PDVSA dejó de garantizar el suministro

Por.- Juan Fernández.

-PDVSA pierde su mayor ventaja que consistía en ofrecer a sus clientes la garantía de suministro.

El precio promedio del crudo disminuye durante el mes de junio, probablemente la combinación de las expectativas de un aumento de la oferta al mercado por parte de la OPEP, liderada por  Arabia Saudí, así como en términos reales el efecto de una mayor producción por parte de Rusia y de Arabia Saudí, sean dos razones para el resultado del precio promedio del mes con Brent en los US$75,94 por barril y el WTI en US$67,32 por barril. Se mantiene la caída de la producción de Venezuela, mas la aplicación de sanciones a Irán, como un “issue” en el mercado y es por ello que para mantener el balance del mercado otros productores están aumentando su producción para compensar esas caídas. La pregunta es:  ¿será suficiente el aumento de la producción de terceros para compensar la caída de Venezuela e Irán?

Por otro lado, esta semana, luego de la decisión de la OPEP/Rusia de aumentar la oferta, el presidente Trump conversó con el rey de Arabia Saudí para incrementar hasta dos millones de bpd su producción, considerando que no es suficiente el anuncio de lo acordado en la reunión de la OPEP de finales de junio. Según la agencia de noticias SPA (Saudí Press Agency), una declaración oficial del Rey Salman informó lo siguiente: “El reino está preparado para utilizar su capacidad de producción disponible cuando sea necesario para manejar cualquier cambio futuro en los niveles de oferta y demanda”. El Presidente Trump dijo que el rey Salman ha acordado su requerimiento de incrementar su producción, quizás hasta los 2 millones de bpd. La razón que argumentó la administración de la Casa Blanca, es la caída de la producción venezolana que alcanza los niveles más bajos de exportaciones en décadas con una PDVSA prácticamente sin posibilidades de recuperación, y por otro lado el tema de Irán en donde según la Casa Blanca se tiene como objetivo a través de las sanciones el corte de importaciones de petróleo iraní al mercado, cuyo impacto seria de aproximadamente 1,5 millones de bpd. En consecuencia para balancear el mercado se requiere compensar con producción de terceros. La presión por la falta de ingresos petroleros a Irán le genera una presión que le llevaría a renegociar el acuerdo nuclear cuestionado por Trump. Adicionalmente, el mercado petrolero también observa la tensión por la “guerra comercial” y no es del interés de los productores causar desequilibrios por un excesivo precio del crudo que afecte el crecimiento del PIB global.

Aun cuando en tres países hoy en día – los EEUU, Rusia y Arabia Saudí – su producción es más del 30% de la demanda global, las perspectivas de precio para Morgan Stanley son de un aumento para el II semestre del año, que llevaría al Brent a cotizarse en los US$85 por barril y agregan a Libia y Angola como otros dos países con problemas de producción, además de Venezuela e Irán.

De todos es conocido el deterioro de PDVSA, un tema que se hace repetitivo y quizás hasta de una manera inexplicable es la normalidad dentro de la empresa, una especie de síndrome de Estocolmo. Es grave no observar una reacción contundente desde la sociedad, uno espera a que no se resignen a que no hay alternativa o salida, pues en realidad sí la hay y vendrá como la historia nos lo demuestra. Obviamente, esta situación de PDVSA es el resultado de años de una mediocre gerencia, sin criterios de negocio, técnicos, comerciales, financieros, llevando al país a su mayor crisis económica en la historia. Aun a pesar de haber recibido desde que la supuesta revolución llegó en 1999  más ingresos que la suma desde que somos república.

Lea también: Empeora la caída de las reservas internacionales en Venezuela

Sobre los ingresos recibidos es como miles de millones de dólares que debieron ser destinados a la creación de valor, riqueza, bienestar social, y llevar al país a una economía diversificada, fueron a parar a los bolsillos de unos pocos, producto de la corrupción.

El M/G Manuel Quevedo, como hemos mencionado, sin las pericias requeridas y con las mismas deficiencias en la gerencia petrolera desde la llegada de Ali Rodríguez, Rafael Ramírez, etc., resultará en más de lo mismo y el panorama es cada vez peor para el país, con una crisis social latente y en crecimiento.

Por lo anterior, la crisis de PDVSA es un tema en el mercado petrolero, tanto por la incapacidad de poder aprovechar el momento de recuperación de precios del crudo en los últimos meses para aliviar la falta de ingresos, como por la previsión de su caída de producción que implicaría hasta su desaparición como suplidor en el mercado en corto plazo y por ende los clientes se ven obligados a buscar alternativas de suministro.

Un caso que se destaca en la prensa se refiere a la India, pues durante el primer semestre se estima una ciada de más del 20% de las exportaciones de crudo con destino al tercer mercado más importante hoy en día para PDVSA. La información de la agencia Reuters indica que hace unos días atrás, ejecutivos de Reliance  de la India y de Rosneft de Rusia, quienes poseen la mayoría de Nayara Energy, se reunieron con PDVSA para tratar el problema de suministro, porque durante el I semestre de 2017 se despacharon 335 mil bpd hacia ese mercado y en 2018 para el mismo periodo 280 mil bpd. Además PDVSA solicitó a sus clientes no enviasen buques para cargar los despachos, dada la complicada situación en Jose de logística de carga y suministro. La India que depende del crudo importado, observando la caída de PDVSA, y también la situación que viene sobre Irán, busca alternativas en los productores del medio oriente, entre ellos Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos para suplir a su mercado.

Por ultimo, recuerdo que una de las reglas básicas y principios de negocio de PDVSA era la garantía de suministro que por lo visto ya no existe en la PDVSA hoy. Al momento del cambio de modelo en nuestro país, se va a requerir de un esfuerzo importante para recuperar la confianza del mercado.

@JFernandeznupa

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES