La diáspora beneficia a Maduro

Por.- Alex Vallenilla / @alexvallenilla

-La huida de venezolanos al extranjero contribuye a disminuir la presión social interna y el volumen de las protestas

La huida de venezolanos al extranjero, es una puerta de salida habilitada por el mismo gobierno de Nicolás Maduro, el cual comprende que debe permitir que la población salga por las fronteras a buscar solución económica en otros países, lo que le genera algunos beneficios en el orden social, al restarle presión en la demanda de bienes y servicios y disminuir protestas en las calles.

Casi 5 millones de venezolanos se han ido de Venezuela debido a la quiebra generalizada de la economía de estos. Eso es lo equivalente a un millón de familias u hogares. Trabajadores públicos y privados que no ganan más de 2 dólares al mes, dejan sus trabajos abandonados y no regresan. El malestar expresado en masivas protestas, saqueos y disturbios desde 2014, ha sido un factor que el gobierno ha visto como una amenaza a su estabilidad, de hecho, por haber reprimido duramente los principales funcionarios políticos, militares y policiales, están acusados en el mundo de ser violadores de Derechos Humanos (DDHH).

La represión a fuego dejó más de 150 muertos en las protestas de 2017, a pesar de que el discurso de los oficialistas es que se trataba de opositores que se mataban entre sí para culpar al gobierno. La administración Maduro ha tenido que permitir y hasta fomentar la diáspora porque si los venezolanos no hubiesen salido las condiciones sociales actuales serían peores y el malestar general mantuviera la ingoberanbilidad en materia de orden público, con episodios vividos como en 2017 en que las protestas eran nacionales, con trancas de todo tipo de vías e interrupción del transporte.

Los venezolanos huyen por aire, mar y tierra y esto es bien visto por la administración Maduro, a pesar de discurso reciente en que el primer mandatario hacía mofas contra personas por “lavar pocetas en países extranjeros”, desde entonces ofreció crear condiciones para que hubiese un retorno, las cuales no se han producido y al contrario se acentúa la salida de personas, se estima que actualmente unas 30 mil personas abandonan diariamente.

Lea también: La hiperinflación acelera el colapso general de la sociedad venezolana

Sin embargo esta situación comienza a ser contraproducente, la petrolera Pdvsa pierde personal a diario, lo que afecta sus operaciones y es uno de los factores que suma en la caída de la producción petrolera, único ingresos de divisas del país. En las gobernaciones y alcaldías, la situación es peor, los bajos salarios han desolado estas instancias de gobiernos locales y regionales, lo que ha afectado servicios públicos esenciales como el aseo y el agua potable, así como el mantenimiento de las ciudades o poblaciones. Institutos públicos nacionales también experimentan falta de personal, tal como ocurre con jueces, policías, guardias, maestros, médicos y demás, lo que contribuye a la paralización del Estado, en medio de un proceso de colapso general.

Al menos 24% de la población que sigue en el país recibe remesas de familiares que están en el extranjero, esto también disminuye la presión por la demanda de alimentos, en que actualmente hay escasez de al menos 70% e hiperinflación de más de 100% al mes.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES