El Mundial Rusia 2018 ya está aquí

 

Por Roberto Mansilla Blanco

Corresponsal en España

ZETA presenta el análisis y los pronósticos de los ocho grupos que conforman el Mundial FIFA Rusia 2018 que comenzará el próximo 14 de junio.

Con once sedes y doce estadios repartidos en ciudades emblemáticas de Rusia como la capital Moscú, San Petersburgo, Sochi, Samara, Kazán, Rostov-on-Don, Volgogrado, Saransk, Kaliningrado, Ekaterinburg y Nizhny Novgorod, el Mundial FIFA 2018 dará comienzo el próximo 14 de junio al gran evento, con el encuentro inaugural entre la anfitriona Rusia y Arabia Saudita.

En esta edición estarán todos los campeones mundiales menos Italia, que por primera vez desde 1958 no logra clasificar a un Mundial. Por tanto, estarán presentes en Rusia los pentacampeones Brasil, el actual tetracampeón Alemania, los bicampeones Argentina y Uruguay y los que sólo han ganado un título, siendo estos Francia, Inglaterra y España.

Junto a Italia, también destacan las ausencias de la actual campeona de América, Chile, así como Holanda, la eterna subcampeona (tres veces) y otros frecuentes competidores como EEUU, Camerún y Costa de Marfil, que suelen clasificar a estas ediciones.

A continuación, ZETA presenta un análisis de cada grupo, con pronósticos sobre los posibles clasificados a la ronda de octavos de final que comenzará a partir del 30 de junio.

GRUPO A:

RUSIA: anfitrión sin caché

El país sede, Rusia, no ha destacado en los recientes torneos internacionales precisamente por sus buenas actuaciones. Es un equipo joven, del que apenas se conocen sus principales jugadores estrella. Destacan el portero Igor Afinkeev, los mediocampistas Yuri Zhirkov y Alan Dzagoev y el delantero Aleksandr Kokorin. Una incógnita su actuación en este torneo.

ARABIA SAUDITA: fútbol y petrodólares

Los saudíes inauguran el Mundial contra Rusia. Tienen tradición de participar desde su debut en el Mundial EEUU 1994, donde dieron la sorpresa al clasificar a octavos de final. Experiencia en estas lides pero escasas opciones a tenor del poco rodaje de sus jugadores. Destacan el veterano portero Abdullah al-Mayouf y el delantero Mohammed Al-Sahlawi.

EGIPTO: Puede ser la sensación

Los “faraones” vuelven a un Mundial desde 1990. Dominadores de la Copa África de Naciones, tienen en sus filas a la estrella ascendente del momento, Mohamed Salah, subcampeón de la Champions League tras una gran temporada con el Liverpool y que suena para el Balón de Oro 2018. Los egipcios pueden dar la sorpresa en este grupo.

URUGUAY: Veteranía y garra charrúa

Los bicampeones mundiales (1930 y 1950) han clasificado a su tercer Mundial consecutivo prácticamente con el mismo grupo de jugadores y el mismo seleccionador, el “maestro” Óscar Tabárez. Figuras de renombre como el atacante del F.C Barcelona, Luis Suárez, Edison Cavani del PSG francés y el capitán defensa central Diego Godín mantienen a un equipo caracterizado por su elevado nivel competitivo. Este Mundial será la despedida de varios de ellos y el final de un ciclo exitoso.

Pronóstico: Uruguay debe ser primero de grupo. Egipto puede dar la sorpresa ante la incógnita que supone la anfitriona Rusia, que dependerá más de factores morales y psicológicos como el orgullo y el apoyo de los aficionados.

GRUPO B:

PORTUGAL: a revalidar la Euro 2016

Los actuales campeones de Europa, con Cristiano Ronaldo al frente, quieren demostrar que su triunfo en la Euro 2016 no fue fruto de la casualidad. Un grupo veterano con viejos conocidos como Nani, Quaresma, André Gomes y Pepe que probablemente tendrán en Rusia su despedida. Como Cristiano, que en su cuarto Mundial buscará su consagración definitiva, a la espera de si sigue o no en el Real Madrid la próxima temporada.

ESPAÑA: Iniesta y final de ciclo

“La Roja” acude en el póker de favoritos al título. Calidad le sobra mientras gestiona el final de ciclo de jugadores clave como Iniesta (autor del gol que le dio el Mundial en 2010) y el eterno Sergio Ramos. Queda una mezcla de veteranos como Piqué, Sergio Busquets, David Silva y el portero De Gea con valores en alza como Asensio, Lucas Vázquez, Isco, Koke e Iago Aspas, llamados a liderar la selección tras el Mundial. El seleccionador Julen Lopetegui intentará rentabilizar esta mezcla de veteranía y juventud para reverdecer viejos laureles tras los fracasos del Mundial 2014 y la Euro 2016. Curiosa coincidencia: en este grupo, España se enfrenta a dos de sus vecinos geográficos, Portugal y Marruecos.

MARRUECOS: expectativas inciertas

Con jugadores experimentados en el fútbol europeo y en torneos internacionales de importancia, Marruecos acude con apenas estrellas y muchas incógnitas. Un grupo compacto en el que destaca el defensa central Medhi Benatia (Juventus de Turín) Pocas opciones en un grupo con España y Portugal, curiosamente este último país con que se enfrentó en el Mundial México 1986, derrotándole por 3-1.

IRÁN: el fútbol de los ayatolás

Como Marruecos, escasas opciones para una selección exitosa en Asia y con jugadores experimentados en Ligas europeas, principalmente la Bundesliga alemana, pero enrolados en un grupo difícil con españoles y portugueses.

Pronóstico: España y Portugal no deberían tener problemas para clasificar. Quizás les conviene que ambos se enfrenten en el primer partido, que puede terminar en un táctico empate. La incertidumbre es saber quién terminará en primero y segundo lugar para así manejar las cábalas de sus hipotéticos rivales en octavos de final. El goal average puede terminar siendo decisivo.

GRUPO C:

FRANCIA: La oportunidad de Griezmann

“Les Bleus”, campeones hace veinte años como anfitriones en su Mundial de 1998, acuden en el póker de posibles aspirantes al título. Dirigidos por el seleccionador Didier Deschamps, capitán de la oncena campeona en 1998 con Zidane al frente,   Francia tiene ahora en el atacante Antoine Griezmann (Atlético de Madrid) a su joya más emblemática. Puede ser el Mundial de Griezmann, ayudado por el valor ascendente del joven Kylian Mbappé (PSG), el portentoso físico de Paul Pogba y una línea defensiva fuerte que hacen de los galos un rival poderoso.

AUSTRALIA: Los “canguros” siguen saltando

Los oceánicos siguen acudiendo a los Mundiales desde su regreso a esta competición en 2006. El eterno delantero Tim Cahill lidera a los “canguros” a intentar una posible sorpresa. Pero el grupo que les tocó no es precisamente sencillo.

PERÚ: el esperado regreso de los incas

Perú está de vuelta a los Mundiales 36 años después, tras su participación en el de España 1982. Su clasificación fue una de las más celebradas, principamente en Sudamérica. El acierto de su seleccionador, el argentino Ricardo Gareca, a la hora de reunir un equipo competitivo combinado con el clásico talento peruano dio sus frutos y Rusia 2018 puede darles más satisfacciones. Y más cuando su estrella, el atacante Paolo Guerrero, finalmente sí podrá participar tras el escándalo de dopaje y posterior suspensión temporal, finalmente recurrida, por parte de la FIFA. También cuentan con el veterano Jefferson Farfán y valores ascendentes como Christian Cueva.

DINAMARCA: siempre presentes

Los nórdicos suelen clasificar a las grandes citas, incluso cuando ya no tienen a las estrellas de antaño. Un equipo compacto y físico, con veteranos en ligas europeas como el central Simon Kjäer y el medio Nicklas Bendtner. En la portería, Kasper Schmeichel, hijo del mítico portero campeón del único título que posee Dinamarca (la Eurocopa 1992) y uno de los íconos del Manchester United inglés.

Pronóstico: Francia quiere ser alternativa al título y no debe tener problemas para liderar el grupo. Perú y Dinamarca deberían definir la segunda plaza. Será un enfrentamiento entre la calidad peruana y la fortaleza danesa.

GRUPO D:

ARGENTINA: a la espera del “Messías”

La albiceleste es una incógnita. Su gris clasificación deja más dudas que certezas. Pero tienen a Leo Messi, el mejor, el eterno sucesor de Maradona que tiene en los Mundiales su asignatura pendiente. Esta Argentina es capaz de lo mejor y de lo peor. La “vieja guardia” liderada por Messi y el “jefecito” Javier Mascherano, con cuatro mundiales consecutivos a sus espaldas, quiere sacarse la espina de la dolorosa derrota en la final de 2014 ante Alemania. Será la última oportunidad para un equipo veterano donde Messi, Mascherano, Higuaín, Di María y el “Kun” Agüero y nuevos talentos como Paulo Dybala intentarán romper el maleficio: 25 años sin que Argentina gane un título internacional (el último fue la Copa América 1993) y 32 años sin ganar un Mundial, desde el mítico México 1986 de Maradona. En el camino de Messi y compañía ha quedado la frustración de cuatro finales consecutivas perdidas, entre Copa América y Mundial, que en Rusia 2018 esperan definitivamente sepultar.

 ISLANDIA: los “vikingos” no se rinden

Debutan en un Mundial tras ser la sensación de la Euro 2016, donde llegaron hasta cuartos de final eliminando a Inglaterra por el camino. Querrán demostrar en Rusia que su inesperado éxito en la Eurocopa de Francia no fue producto de la casualidad. Equipo a tomar en cuenta.

CROACIA: la orquesta de Modric y Rakitic

Talento, experiencia y ganas de volver a cosechar viejos éxitos, como el tercer lugar conquistado hace 20 años en el Mundial Francia 1998. Liderados por el talentoso campeón de la Champions League, Luka Modric (Real Madrid), y el incombustible Iván Rakitic (F.C. Barcelona), también tiene gente de peso como los delanteros Mario Mandzukic e Iván Perisic y los veteranos defensores Lovren, Corluka y Vida. Este Mundial puede ser también el final de un ciclo para un equipo veterano sin relevos claros.

NIGERIA: el sabor africano

No son los de antes pero siempre tienen sus veteranos en ligas europeas, como John Obi Mikel y Victor Moses. Junto a Senegal, los nigerianos son el color africano que siempre alegran las tribunas de los estadios. Por tercera vez consecutiva desde 2010 coincide con Argentina en la fase de grupos de un Mundial.

Pronóstico: la historia llama a Argentina a reivindicarse para que Messi, por fin, pueda ganar un Mundial. A pesar de las incógnitas, la albiceleste debería liderar el grupo. Croacia tiene más experiencia y debería ser segundo, pero mucho depende de cómo los “vikingos” islandeses estén capacitados para repetir la sorpresa de la Euro 2016.

GRUPO E:

 BRASIL: ¿acariciando la sexta Copa?

Favorito unánime al título junto a la actual campeona Alemania. Recupera a su estrella Neymar Jr, recuperado de su lesión en marzo pasado, y quien buscará su consagración definitiva en este Mundial. Equipo compacto, con talentos como Coutinho, Firmino, Marcelo y Gabriel Jesús y la veteranía del defensor Thiago Silva. Destaca que su seleccionador Tite lograra gestionar una transición generacional que le llevó a clasificar sin problemas. En Rusia 2018, Brasil buscará superar el trauma psicológico del vergonzoso 1-7 que le infligió Alemania en el Mundial 2014, jugado en casa. Sólo la ausencia del incombustible lateral Dani Alves por lesión empaña un poco los aires de carnaval (y de ganas de festejar un título) que se palpan en la canarinha.

SUIZA: para nada neutrales

Aparecen de vez en cuando en los grandes torneos, siempre como un rival incómodo. Buen Mundial en 2014, tiene en el prometedor mediocampista de origen kosovar Xherdan Shaqiri a su principal estrella. Cuentan con jugadores experiencia en las grandes ligas europeas. Pueden dar alguna que otra sorpresa.

COSTA RICA: el “buen vivir” se traslada al fútbol

Revelación del pasado Mundial 2014, como lo fue en el de 1990, los costarricenses han demostrado al mundo que no son sólo un apetecible destino turístico, un país estable donde impera una buena calidad de vida. Hay calidad futbolística en las manos de su portero Keylor Navas, titular y campeón de tres Champions consecutivas con el Real Madrid. El talentoso mediocampista Bryan Ruiz también lidera un equipo que puede seguir haciendo historia en Rusia.

SERBIA: pólvora balcánica

Junto a Croacia, detentaron el talento futbolístico de la ex Yugoslavia. Siguen siendo competitivos pero tremendamente irregulares. Destacan el medio Nemanja Matic y el defensor Branislav Ivanovic. Su irregularidad es patente: son capaces de ganarle al más poderoso y perder con el más débil.

Pronóstico: Difícilmente existan sorpresas sobre el primero. Basil será el indiscutible líder del grupo, con la vista puesta en alcanzar su sexto Mundial. A priori, Suiza, Costa Rica y quizás en menor medida Serbia pueden tener niveles más o menos similares, aunque probablemente los “ticos” costarricenses tengan mayores opciones para clasificar junto a la canarinha.

GRUPO F:

Alemania: el doblete para el pentacampeonato

Si Brasil busca su sexto Mundial, Alemania quiere igualar a la canarinha como pentacampeón con cinco Mundiales. Y también lograr algo que precisamente no se alcanzaba desde el Brasil de Pelé y Garrincha en 1958 y 1962: ganar dos Mundiales consecutivos. Hay talento y material para revalidar el éxito del Maracaná ante Argentina en el Mundial de 2014. Jugadores consagrados como Thomas Müller, Toni Kroos, Matt Hummels, Mesut Özil, dos grandes porteros como Manuel Neuer y Ter Stegen, nuevos valores como Kimmich y Goretzka, portentos físicos como Boateng. Y un seleccionador, Joachim Löw, que ha resucitado las viejas glorias germanas. En el cargo absoluto desde 2006, Löw parece convencido en seguir adelante en la Mannschaft, a pesar de los rumores que lo situaban en el Real Madrid. Su éxito en la gestión en la tercera transición generacional que ha tenido que afrontar desde que está a cargo de la selección alemana le avalan para seguir adelante.

MÉXICO: La “Tri” quiere ir más arriba

Animador tradicional de los Mundiales, la “tricolor” azteca quiere superar el maleficio de octavos de final. Desde 1994 no supera esta ronda, tras realizar buenas actuaciones en la fase de grupos. Ya no está el eterno Rafa Márquez pero hay un equipo veterano con el “Chicharito” Hernández, Carlos Vela, Oribe Peralta, Andrés Guardado, Giovanni Dos Santos, Héctor Herrera, Héctor Moreno, Carlos Salcedo y el pintoresco portero “Memo” Ochoa, héroe del Maracaná ante Brasil en 2014. Probablemente será el último torneo para todos ellos, a las puertas de un relevo generacional inevitable. Equipo con alegría y colorido que también se transite a través de sus simpáticos aficionados en las gradas.

SUECIA: avalados por eliminar a Italia

Sorprendieron al eliminar a Italia en la repesca de la clasificación. Los otros “vinkingos”, junto a islandeses y daneses, estarán en Rusia 2018, pero su rendimiento es una incógnita. No tienen grandes estrellas como en otras ocasiones, e incluso se pensó en recuperar a su astro Zlatan Ibrahimovic, quien a sus 36 años vive su retiro dorado en el fútbol de EEUU.

COREA DEL SUR: los dilemas de la potencia asiática

Desde 1986, está presente consecutivamente en todos los Mundiales. Difícilmente logrará superar su grupo, ni mucho menos igualar su mejor actuación: las semifinales del Mundial 2002, en la que fueron organizadores conjuntamente con Japón. Los surcoreanos están en pleno relevo generacional, y Rusia 2018 puede ser una alternativa para que muchos de los jóvenes valores coreanos logren fichar por algún club europeo.

Pronóstico: Alemania es favorita al título, por lo que debe liderar el grupo. La experiencia y calidad individual de México muy probablemente secunde a los germanos.

GRUPO G:

BÉLGICA: aspirante pero….

Los “Diablos Rojos” tienen jugadores para hacer un buen Mundial. Eran candidatos a ser un aspirante serio al título en 2014 y en la Euro 2016, pero cayeron en ambos casos en cuartos de final. Jugadores importantes en Ligas europeas como el portero Courtois, los medios Hazard y De Bruyne y el delantero Romeo Lukaku lideran una escuadra a priori temible pero cuyo rendimiento no es tan elevado como se espera. Puede ser una alternativa interesante, como puede sucumbir estrepitosamente.

PANAMÁ: el ansiado debut

Los del Itsmo se clasificaron eliminando a un histórico como EEUU. El de Rusia 2018 será su primer Mundial, lo cual le permitirá seguir sumando experiencia y la posibilidad de que alguno de sus jugadores pueda ser de interés en las grandes ligas europeas o sudamericanas. Pero como sucedió con Costa Rica en 1990 y 2014, cualquier sorpresa no es descartable, y el fútbol centroamericano tiene experiencia en ello.

 TÚNEZ: la “Primavera árabe” del fútbol

El país que dio inicio a la Primavera árabe política en 2011 es una potencia reconocida del fútbol africano, con intermitentes apariciones mundialistas. Tiene jugadores con experiencia en el fútbol europeo, especialmente el francés. Destacan los medios Ben Youssef y Ben Amor. Difícil su pronóstico para avanzar más allá de la primera fase.

INGLATERRA: mucho ruido, pocas nueces

Los inventores del fútbol moderno frecuentemente clasifican a los Mundiales, pero salvo su victoria en 1966 o el cuarto puesto de 1990, sus actuaciones han sido irregulares, algunas rayando en decepcionantes. Esta vez vienen con una buena generación de relevo, algunos de ellos campeones mundiales sub-20 en la final ante Venezuela. A valorar jugadores como los atacantes Harry Kane, Rahsford, Vardy, el medio Oxlade-Chamberlain, el central Cahill y el experimentado portero Hart.

Pronóstico: Bélgica e Inglaterra deberían hacer valer su peso futbolístico para acceder a octavos de final. Quizás la incógnita sea la rotación en la tabla clasificatoria, una similitud con el Grupo B de España y Portugal. Difícil que Panamá y Túnez den la sorpresa, pero en el fútbol nada es imposible.

GRUPO H:

POLONIA: encomendados a Lewandowski

Los polacos regresan a un Mundial desde 2006 con la intención de clasificar a octavos de final. Su estrella indiscutible es el atacante del Bayer Múnich, Robert Lewandowski, pretendido por el Real Madrid. Tienen jugadores de notable nivel en buenos equipos europeos, lo cual da a entender que se trata de un plantel con experiencia. Puede ser un buen Mundial para los polacos.

SENEGAL: la cantera de África

Junto a Camerún, Nigeria y Costa de Marfil, Senegal es una de las principales canteras del fútbol africano. Llega a su tercer Mundial con figuras destacadas como el mediocampista Sadio Mané y el central Koulibaly. Fútbol físico combinado con cierta calidad, pero con la inconsistencia de orden táctico que siempre caracteriza al fútbol africano. El color y la alegría está en su afición, entusiasta animador en las tribunas.

COLOMBIA: aspirante con derecho

El fútbol colombiano vive un renacer muy celebrado. Los sucesores de mitos como el “Pibe” Valderrama, René Higuita y Faustino Asprilla llegan a Rusia 2018 en plena madurez futbolística, tras un gran Mundial 2014 donde alcanzaron los cuartos de final. Figuras como la estrella James Rodríguez (Bayer Múnich), Radamel Falcao (su primer Mundial tras su lesión en 2014), Cuadrado, Aguilar, Teófilo Rodríguez, el central Yerri Mina, el portero David Ospina, etc, hacen de la Colombia dirigida por el argentino Horacio Peckerman un aspirante con capacidad suficiente para repetir el éxito de 2014. Y quien sabe si para llegar más arriba.

JAPÓN: el animador del Sol Naciente

La potencia asiática junto a Corea del Sur, quizás también junto a Irán. Los nipones están presentes en los Mundiales consecutivamente desde 1998. Siguen la estela de su estrella, el mediocampista Keisuke Honda, liderando un cuadro a veces competitivo, de grandes condiciones físicas y velocidad pero al que le falta aún la madurez táctica para llegar más lejos.

Pronóstico: Colombia confirma sus intenciones de repetir su gran actuación de 2014, con las principales opciones de liderar el grupo. La fortaleza polaca vía Lewandowski se anuncia como el segundo en la tabla, mirando para octavos de final.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES