Crisis venezolana abre titulares en la prensa italiana

 

Por Eduardo Martínez, corresponsal en Italia.

*La prensa italiana se ocupa de Venezuela.

 Venezuela aparece todos los días en la agenda de la prensa italiana. En cada edición, las redacciones de los principales diarios incluyan notas sobre la crisis venezolana.

En los últimos dos días, los periódicos dan abundante espacio a la designación de Diosdado Cabello, como presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC); la posición de Venezuela en el seno de la OPEP este viernes; y, a última hora de este mismo  viernes, con la petición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de que la Corte Penal Internacional (CPI) indague sobre las violaciones de los derechos humanos en el país.

Los derechos humanos

Muestra de esta atención sobre Venezuela, ha sido el cotidiano La Repubblica, un diario romano de tendencia de centro-izquierda “moderada”.

Bajo en el titular “La ONU: que la Corte Penal Internacional indague sobre Venezuela”, La Repubblica abrió su sección internacional señalando las declaraciones del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Zeid Ra´ad al Hussein, referidas a un informe.

El Alto Comisionado quiere saber qué ha sucedido realmente en el país entre el 2015 y el 2017 de frente a los “graves abusos denunciados” por la oposición sobre las “ejecuciones extrajudiciales” y de la “impunidad generalizada” debida a la inactividad del Estado. “Existen sólidas razones para considerar un mayor involucramiento de la CPI en la materia”, dijo al Hussein.

Advirtió el cotidiano romano que “las cuatro olas de excarcelaciones, las tentativas de relanzar un diálogo imposible con la oposición, la invitación a una pacificación general, no han le servido de mucho a Maduro”.

Añaden que “no convencen a la comunidad internacional que lo ha aislado de un punto de vista económico y político. Sobre todo queda un problema de impunidad, de pasividad de parte de un régimen de individualizar y perseguir a los responsables de una matanza que según la misma Fiscal General venezolana ha provocado 505 muertes de parte de las fuerzas de seguridad”.

Asimismo, recordó la nota de La Repubblica que la Organización de Estados Americanos (OEA) había publicado un informe en el cual tres redactores estimaron que “habían suficientes motivos” para determinar que los ataques a la población civil, en febrero de 2014, constituían “crímenes de lesa humanidad” conforme al Estatuto de Roma, que guía las acciones de la Corte Penal Internacional. “El Secretario de la OEA, Luis Almagro, había decidido de transmitir el dossier y ha solicitado a Luis Moreno Ocanto, primer juez de la Corte, a poner en marcha una investigación”, agrega la nota.

Por su parte, en el informe del Alto Comisionado se señalan graves hechos presuntamente cometidos por el régimen del presidente Nicolás Maduro.

Entre estos, “las intervenciones de las fuerzas de seguridad venezolana habían usado siempre el mismo sistema: incursiones en los barrios pobres con excusa de arrestar “criminales”, sin mandatos emitidos por tribunales y falsificando las escenas de los crímenes, haciendo creer que las víctimas eran el fruto del encuentro con las fuerzas del orden. En definitiva, ejecuciones extrajudiciales”.

Con esta aseveración del alto Comisionado, se estaría demostrando la existencia de un “patrón” de conducta de violación de los derechos humanos.

Igualmente, en el informe se totaliza que la Fiscalía ha incriminado 373 agentes, pero que ninguno ha sido enviado a juicio; que han muerto 43 detenidos en una cárcel de Amazonas; que sólo ha sido ejecutada una sola orden de protección de las 54 ordenadas por la Fiscalía; que no menos de 280 personas han sido “arbitrariamente privadas de su libertad por expresar opiniones políticas propias”, por ejercitar sus derechos y por ser considerados una amenaza al gobierno. Hay 90 casos de personas detenidas y sometidas a tratamientos crueles, inhumanos y degradantes desde el 2014 que pueden ser consideradas torturas”.

En su nota, La Repúbblica cita las declaraciones del embajador venezolano ante la ONU, Jorge Valero, quien rechazó el informe del Alto Comisionado. Entre otros argumentos, el embajador señaló que Al Hussein produjo “unilateralmente y sin algún mandato la información ilegal”; el documento “carece totalmente de rigurosidad científica”, porque basa sus datos en una recolección a distancia”.

Finalmente, La Repubblica señaló que para evitar esto último, bastaría con que el régimen aceptara el ingreso a Venezuela de una Comisión Internacional. Una verificación en el terreno. “Maduro no la quiere. Demasiado peligrosa”, concluyó.

El hombre fuerte

En una nota publicada en la edición del viernes de La Repubblica, se afirma que Diosdado Cabello es el “hombre fuerte” del régimen.

Llama la atención que Cabello había quedado en la sombra, solo para programas en la TV y la nota recoge las acusaciones en contra de este “hombre fuerte”, que publicara The Washington Post. Para luego finalizar el cotidiano de Italia, señalando que “Maduro no puede permitirse abandonar a un hombre como Cabello:  mejor es traerlo de nuevo adentro”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES