El agónico tango de Messi

Por Roberto Mansilla Blanco.

-Tercer sumario Mundial Rusia 2018 al 26 de junio.

Con drama y sufrimiento, Argentina clasificó a los octavos de final con una intermitente aparición de Leo Messi, quien por fin anotó su primer gol en este Mundial. Con todo, el verdadero protagonista de este torneo es la tecnología del VAR, auténtico árbitro en la sombra que ha terminado siendo decisivo, directa o indirectamente, en varios de los partidos celebrados hasta ahora.

El Mundial Rusia 2018 entra en su fase de definición de cara a unos octavos de final que comienzan el próximo sábado 30 de junio. Esta semana es, por tanto, decisiva porque finaliza la primera fase y se definen las candidaturas para la siguiente ronda eliminatoria.

Al finalizar la jornada de este martes 26, estaban clasificados para los octavos de final la anfitriona Rusia, Uruguay, España, Portugal, Bélgica, Francia, Croacia, México, Inglaterra, Francia, Dinamarca y Argentina. La lista se complementará de aquí al próximo viernes 29, con una amplia selección de oncenas en la que puede asomarse alguna sorpresa de última hora.

Uruguay y Rusia, los primeros clasificados

La última ronda de la primera fase comenzó este lunes 25, definiendo el los primeros emparejamientos de octavos de final. Uruguay consolidó su liderato en el Grupo A, tras vencer 3-0 a la anfitriona Rusia, segunda del grupo.

Los charrúas terminaron líderes con tres victorias, cinco goles a favor y ninguno en contra. Por su parte, los rusos avanzan a la segunda fase, para muchos expertos contra todo pronóstico, con dos victorias y una derrota.

Lea también: La igualdad domina el Mundial del VAR

Finalmente, Arabia Saudita se despide del Mundial con una inesperada victoria 2-1 ante una Egipto muy deslucida, que sólo ha podido anotar dos goles por medio de su estrella Mohammed Salah. El duelo árabe se lo llevaron los sauditas.

El VAR decide el grupo B

Pero el drama y el surrealismo se vivió en el grupo B. En el grupo B, Portugal y España se enfrentaban a una Irán que aún tenía posibilidades matemáticas de clasificar, y a la eliminada Marruecos. Y este jornada doble se vivió con intensidad y desconcierto.

Los dos primeros puestos fueron variando a medida que pasaban los minutos y caían los goles. Todo se decidió entre el minuto 90 y el descuento. Gracias a la tecnología del VAR, en Kaliningrado, España logró empatar 2-2 con Marruecos con un gol de Iago Aspas que, en principio, había sido invalidado por el árbitro por presunta posición adelantada.

Simultáneamente, en Kazán, Irán igualaba de penalty 1-1 con Portugal también gracias al VAR. Y tuvo aún una ocasión de dar la sorpresa y ponerse en ventaja, eliminando así a la Portugal de un Cristiano Ronaldo que, incluso, falló un penalty.

Penaltys, protagonistas presentes en casi todos los partidos, todos ellos gracias a la tecnología del VAR. El Mundial 2018 está batiendo récords en este sentido: hasta el martes 26 se habían contabilizado 22 penas máximas.

Empatados en puntos pero por diferencia de goles, España terminó líder del Grupo B, lo cual le permitirá enfrentar a Rusia el próximo domingo 1º de julio en Moscú en octavos de final. Un día antes, en Sochi, se vivirá un apasionante Uruguay-Portugal.

A lo largo de esta semana se definen las otras plazas del resto de grupos para los octavos de final. Y allí se la juegan selecciones como la actual campeona Alemania, la siempre favorita Brasil, aspirantes como Colombia, revelaciones como Japón y Senegal y otros convidados inesperados como Suecia, Suiza, Serbia, Dinamarca e Islandia.

Y en esta ruleta rusa, la atribulada Argentina de Leo Messi, cuya imagen decadente y sin rumbo estaba ocupando titulares y haciendo correr ríos de tinta, finalmente logró clasificarse a octavos de final tras ganar por 2-1 lo que fue catalogado como su primera “final”, este martes 26, contra Nigeria.

Lea también: (Video) Mundial de locos: ¿Quiénes se pueden llevar la copa a casa?

El gris olimpo del “Messías”

Lo de Argentina es dramático, de infarto. Se la jugaba ante Nigeria, pero no dependiendo de sí misma. Finalmente logró clasificarse de manera agónica, en los últimos minutos, gracias a un gol de su defensor Marcos Rojo. Goles en los últimos minutos que han sido una tendencia en este Mundial.

En este Grupo D, Croacia terminó como el indiscutible líder, con tres victorias, nueve puntos, siete goles a favor y uno en contra. Confirmó su liderato tras derrotar en la última jornada del martes 26 a Islandia por 2-1.

La selección croata, liderada por Modric, Rakitic y Mandzukic, ya venía mostrando sus credenciales tras golear 3-0 a Argentina el pasado jueves 20, en una de las derrotas más humillantes para los argentinos en las fases finales de los Mundiales.

Una derrota que causó un efecto tectónico en el propio país sudamericano. La imagen de incapacidad, de errores colectivos, de cierta desidia, de falta de rumbo, que se observó en los argentinos contra los croatas tuvo su momento sintomático y simbólico justo antes del comienzo del juego, mientras se entonaba el himno argentino. La imagen de Messi pasándose la mano en la frente, con gesto adusto y preocupado, parecía presagiar el desastre que se le venía encima.

La penosa imagen de Argentina frente a Croacia, así como anteriormente el preocupante nivel mostrado en el empate de la albiceleste ante Islandia en el debut del Mundial, creó un ciclón de rumores y de especulaciones en Argentina que apuntaban tanto a Messi como a su seleccionador, Jorge Sampaoli. Pero la agónica victoria 2-1 ante Nigeria en la última jornada ha logrado despejar algunos de estos temores.

De manera indirecta, a Argentina sólo la salvó la victoria de Nigeria 2-0 frente a Islandia un día después de la catástrofe ante Croacia. Ahora le toca un atractivo desenlace de octavos de final contra Francia este sábado 30 en Kazán.

Antes del juego contra Nigeria, la noticia era que, precisamente, Messi no ha aparecido. Pero finalmente lo hizo el martes 26, aunque de manera intermitente. Anotó a los 14 minutos el gol que abría la clasificación argentina a octavos de final.

Pero el drama se vivió en San Petersburgo tras un inexistente penal a favor de Nigeria a los 57 minutos. Con todo, el VAR no estaba seguro del penalty, que finalmente decidió decretar el colegiado turco Sakir.

A partir de allí, todo fue drama en el desenlace del Grupo D. Islandia empataba a Croacia de penalty, pero posteriormente los croatas recobraban la ventaja de 2-1 con la que finalmente eliminaban a los islandeses.

Justo poco después, apareció el defensor argentino Rojo para rematar un centro del recién ingresado Pavón que sirvió para decretar el 2-1 que clasificaba a Argentina a los octavos de final. Y le daba un respiro no sólo a todo un país sino a un Messi que sabe que Rusia 2018 es su última oportunidad para ganar un Mundial.

Tras pasar por el “infierno” durante los últimos días y varios minutos del cotejo ante Nigeria, el “Messías” resucitó. Francia le espera el próximo sábado 30. Un duelo particularmente significativo para el atacante argentino Gonzalo Higuaín, nacido en Francia, selección con la que debutó siendo juvenil para, posteriormente, decantarse por la “madre patria” argentina.

Lea también: El bombazo español antes del Mundial

La ley de Cristiano

Con Messi navegando entre el cielo y el infierno, su eterno rival Cristiano Ronaldo parece embalaarse hacia un Mundial que puede ser exitoso en su también probable despedida de estos torneos.

Ambos, Messi y Cristiano, coinciden en jugar sus respectivos duelos de octavos de final el mismo sábado 30. Antes del duelo contra Uruguay, CR7 ha anotado cuatro goles, los tres contra España en el debut y el decisivo ante Marruecos. Con ello empata en la tabla de goleadores con el inglés Harry Kane y el belga Romeo Lukaku.

No obstante, ya hay una leve similitud en la interminable rivalidad entre Messi y Cristiano: como le sucediera al argentino ante Islandia, el portugués falló un penaly decisivo ante Irán que le habría servido a su país de victoria y como liderato absoluto del grupo.

Como ocurriera en la Eurocopa 2016, Cristiano avanza convencido de lograr algo histórico: conquistar el Mundial para Portugal. Y sabe, como Messi, que Rusia 2018 muy probablemente sea su último Mundial.

Pero el próximo sábado 30 en Sochi tiene una cita muy complicada: una Uruguay igualmente temible, sólida en defensa, destacando la pareja de centrales Godín y Giménez, y pólvora de la buena en ataque, con el dúo conformado por Cavani y Luis Suárez.

Lea también: (Video) El Banquillo: Panamá, Colombia y Perú pueden sorprender en el Mundial

Alemania y Brasil

Los otros dos favoritos han pasado por apuros. La actual campeona, Alemania, comenzó perdiendo con un México imparable con dos victorias. Pero el sábado 23 se vivió el probablemente más apasionante momento del Mundial: el gol en el descuento del astro germano Toni Kroos de tiro libre ante Suecia, que le dió a los alemanes sus primeros tres puntos.

Alemania lo tiene sencillo: vencer a la eliminada Corea del Sur el miércoles 27. Ese mismo día, México se medirá a Suecia, que tiene sus opciones al estar igualado en puntos con Alemania. El asunto es conocer quién será el líder del Grupo F y el segundo clasificado. Todo parece que serán, por este orden, México como primero y Alemania como segundo.

Por su parte, Brasil es un cantar similar al germano. Sufrir para avanzar. Empató en su debut (1-1) con la siempre difícil Suiza y terminó venciendo en el descuento 2-0 a Costa Rica, que quedó así eliminada.

En este partido, el astro Neymar anotó su primer gol pero su imagen llorando al final del encuentro, como intentando sacudir el estrés, y las revelaciones off the record de una circunstancial pelea con su compañero Thiago Silva durante el lance de este partido, dan a entender el nivel de tensión y de exigencia que existe dentro de la canarinha.

El miércoles 27, Brasil se enfrenta a Serbia. Los cariocas tienen cuatro puntos, los mismos que Suiza, que se enfrenta a la eliminada Costa Rica, Brasil busca el liderato del grupo E. Tiene un encuentro difícil con Serbia, que con tres puntos también tiene opciones de clasificar si derrota a los brasileños. Será un partido intenso, toda vez Suiza lo tiene más fácil.

En estos momentos, ante la igualdad de puntos, Brasil se ve beneficiado por la diferencia de goles (+2) por encima de Suiza (+1). Una diferencia que eventualmente seguiría beneficiando a los brasileños si, como se prevé junto a los suizos, terminen ganando sus respectivos duelos ante Serbia y Costa Rica. Pero todo dependerá de los goles anotados.

Los clasificados en los grupos E y F se enfrentan en octavos de final. Y allí, las cábalas y el destino, siempre caprichosos, pueden deparar el que sería el plato fuerte de esta ronda eliminatoria: la posibilidad de un Brasil-Alemania, los dos grandes favoritos enfrentados en octavos de final. Reedición de la final del Mundial 2002 ganada por la canarinha y de la histórica y humillante goleada alemana 1-7 en semifinales del pasado Mundial 2014, celebrado en suelo brasilero.

Suiza y la venganza albano-kosovar

Precisamente, los suizos también se erigen como posible revelación de este Mundial. Tras su sorprendente empate con Brasil en el debut, remontaron ante Serbia sobre la bocina para ganar 2-1. Una victoria con un fuerte componente político, que ha creado una enorme polémica en este Mundial.

Dos de las estrellas suizas, Xhaka y Shaqiri, son de origen albano-kosovar. Ambos anotaron los goles ante Serbia, histórico enemigo de los albaneses y de los kosovares.

La celebración de ambos jugadores ilustrando el águila albanesa, símbolo nacional, creó fuertes reacciones no sólo en Serbia sino en la anfitriona Rusia, histórico aliado de los serbios.

La FIFA intervino amenazando con una sanción a ambos jugadores si volvían a hacer lo mismo. Al final, quedó en una multa para ambos jugadores. Multa que no ha pasado despercibida en el propio Kosovo. Agradecidos por el gesto de sus “paisanos” Khaka y Shaqiri, los habitantes de este nuevo país declarado independiente en 2008 han iniciado una colecta pública para recaudar los fondos necesarios para pagar la multa de la FIFA.

Pero la polémica política no quedó allí. Tras una polémica acción en el área suiza donde los serbios reclamaron penalty que el árbitro no concedió a pesar de que el VAR parecía dictaminar esa posibilidad, el  el seleccionador serbio Mladen Krstajic arremetió contra el colegiado en la rueda de prensa.

Al preguntársele por esa acción, Krstajic dijo que al árbitro “lo deberían enviar al Tribunal Internacional de La Haya, como hicieron con nosotros los serbios”.

Menos tensión en el resto de grupos

Por el grupo C, Francia confirmó su liderato (7 puntos) en su empate a cero goles con Dinamarca, la segunda clasificada. Perú, una selección que volvía a un Mundial tras 36 años, se despidió con una victoria 2-0 ante Australia, endulzando levemente sus anteriores e inmerecidas derrotas por la mínima ante Dinamarca y Francia.

Por tanto, Francia enfrentará a Argentina en octavos de final, toda vez Dinamarca lo hará ante Croacia, la líder del Grupo D, el domingo 1º de julio.

Por su parte, el Grupo G no tiene historia. Bélgica e Inglaterra han confirmado su favoritismo, goleadas mediante. Los belgas sacudieron a Panamá (3-0) y a Túnez (5-2) mientras los ingleses tuvieron problemas en su victoria ante los tunecinos (2-1) pero no tuvieron piedad con la debutante Panamá (6-1)

Inglaterra y Bélgica se enfrentan el jueves 28 para definir líder y segundo clasificado. Ambas oncenas están igualadas en puntos (6) y diferencia de goles (+6). Es el único atractivo de esta jornada, ante el intrascendente Túnez-Panamá, dos eliminados que buscarán sus primeros tres puntos.

Ese mismo día se decide el Grupo H. Japón y Senegal han sorprendido a los expertos al estar líderes, también igualados en puntos (4) y diferencia de goles (+1). Pero Colombia, que perdió 2-1 en su debut ante los nipones, deleitó al mundo con una exhibición de buen fútbol en su goleada 3-0 ante una decepcionante Polonia. Los polacos quedan eliminados, dejando fuera del Mundial a una de sus estrellas: su atacante Robert Lewandowski.

En la última jornada, Japón se enfrenta a Polonia mientras Colombia y Senegal vivirán un apasionante duelo. Los cafeteros deben ganar a toda costa para asegurar, al menos, el segundo puesto. El empate le llega a los africanos para clasificar. La probable victoria japonesa sobre Polonia la confirmaría como líder del grupo.

Los clasificados en los grupos G y H se enfrentarán en octavos de final. Y allí podríamos ver, veinte años después del Mundial 1998, un atractivo Colombia-Inglaterra.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES