Diputada Yanet Fermín: “Quieren dominar al pueblo por medio de la educación”

Por.- Alfredo Conde

-Dijo Simón Bolívar que “Las Naciones marchan hacia el término de su grandeza con el mismo paso con que camina la educación”. Precisamente, Yanet Fermín, educadora, diputada por el estado Nueva Esparta y miembro de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, en entrevista para Zeta, presentó una radiografía de la precaria situación de la educación y lo que habrá que hacer cuando se concrete un cambio de gobierno en Venezuela.

Yanet Fermín es una educadora venezolana. Cuando habla de la educación irradia pasión y en sus palabras hay un sentido muy claro de que hay muchas cosas que cambiar, para que el país tenga una de primera línea. Pero para que eso sea una realidad, considera urgente que se produzca un cambio de gobierno en el país, para colocar un freno al plan de dominación de la población que a través de la educación busca afianzar el régimen de Nicolás Maduro.

Yanet, es diputada (Voluntad Popular) por el estado Nueva Esparta y forma parte de la Comisión de Política Interior, pero ante todo se define como docente, aunque reconoce que desde la AN es mucho lo que puede hacer por la educación y por las familias venezolanas.

La deserción escolar va en aumento en Venezuela. Son varios los factores que provocan esta situación.

-Eres educadora, tienes poco tiempo en la política. Yo soy de los que piensa que el cambio en Venezuela debe producirse partiendo de la base de la educación, por supuesto también de los sectores productivo, pero es la educación un pilar fundamental para el desarrollo del país. ¿Qué opinión te merece eso?

– Creo que uno de los errores que hemos cometido dentro de lo que significa planificar el concepto de Estado-Nación es que no hemos entendido bien que la educación juega un papel fundamental, no solamente porque hemos caído también en el error de que hemos dejado la responsabilidad de la educación solo en manos de los docentes cuando es responsabilidad de los padres, del hogar, de la familia. Los docentes solamente debemos ayudar en ese proceso de formación que va a la par con la educación. Nosotros tenemos que entender que la educación también son los buenos modales, son los principios éticos de la formación del ser humano, esos que nos define como seres humanos integrales, educados para la vida.

Entonces, si lo vemos en ese aspecto, la formación ideal sería la enseñanza y orientación que el niño, el joven, reciba en su hogar y la educación en las aulas.

-Así es –señala la diputada y educadora-, fíjate que cuando un niño iba a primer grado ya la abuelita le había enseñado las primeras nociones del alfabeto, las vocales, los buenos días, las buenas tardes. ¿Dónde aprendimos nosotros que cuando se come no se habla, que cuando nos levantamos debemos acomodar la cama, que cuando los adultos hablan los niños callan? Hay que desarrollar una campaña de que en el hogar se entienda que cuando traemos hijos al mundo, lo tenemos que hacer con conciencia y con responsabilidad extrema, porque los hijos no piden venir, son los padres los que tienen que estar preparados para traer hijos a la vida. Entonces yo creo que en eso también se ha fallado, cuando vemos, por ejemplo, niñas de 12 años embarazadas y vemos un gobierno que más bien premia el embarazo a temprana edad, cuando la campaña que debe desarrollar el Estado es precisamente de prevención, porque el ser humano cumple etapas y el embarazo tiene un nivel de madurez que no lo estamos viviendo cuando vemos niñas embarazadas que ni siquiera han cumplido con los ciclos de desarrollo integral, incluso, eso es poner en riesgo hasta su vida, niñas que deberían estar soñando con lograr objetivos claros en la vida y se ven truncados porque tienen que jugar con niños como si fuesen muñecos.

-Fíjate bien, está claro que la misma circunstancia del país ha provocado la desintegración de muchas familias venezolanas. Los principales afectados son los niños que no reciben una adecuada atención de padre y madre, en muchos casos, el padre ausente, le deja la carga completa a la madre, en otros casos, formar parte de la diáspora para tratar de enviar recursos y también la misma situación de precariedad económica que ha generado un alto índice de deserción escolar.

-Creo que uno de los grandes errores que hemos cometido es ir de espalda a la historia. En la Isla de Margarita se vivió uno de los procesos migratorios internos más importantes de la historia contemporánea de Venezuela, como fue la migración que se dio, porque en Margarita se pasaba hambre, la gente huía de Margarita, hubo hambruna. Te puedo hablar de la canción que dice: “Allá va la vaca por el callejón” esa canción nació de una hambruna que se vivió en Margarita. Eso dio pie para que el hombre margariteño saliera en busca de otra fuente de trabajo, por eso fue que se dio la fundación en El Tigre, en Tucupita, jugaron también un papel importante en la industria petrolera producto de eso y nace el matriarcado y la madre se dio la tarea de criar al muchacho ante la ausencia del padre. Pero, quiénes eran esos muchachos que crió la madre, de donde salió, por ejemplo, un Jóvito Villalba, muchos tuvieron que salir de la Isla en busca de oportunidades y eran oportunidades de estudio, entonces ahí es donde tú ves que la educación jugó un papel importante, no ahorita que ves que todos emigran producto de una estampida por lo que estamos viviendo.

-Volvemos a lo mismo –prosigue Yanet Fermín-, lo que es la educación cuando la tienes bien apertrechada dentro del seno familiar. Si fuera así, yo estoy segura de que nada de lo que estamos viviendo en el país estuviera ocurriendo. Nosotros nos retraemos precisamente por eso, la historia como tal es uno mismo, es lo que tú quieres que futuras generaciones cuenten de ti. Creo que eso ha sido producto de que ni la sociedad ha entendido el rol de la familia ni el Estado ha entendido que se debe apoyar en la familia para construir un concepto de nación y las escuelas las hemos visto como un negocio y no lo es, la educación es para la vida, para el desarrollo.

EL HOMBRE NUEVO

-Antes veíamos una educación pública de primera, ¿por qué se perdió en el tiempo, por qué la educación de primera tiene que ser la que proviene de escuela privada?

-Respondo desde mi rol sindical, porque yo vengo de un salón de clases donde reclamaba lo que no veía, porque muchas veces nosotros andamos por la vida de forma tan incoherente y tan ilógicamente que a veces aplaudimos porque otros aplauden, pero no somos como los niños, que ellos preguntan mucho “¿por qué?” Si  nosotros tuviésemos el por qué en la frente muchas cosas ayudaríamos a evitar. Cuando comenzaron a trabajar sobre el cambio curricular académico, nos afectó porque no hemos entendido que ellos (los del gobierno) vinieron con un plan de denominación muy bien establecido, muy bien estructurado y planificado, porque para tener un hombre nuevo tenias que penetrar las escuelas y así lo hicieron cuando modificaron la Ley Orgánica de Educación que, si hacemos memoria, fue aprobada en un periodo vacacional. Hay que decirlo claro: quieren dominar al pueblo por medio de la educación. Y eso hay que impedirlo.

-Cuando ellos aprueban la Ley de donde salió aquel decreto 1011, que generó la protesta “Con mis hijos no te metas”, fue un proceso donde ni siquiera la política tenía que intervenir, eso era un problema de todos, porque todos tenemos hijos, sobrinos, ahijados, tenemos a alguien que de alguna forma si no está educado nos va a afectar en un futuro. Cuando Chávez comienza a hablar del hombre nuevo, qué es en realidad lo que vemos como hombre nuevo: por ejemplo, antes una niña embarazada no podía entrar a un salón de clases porque era un anti valor, no era un modelo a seguir por su condición de niña, entonces vemos que el hombre nuevo es permitir niñas embarazadas dentro de los colegios, repito, por ejemplo… No sabes ni te imaginas el dolor que sentí cuando vi uniformes para niñas embarazadas.

-Yanet, ¿Y la calidad educativa?

-Esa es otra cosa, cuando nos obligaban a estudiar, era a estudiar. Pareciera que ahora el fin es atrofiar los cerebros. En el 2015 se estimó una cifra de 496 mil jóvenes fuera del sistema educativo porque tenían necesidad de trabajo. En la Isla de Margarita A muchos la docencia no les da la base. Conocí docentes que dejaron de trabajar por los bajos salarios y se fueron a limpiar a casas de familia. Y es que el docente venezolano no tiene cómo pagar la luz, tiene la nevera vacía, hijos sin zapatos para ir al colegio… Así, qué calidad le puedes exigir a ese docente… Esa es una realidad que nosotros estamos viviendo, esas son cifras que nosotros estimamos de acuerdo a investigaciones que llevamos a través de las escuelas, porque nos ocupamos de ver qué es lo que está pasando. Esa es otra, el gobierno tiene totalmente secuestradas todas las cifras, aquí no hay cifras oficiales, entonces ahí es donde se ve un gobierno criminal que sabe que hay una realidad aterradora y nos quiere someter a la barbarie tal como nos la vendió Rómulo Gallegos cuando escribió “Doña Bárbara”. El gobierno ni se ocupa ni se preocupa, bueno, se ocupa de mentirle al pueblo.

-Vuelvo al estado Nueva Esparta –apunta la legisladora-, los docentes están abandonando las aulas. Muchos consideran preferible salir a pescar y vender en dólares en alta mar o en una isla cercana que estar recibiendo un sueldo miserable que no llega ni a un centavo de dólar, viendo a niños que se desmayan, que están decaídos porque no tienen qué comer. Es mentira que la calidad de los alimentos que están recibiendo con el programa de alimentos escolares es suficiente, eso es una lotería, un día comen bien pero cuatro no, y los fines de semana cómo los dejamos. Es una realidad, el salario va por las escaleras y la inflación va por el ascensor. En muchos estados se está discutiendo el contrato colectivo y eso tampoco es suficiente, y ves a un gobierno que les aumenta el sueldo a los militares de manera elevada y desproporcionada con el resto de los trabajadores, solamente para que los mantenga en el poder, eso es miedo del gobierno. Sobre el miedo en el caso de nosotros vale decir de qué me vale sentir miedo y vivir en esclavitud si igualito me voy a morir, cuál es el alimento que nos hace fuerte ante la adversidad, precisamente nuestra convicción y los ideales que tenemos, no solamente por nosotros sino por las futuras generaciones.

Lea también: El relato de dos presos políticos

-Yo soy unos de los convencidos que el cambio debe venir, yo creo que esto es insostenible e inevitable. En ese proceso de cambio se impone una reforma educativa frente a la situación que estamos viviendo con la educación ¿Qué opinas tú de eso?

-Yo creo que ese cambio tiene que venir, todos anhelamos que venga, porque es terrible lo que estamos viviendo. Hasta los irresponsables del gobierno tienen que entender que no son inmortales y que si tuvieran un ápice se estadistas entenderían que generación va y generación viene, pero la tierra queda. Lo que se nos va a presentar en ese cambio es la necesaria presencia de todos, hasta de los que se han ido, porque mas allá de que esté es una tierra desolada llorando sangre, solos no vamos a poder. En el caso de la educación, eso va acompañado de la crisis de anti valores y la crisis moral que estamos viviendo y eso es lo que nos envejece como sociedad. Para motivarte e incitarte a que veas esa Venezuela grande y poderosa que tenemos al frente tras un cambio, se necesita tener herramientas y esas herramientas nos las da la educación, el formarnos.

 

– ¿Pero sí se impone una reforma educativa?

-Es que es necesaria porque la que tenemos ahorita no te ayuda ni siquiera a pensar. Aquí hay que crear personas que investiguen, aquí la historia no comenzó con Chávez. Tú ves a un muchacho de 23 años y a lo mejor no está bien formado a no ser que venga de un hogar donde tenga unos padres que de alguna forma se han preocupado por tapar los vacios educativos del presente. Lo importante es que no veas las cosas de manera tan subjetivas como se las enseñan en la escuela y que le ensanchen el panorama, que no sean unos cíclopes.

-Tecnológicamente estamos atrasados. Más allá de las Canaimitas, que no llega a todos, ni siquiera a la mayoría, cuáles son los programas que están dentro de esas Canaimitas, Yo quiero saber cuántos padres vigilan los programas educativos que están recibiendo sus hijos… Yo lo viví, yo tuve un programa que se llama Pintando a Venezuela de principios y valores y donde yo trataba de que los niños a través del dibujo me explicaran cómo era esa Venezuela que ellos veían y me perdonan lo dura que seré, pero el nivel de idiotización fue tanto que ellos veían una Venezuela llena de alimentos, pero cuando yo les decía que me dibujaran la nevera de sus casas era una nevera vacía. El choque del niño entre la fantasía y la realidad era terrible, porque lo que hacían era romper el papel del dibujo con rabia, pues estaba dibujando algo con hambre.

-Yanet, hablemos del pensum, de los textos escolares, ¿Cómo observa eso?

-El llamado a los padres es a que revisen y les hagan seguimiento a los programas educativos que están impartiendo en las escuelas y que están recibiendo sus hijos. La historia de este país no comenzó con Chávez, repito, antes de él, hubo otra historia, nosotros estamos llenos de historia. Yo creo que nosotros no podemos seguir viviendo de falacias, tenemos que comenzar a construir nuestras propias realidades para que todo esto que estamos pasando no se vuelva a repetir.

-En México hace poro hubo un gran escándalo por la reforma educativa, incluso, fue tema central en la campaña electoral. ¿Cómo está el educador en su formación en Venezuela? Porque así como el educador forma, tiene que recibir actualizaciones, porque no deben quedarse atrás.

-Yo me atrevería a decir que del 100% de los educadores, 40% tendrá una computadora en su casa y de los que tienen computadora en casa muchos no tendrán como pagar las tarifas de internet que es lo que da acceso a la globalización y te conecta con el mundo para saber. Yo lo viví. Una vez me encontré con un niño que me preguntó que si los peces dormían con los ojos abiertos o los ojos cerrados, a mi me salvo el timbre del recreo. Luego lo puse como tarea. Llamé a cuanto biólogo marino puede imaginar para que me respondiera y lo que hacían era reírse, me puse como los niños “por qué, por qué” para que me explicaran. Lo que quiero decir es que si quieres tener una educación de calidad, debes tener preparados a tus docentes para cualquier cosa, para cualquier pregunta, Aquí pareciera que el nivel de los profesores universitarios es supra, pero también debe serlo el de un maestro de preescolar o básica, porque la importancia de la educación es la raíz.

-Cuando hablamos de la educación –continúa Yanet Fermín-tenemos que hablar de una que sea integral. El mismo profesor universitario debe estar preocupado de cómo están esos maestros de abajo para que puedas trabajar con unos alumnos íntegros. Cuáles son los centros de capacitación y de actualización de un docente que no sea una biblioteca, por eso yo reconozco que los gobiernos de la llamada cuarta república hicieron el esfuerzo en dotar bibliotecas, eso no se debe discutir, pero a nosotros los venezolanos nos hace falta el conductivismo, ese proceso permanente de formación, actualización de conocimientos, de capacitación permanente, porque nunca no las sabemos todas. Aquí la dinámica nos hace investigar más cosas, pero si no hay un proceso de supervisión constante de evaluación, no vamos a hacer nada.

 

-¿Cómo están los planteles educativos?

– Los planteles que dependen de la gobernación del estado Nueva Esparta gozan de muy buen mantenimiento fueron planteles remodelados en su totalidad bajo el mandato de Morel Rodríguez Ávila pero a nivel sindical hubo un choque con él, porque tenemos planteles muy bonitos, pero tenemos maestros que estaban vendiendo Tupper  Ware, Avon, cuanto producto se vendía por catálogo que ya no los hay, vendían hasta combos de jamón y queso porque los sueldos no le alcanzaban. Yo, en ese afán de luchar por las reivindicaciones me enfrentaba y decía que los maestros no tenían qué comer. Y cómo pueden dar clases así, es la pregunta.

 

– ¿Y en la oportunidad que has tenido de ir a otros estados del país o en Caracas, cómo ves esos planteles?

Sí, hay problemas y constantes, porque ahora tenemos problemas de luz, de agua, de transporte. Las tragedias que tenemos ahorita son más visibles, imagínate a unos docentes montados en unas “perreras” para llegar a su lugar de trabajo. Los docentes que de alguna forma están conscientes de la realidad que estamos viviendo han tenido que emigrar de manera forzada, lo que ha dejado las aulas vacías y la solución del gobierno ha sido crear un gobierno paralelo. Tenemos un director de Educación Regional que depende de la gobernación y tenemos una autoridad única, Hay que escasez de personal docente que dependen del ministerio, porque les ofrecen mejores condiciones a los que dependen de las direcciones regionales y dejan a las escuelas que dependen del Estado prácticamente sin personal. Eso te obliga a contratar personal que tengan un nivel medio de preparación o en todo caso, profesionales que suplen bajo la condición de profesional necesario, esa es la categoría que te asignan. En sí, es un deterioro total, creo que en ninguna guerra se sufriría tanto los embates, no solamente a nivel de profesionales, a nivel de infraestructura, de calidad de vida como lo estamos sufriendo en educación. Pero no es que solamente es educación son todos los gremios profesionales que hacen vida en este país, nos estamos quedando sin profesionales que suplan los requerimientos. Lo vemos en salud, es todo, es una tragedia lo que estamos viviendo.

-Nosotros queremos ese cambio –añade Yanet Fermín-, pero tenemos que trabajar y lo primero es salir de este gobierno para instaurar todo ese plan que va a permitir generar el cambio que queremos. Y hay unos sectores que lo están haciendo. Hay personas preocupadas que todavía apuestan al país.

 

-La Yanet diputada y la Yanet docente… ¿Con cuál te quedas? Veo pasión en ti con respecto a la educación.

-Con Yanet docente, los títulos no me los va a quitar nadie. Pero tengo muy claro que como diputada tengo una oportunidad enorme de servir al país, a la educación y en otros aspectos. Pero creo que nunca voy a renunciar a mi condición de docente, porque tú vives en la calle donde siempre estas tratando de identificarte. Siempre lo he dicho, los policías y los docentes somos modelos a seguir y son a los que menos les presta atención el Estado venezolano. Son dos cosas que en ese proyecto de cambio lo tenemos que tener presente, pues aquí los docentes jugamos un papel primordial y los medios también porque nosotros somos hiperactivos y de inteligencias múltiples, que también juegan un papel importante. Creo que tenemos que hacer un trabajo para esa transformación, todos somos importantes. En función de eso deberíamos comenzar a trabajar a comunicar esa Venezuela que queremos, en conjunto con los medios, con la educación y con todos los actores.

-¿Cuál es tu mensaje para los padres y representantes?

-El mensaje sería que debemos pedirles perdón a nuestros hijos porque nosotros nunca quisimos que vivieran lo que están viviendo, que esta es una historia que jamás debió haber pasado, pero que también creo que no podemos perder la fuerza, la fe y la esperanza que lo principal lo tenemos vivo, lo tenemos presente, que es la vida, los sueños, las ganas de ver esa Venezuela que tanto queremos alcanzar y que vamos a ponernos a trabajar, pero eso sí, sin intereses particulares sino colectivos, que los héroes que cayeron, los que pasaron por torturas o por ese mal momento, que los veamos como hijos, como hermanos, que son nuestros, son venezolanos y eso es suficiente, como las familias que queremos sacar adelante en nuestro gran país.

Twitter: @Alconde

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES