Los linchamientos procesales con fines políticos

Por Alfredo Conde: Entrevista con el abogado Omar Mora Tosta.

 

El doctor Omar Mota Tosta, miembro de la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, así como de la plataforma de DD.HH.  “Todos Por la Libertad”, sentencia que se deben acabar para siempre los “linchamientos” procesales con fines políticos en contra de la disidencia. El abogado agregó, en conversación con Zeta, que si se quiere realmente superar esta etapa de tragedia nacional, y se busca el reencuentro, la concordia y la unión de los venezolanos, se debe empezar por acabar con la persecución política. 

El abogado Mora Tosta afirma que el número de presos políticos venezolanos es de 387 y que se encuentran en condiciones deplorables debido a la falta de salubridad en los sitios de reclusión y malos tratos recibidos. “Algunos continúan siendo sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes, y en algunos casos a tortura” y otros con boletas de excarcelación de manera insólita siguen tras las rejas.

En entrevista para Zeta, Mora Tosta sentencia que llegó la hora de que se deben acabar para siempre los “linchamientos” procesales con fines políticos en contra de la disidencia, así como su brutal persecución.

 

-En primer término, hablemos del grupo de abogados que junto a usted tienen enfocados todos sus esfuerzos en lograr la libertad plena de los presos políticos venezolanos.

-En Venezuela, un grupo de abogados hemos dedicado una buena parte de nuestro trabajo profesional a ayudar a quienes han sido víctimas de la represión por razones políticas desde hace muchos años, prácticamente, desde que este régimen llegó al poder y se fue apoderando, poco a poco, del resto de los poderes públicos mediante una sostenida campaña en el tiempo, de desmontaje de la institucionalidad, en la que se utiliza especialmente a la administración de justicia para perseguir, encarcelar, procesar y condenar a quien piensa distinto, o se opone a la instauración en el país del Comunismo del Siglo 21.

-A raíz de la persecución que se desató en contra de los abogados defensores y demás activistas de DDHH, a principios de este año 2018, como en el caso de uno de los defensores del Capitán (Juan) Caguaripano, propuse la UNIÓN, en mayúsculas, de todos los abogados defensores de presos políticos, activistas de DD.HH y ONGs. Nos reunimos, y se realizó una rueda de prensa donde hicimos la denuncia de lo ocurrido y así nació la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, que aglutina a todos los defensores de los presos políticos y ONGs defensoras de los DD.HH.

-Nuestro trabajo –prosigue Mora Tosta-, aparte de la lucha por el respeto de los DD.HH. en Venezuela, es el rescate de la Institucionalidad y la Democracia.

-En la actualidad la plataforma de DD.HH.  “Todos Por la Libertad” de la que formo parte desde su creación junto a Lilian Tintori, ha diseñado el Proyecto Libertad que, como su nombre lo indica, busca la libertad plena de todos los presos políticos del país.

-Dicho proyecto –continúa el abogado- consiste en acudir ante las instancias que “ostentan el poder en este momento en Venezuela”, para exigir el respeto a las garantías fundamentales de los presos y perseguidos políticos, en la búsqueda de su libertad plena ya que ninguno ha cometido delito. Toda vez que pensar distinto, opinar y disentir no es, ni debe ser considerado como delito, así como tampoco en el mundo militar el apego al art. 328 CRBV, que establece que las fuerzas armadas se deben a la defensa de la constitución, de la soberanía de la república y NO se deben a ninguna parcialidad política, lo cual ha sido el motivo de persecución de nuestros militares institucionales. 

-En la campaña, participan además de los familiares de los presos políticos, civiles y militares, ONGs y los abogados de la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia.

– Doctor, el pasado miércoles 20 de junio usted, junto a familiares de los presos políticos, solicitaron al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que continúe las excarcelaciones de estos privados de libertad. ¿Ha tenido alguna respuesta, tomando en cuenta que Nicolas Maduro y otros funcionarios del régimen han dejado abierta esa posibilidad?

-Efectivamente, dentro del marco del Proyecto Libertad, hemos visitado, para exigir el respeto a los derechos humanos y el debido proceso, al Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo y finalmente el Tribunal Supremo de Justicia.

Lea también: La cúpula militar y la impericia opositora sustentan al régimen

-Cada semana –continúa- son posteriormente monitoreadas estas Instituciones que ostentan el poder, para lograr una respuesta favorable a nuestras peticiones, de que sean cumplidas, en principio, de inmediato, las libertades acordadas con boletas que no han sido tramitadas, que sean acordadas de oficio las libertades por medidas cautelares, medidas humanitarias por razones de salud, medidas alternativas al cumplimiento de pena en libertad, mientras se logra la libertad plena que conlleva el cierre de todos esos procesos, que ya han sido reconocidos como políticos por parte del régimen.

-Es por ello, que luego de nuestra campaña, el Gobierno habló de libertades para los presos políticos, pero en la práctica, solo salió un pequeño grupo y no con libertades plenas, sino con medidas que restringen su libertad. Eso no es libertad. Por eso seguiremos haciendo presión ante los entes que “detentan” el poder y que en teoría deberían respetar los derechos humanos y el correcto desenvolvimiento de los procesos penales para que cumplan con la Constitución y liberen a los presos políticos y se resuelva el problema de más de 12 mil personas sometidas a medidas cautelares por razones políticas, cuestión que mantiene a muchos en el exterior.

-Es cierto que han habido excarcelaciones –agrega Mora Tosta-, se han hecho algunas, pero queremos que salgan todos sin distingo, civiles y militares, y estaremos vigilantes, ya que el gobierno aprovechó y liberó a “otras personas” alegando que eran presos políticos y no lo son. El respeto al debido proceso y a los DD.HH debe ser en todos los procesos, políticos o no. Pero no se debe mezclar una cosa con la otra.

-¿Cuál es el número de presos políticos que hay en las cárceles venezolanas?

-Al día de hoy hay 387 presos políticos, discriminados de la siguiente manera: sociedad civil: 192; militares: 154; estudiantes: 12; políticos: 16 y policias: 13.

-¿En qué condiciones de salud se encuentran y en qué status, es decir, si tienen medidas cautelares de presentación, prohibición de salida del país, arresto domiciliario, etc.?

-Se encuentran en condiciones deplorables debido a la falta de salubridad en los sitios de reclusión y malos tratos recibidos; algunos continúan siendo sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes, y en algunos casos a tortura. Algunos tienen boletas de excarcelación, otros deben ser excarcelados mediante medidas cautelares de oficio, ya que muchos están enfermos y otros han cumplido más de 2 años de detención preventiva y sus juicios están paralizados, “ello es una suerte de condena anticipada”.

-Otros (dentro de esos injustos procesos) ya merecen medidas alternativas a la ejecución de la pena en libertad, por haber cumplido más de la pena requerida.

-¿Cuántos tienen boletas de excarcelación y no han sido liberados, lo cual asombra a la comunidad internacional?

-En este momento existen inexplicablemente aún 4 personas con boleta de excarcelación, dentro de los cuales figuran dos funcionarios de Polichacao, Fred Mavares y Reggie Andrade, que se encuentran en el Sebin, Helicoide. 

-¿Qué se puede esperar del llamado plan de “reconciliación nacional” y de la Comisión de la Verdad de la cuestionada asamblea nacional constituyente (anc)? 

-Esto te lo respondo en dos partes: En primer lugar, si existiera la voluntad de reencontrar el país, colaboraremos en ello, siempre y cuando estos anuncios sean verdaderos, de buena fe y que tengan como objetivo sacar a Venezuela de la crisis institucional, económica y humanitaria (alimentos/medicinas). Y que no ocurra como en anteriores ocasiones donde se publicitó diálogo, que nunca fue tal, pues ni se respetaron promesas que fueron planteadas.

-Por tal razón, estimo que si se quiere realmente superar esta etapa de tragedia nacional, y se busca el reencuentro, la concordia y la unión de los venezolanos, se debe empezar por acabar con la persecución política a quien disiente, o piense distinto, y dar libertad plena a todos los presos y perseguidos políticos, ya que deben salir de las cárceles esos 387 y los perseguidos que tienen órdenes de captura y/o medidas que restringen su libertad deben ser revocadas, para que puedan regresar a su país.

-Se deben otorgar libertades plenas cerrando todos esos procesos, por cuanto no se han cometido tales delitos. Los presos políticos civiles y militares son inocentes, esos procesos son nulos, por cuanto son de naturaleza política y han violado todas las garantías procesales y fundamentales de estas personas.

-Quiero dejar claro –apunta Mora Tosta- que nuestros presos políticos se mantienen firmes en sus principios y convicciones que los llevaron a estar arbitrariamente privados de libertad. El hecho de que hayan sido “conducidos a la fuerza” por quienes los mantienen privados ilegítimamente de la libertad a ese sitio y presentados en cadena nacional, no compromete ni su dignidad, ni sus ideales.

-En segundo lugar –prosigue- esos son entes cuestionados por ilegítimos, y según nuestro ordenamiento jurídico, toda autoridad usurpada es ineficaz, sus actos son nulos, inexistentes dentro del marco legal, por sobradas razones que son de dominio público. Por eso, mucho menos puede hablarse de “comisión de la verdad”, ¿cuál verdad? Además, ni remotamente se cumple con los estándares internacionales que demarcan cómo deben constituirse y funcionar ese tipo de comisiones. Deben acabar para siempre estos “linchamientos” procesales, donde el gobierno usa el poder judicial con fines políticos en contra de la disidencia.

-Me permito igualmente señalar, que en caso de que existiera una asamblea constituyente legalmente constituida, su única atribución constitucional sería redactar una nueva constitución, ninguna otra.

-Muchos han calificado de rehenes del gobierno a estos políticos de oposición. ¿Se les puede llamar así?

-Ciertamente, en mi opinión los presos políticos, son rehenes del poder que se ejerce de manera ilegal, son perseguidos por razones políticas, sin respetar el debido proceso, ni sus DD.HH., siendo inocentes. Es por ello, que al usar el término “liberados” se hace un paralelismo con un secuestro cuando los captores liberan a sus víctimas. Con la agravante de que a nuestros presos políticos, solo los excarcelan desde el punto legal, no tienen libertades plenas, ya que siguen privados de ejercer los derechos consagrados en la Constitución, por cuanto sus garantías fundamentales están restringidas. Cuando estás sometido a medidas cautelares, no estás en libertad plena.

-¿Cuáles son los delitos que se les imputa con mayor frecuencia y sin tener pruebas?

-En Venezuela –afirma Mora Tosta-, se ha perseguido a la disidencia, tanto en el ámbito civil, como en el militar. Se ha innovado en este sentido, ya que regímenes dictatoriales anteriores, acostumbraban acusar a los disidentes por delitos políticos clásicos, como rebelión, conspiración, espionaje, traición a la patria y otros. Aquí, se ha perseguido a la oposición, a la disidencia en todos los estratos de la sociedad, (amas de casa, estudiantes, profesionales, sindicalistas, profesores universitarios, políticos, policías y militares institucionales) para mandar un “mensaje” al resto de la población y cercenar el derecho a la protesta pacífica mediante detenciones arbitrarias y condenas ejemplarizantes, usando inclusive delitos de otra naturaleza, como delitos económicos, contra el patrimonio público, terrorismo, y hasta delitos militares para procesar civiles, cuestión prohibida internacionalmente. 

-Los delitos más comunes por lo que han sido imputados en los tribunales penales ordinarios y militares, han sido traición a la patria, rebelión militar y civil, instigación a la rebelión, sustracción de efectos de las Fuerzas Armadas, ataque al centinela, motín, instigación al motín, contra el decoro militar y abuso de poder; instigación pública, intimidación pública con artefactos explosivos, agavillamiento, asociación para delinquir, obstaculización de vías, entre otros.

-El tema de la tortura de los presos políticos venezolanos ya llegó a la Corte Penal Internacional de La Haya y es un asunto bien sustentado. ¿Qué tiempo puede tomarse este tribunal en pronunciarse? ¿En qué fase se encuentra este proceso?

-Como lo he expresado en anteriores oportunidades la comunidad internacional ha volteado su mirada hacia Venezuela y reconoce que se violan derechos humanos y han optado por aplicar sanciones al régimen en tal sentido.

-El Sistema Interamericano (OEA) –prosigue el abogado- que sanciona las violaciones a los DDHH presentó un informe por expertos independientes, en donde se concluye que en Venezuela no solo se violan derechos humanos a los presos políticos, sino que existen fundados indicios de que se cometen crímenes de lesa humanidad contra su población, por razones políticas.  

-El Alto Comisionado de Naciones Unidas en su reciente y extenso informe también reseña con gran amplitud y detalle estas violaciones sistemáticas a los derechos humanos de los venezolanos, todo lo cual alimenta el proceso contra el régimen en la CPI.

-En la actualidad – añade- el proceso está en fase preliminar, en la que la Fiscal ante la CPI evalúa si hay mérito o no para proseguir con la fase formal de investigación y sustanciación con miras a la presentación de la acusación en contra de los involucrados, cuestión que a mi parecer será más pronto que en otros casos por el importante elenco de pruebas, testimonios con los que se documenta o sustenta las denuncias presentadas, además del apoyo que están realizando para con las mismas otros países de la Comunidad Internacional.

-¿Qué otras acciones tienen previsto ejercer en los próximos días para lograr los objetivos trazados?

-Seguiremos exigiendo y presionando nacional e internacionalmente, ante todas las instancias que corresponda el respeto de los DDHH de los presos políticos, hasta lograr su libertad plena y la de todos los perseguidos.

-Asimismo, continuaremos trabajando para que acabe la persecución política y se avance hacia el reencuentro de los venezolanos, para poder sacar a nuestra patria de la crisis actual en que se encuentra inmersa, y de esta manera continuar trabajando en el rescate de la institucionalidad en el país, la separación de poderes, como pilar fundamental de un Estado Democrático, donde se pueda contar con un andamiaje o tejido institucional robusto que garantice un sistema de justicia imparcial, expedito y donde se garantice a todos los venezolanos el disfrute de todas las garantías fundamentales recogidas en la Constitución y los tratados internacionales suscritos y ratificados por la república.

Twitter: @Alconde

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES