Una misa por PDVSA

Por.-  Juan Fernández.

-Más petróleo gratis para Cuba, desatendiendo clientes que pagan. 

Probablemente cierto de grado de incertidumbre está presente al considerar que el factor tiempo acerca la aplicación de las sanciones a Irán con un efecto estimado en su oferta de suministro al mercado de más de 500 mil bpd. Se mantiene la premisa de la continuación de la caída de la producción venezolana y para algunos analistas el potencial de producción disponible en los países OPEP podría ser menor. A lo anterior se suma el requerimiento de aumento de 2 millones de barriles más al mercado por parte de Trump, en donde Arabia Saudí tiene el rol clave y el más importante. A su vez los saudís también buscan un mejor precio para valorar la OPA sobre Saudí Aramco que se espera se realice en 2019.

Con una situación de mercado en donde los niveles de inventario se asume que están en el promedio de los 5 años, las previsiones para el precio del crudo se modifican y así tenemos que Goldman Sachs proyecta un precio del Brent en los US$ 82.50,  un rango similar al de Morgan Stanley de 80 US$, el cual señalamos la semana pasada en estas notas. Según Barclays, el crudo tendría un retroceso en los dos últimos trimestres del año, estimando un precio de US$ 73 por barril, aun cuando es US$ 3 más que la última estimación del banco Barclays.

El caso de Irán lleva a la consideración de la administración del presidente Trump un análisis del impacto sobre las importaciones de China, India, Japón, Corea del Sur, Taiwán, y la Unión Europea, principales clientes del crudo iraní. Este pasado mes de junio, según Bloomberg, 2,18 millones de bpd fueron exportados por NIOC, (National Iranian Oil Company). El Departamento de Estado podría estar evaluando alguna flexibilidad en cuanto a la aplicación de sanciones a países dependientes del crudo iraní. Sin embargo, considerando la situación de la llamada guerra comercial, el cual es otro elemento a ser considerado por el mercado petrolero, y la situación geopolítica en la región,  es complicado determinar si este tipo de medidas serían aplicables por parte de la administración de la Casa Blanca. En todo caso, el Secretario de Estado, Mike Pompeo, ha señalado que a partir del 4 de noviembre entran en vigencia las sanciones.

Por último, el número de taladros en los EEUU para la semana del 6 de julio totaliza 1.234, lo cual representa 107 más que hace un año cuando totalizaron 1.127. Del total de taladros, para la actividad petrolera se dedicaron 1.029, un aumento de 102 con respecto al mismo periodo el año pasado, los cuales fueron 927. Sobre los niveles de inventario la semana pasada aumentaron en 1,2 millones de barriles, un total de crudo operativo de 417,9 millones de barriles, un 2% por debajo del promedio de 5 años.

El resultado de las elecciones en México, confirma la preocupación del mercado sobre las medidas del nuevo presidente López Obrador y resulta en un incremento del riesgo para el sector petrolero y del gas. La agencia de calificación Moody’s, indica sobre un comportamiento de los inversionistas: “inusualmente volátil y asustadizo”, lo cual traería efectos negativos en el tipo de cambio y la solvencia del país.

Las razones de Moody’s se basan en los planes anunciados del nuevo gobierno, la congelación e inclusive la reducción de los precios de combustible para el mercado interno, pero a su vez requiere de la construcción de nuevas refinerías para abastecer al mercado y la revisión de los acuerdos de exploración y producción. Por último, la nota de la analista sénior de Moody’s, Jaime Reusche, resume la situación; “La Administración entrante se beneficiará de un punto de partida macroeconómico favorable, aunque al final la trayectoria del rating vendrá formada por la dirección de las políticas económicas y su impacto en las perspectivas fiscales y de crecimiento a medio plazo de México”.

Lea también: Oro, pesos colombianos, dólares, pescado y gasolina sustituyen al bolívar

Esperemos que las políticas de López Obrador no se conviertan en la aplicación de la receta populista y menos que aplique el modelo de la supuesta revolución bolivariana, cuyos resultados del desastre al cual llevan a la economía estamos sufriendo los venezolanos y que por otro lado las instituciones mexicanas se mantengan dentro de la división de poderes, base para la convivencia democrática.

Sobre la situación de PDVSA, las acciones tomadas por ConocoPhillips siguen ejecutándose. La aprobación por parte de un tribunal para ir en contra de CITGO y de esta manera obtener la compensación otorgada por uno de los arbitrajes a los cuales acudió la petrolea norteamericana, por US$ 2.000 millones, tiene implicaciones sobre los tenedores de bonos y deuda, entre ellos ROSFNET, que tiene como garantía de préstamos el 49% de las acciones y obviamente es una obligación para el país.

Generalmente los acuerdos al emitir deuda corporativa o al otorgarse garantías, tienen cláusulas de protección al inversionista, por efecto de acciones como la iniciada por ConocoPhillips. Es decir, si la acción legal prospera, esto puede ser causa para acelerar el pago de la deuda de los tenedores de bonos, a fin de protegerse. Pues podría ocurrir la incapacidad de CITGO de poder cumplir con sus obligaciones y por ende generar pérdidas a los tenedores, al tener que disponer de recursos para cancelar el arbitraje.  La incapacidad del régimen de Maduro y la gerencia actual de PDVSA de buscar opciones es evidente y por ende los pasos de CONOCO para cobrarse.

Por otro lado, PDVSA, aun a pesar de la crisis, sigue suministrando crudo a Cuba: esta semana se ha hecho público la entrega de 500 mil barriles. Se puede asumir la hipótesis de la compra de crudo en el mercado para cumplir con el compromiso político de la supuesta revolución y como todo el mundo sabe en condiciones de suministro a Cuba sin generar ni un dólar para la economía del país. En el pasado ya han ocurrido casos de suministro a Cuba por la vía de la compra por PDVSA en el mercado, en condiciones de prepago. Es inexplicable que con las necesidades del país, se priorice la entrega a la dictadura cubana y comercialmente desde el punto de vista del negocio, que se dejen de lado a clientes que pagan por el suministro. En algún momento, alguien tendrá que rendir cuentas sobre este tipo de acciones, que perjudican el patrimonio de todos los venezolanos, en medio de una situación económica desesperada.

Estas dos situaciones, las acciones legales de Conoco-Phillips y el regalo continuo de suministro a Cuba, son evidencias del camino a la desaparición de PDVSA, la cual fue considerada de ser una las empresas con mayor valor del sector petrolero, a pasar  a prácticamente no valer nada. Ahora al M/G Manuel Quevedo pareciera que se le ocurre un milagro para evitar lo indetenible, haciendo una misa para aumentar la producción, como muchacho que no estudió para el examen y ahora reza para pasar. La incapacidad manifiesta nos lleva a la conclusión, como lo hemos dicho reiteradamente, que vamos camino al entierro de PDVSA, pues ya estamos en el funeral.

@JFernandeznupa

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES