Recaudación del Seniat no da para sueldos, pensiones y “bonos de la patria”

 Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

*La administración Maduro requiere más de 55 billones de bolívares mensuales para pagar las nóminas públicas, pensiones y bonos y el ente recaudador sólo cobra 19,22 billones al mes   

Luego de los aumentos de salarios, pensiones y bonos de ayuda social que emite la administración Maduro, los precios podrían seguir en alza por la presión que ejerce la emisión de dinero de parte del Banco Central de Venezuela (BCV) para dar cobertura al déficit estatal. El gobierno continúa con la fórmula de aumentar los sueldos, con el argumento de una lucha contra la inflación, la cual viene perdiendo desde hace tiempo.

Maduro decretó que el sueldo mínimo y el bono alimenticio suman 5,19 millones de bolívares a partir de julio, que para unos 4,5 millones de empleados públicos, representan al menos 23,22 billones de bolívares mensuales, esto sin tomar en cuenta los escalafones y rangos dentro de toda la administración pública, pago de vacaciones y prestaciones sociales. Para los pensionados decretó un aumento hasta 4,2 millones de bolívares al mes, lo que representa para el Ejecutivo nacional unos 16,8 billones de bolívares mensuales, en cuanto a los bonos que otorga a parte de la población con el carné de la patria, se estima al menos unos 15 billones de bolívares mensuales, lo que totaliza 55 billones, 20 mil millones de bolívares (Bs 55.020.000.000.000,00) lo que mínimo requiere al mes para poder realizar estos pagos.

Al revisar cuales mecanismos usaría Maduro para cubrir este gasto, se obtiene que el Seniat, que es el que debe aportar recursos al Estado a través de la recaudación de impuestos, en lo que va de año, sólo cobra un promedio mensual de 19,22 billones de bolívares al mes, mientras los ingresos por Pdvsa, con el petróleo que sólo se vende, el Ejecutivo apenas lograría tener ingresos netos entre 300 y 400 millones de dólares al mes. Según la tasa Dicom para las remesas en 2,2 millones de bolívares, el monto en dólares para estas erogaciones no supera los 30 millones de dólares al mes, sin embargo sólo puede garantizar ingresos a los trabajadores por unos 2 dólares mensuales, mientras el costo de la canasta alimentaria familiar es de 130,66 dólares mensuales.

El gobierno sin duda continuará emitiendo dinero “inorgánico” para dar cobertura al pago de las nóminas públicas inyectando más liquidez que seguirá presionando al alza la inflación.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES