se continúa agravando debido a la precariedad de las refinerías en el país, la falta de mantenimiento y la desinversión han hecho que la producción nacional se desplome, además de las pérdidas que genera el precio del combustible. A pesar de que la petrolera rusa Rosneft realiza movimientos para surtir de combustibles a la petrolera Pdvsa, los problemas de la estatal para el transporte y el financiamiento de las operaciones afectan la producción.

La tendencia es a perder producción y que el mercado local cada vez se quede sin combustibles. Según fuentes de la estatal de la capacidad instalada apenas se emplea 30%. En la población de Maracaibo ya se puede ver en las calles “pimpineros”, igual como ocurre en Maicao y Cúcuta, poblaciones de Colombia que utilizan gasolina venezolana contrabandeada en al menos unos 70 a 90 mil barriles diarios. En Occidente las colas en las estaciones de servicio abundan, en las carreteras los que venden gasolina la ofrecen entre 50 mil y 100 mil bolívares el litro, mientras los colombianos, debido a la falta de dinero efectivo, comienzan a pagar por litro a los contrabandistas venezolanos, al menos unos 150 pesos colombianos por litro, es decir casi en 183 mil bolívares.

El gigantesco negocio ilegal detrás del contrabando de gasolina involucra a cualquier cantidad de autoridades civiles y militares, tanto del lado venezolano como del colombiano. Hay estimaciones que al menos unas 150 mil familias a lo largo de la frontera viven de este negocio que sólo le genera pérdidas a Pdvsa y contribuye con la altísima inflación que padece Venezuela.

Lea también: Cada litro de gasolina venezolana se vende en Colombia en Bs 1,8 millones

Sin embargo esta situación puede cambiar y es que la manera en que se desarrolla la crisis venezolana, Pdvsa podría quedar sin poder producir más gasolina o tendría que llevar a cabo una reforma para sincerar los precios o simplemente la industria venezolana termina colapsada en su totalidad. Los rusos a través de Rosneft no estarían asumiendo lo que al menos podrían ser pérdidas entre 7 y 12 mil millones de dólares al año.

La frontera venezolana actualmente se ha convertido en una “tierra sin ley”, el contrabando de gasolina, de dinero efectivo venezolano, alimentos e insumos de consumo personal, así como de medicamentos, involucra a paramilitares colombianos, guerrilla en territorio venezolano y hampa común, así como las personas que viven de esta actividad. Si la gasolina desaparece de la región todo ese sistema se derrumba, ya que es el “oro” en el intercambio comercial ilegal, si esta sube de precio a tasas internacionales, la situación sería similar porque cambiaría todo el esquema actual. Regiones del Zulia y Táchira son controladas por irregulares y en pleno conocimiento de militares venezolanos que no actúan al respecto, dadas las circunstancias políticas y la falta de ejercer autoridad. Toda la región, incluyendo parte del territorio colombiano están bajo la amenaza latente de situaciones fuera de control, como la de motines de “pimpineros” y disturbios si la gasolina, a precio subsidiado por Pdvsa, desaparece por las causas descritas.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES