Orgía de fake news durante el saludo de Díaz Canel a Nicolás Maduro en Caracas

 

Por Elizabeth Burgos.

Hace pocos días, en un excelente programa de geopolítica de la televisión francesa, que consiste en una suerte de  balance de los temas de impacto internacional, el de esa noche estuvo dedicado a las amenazas de crisis que se ciernen sobre el Líbano debido al conflicto del Medio Oriente, y a la situación de Venezuela tras la última elección presidencial.

Es un programa que se caracteriza por una excelente técnica periodística. El conductor introduce el tema proyectando en la pantalla datos, fechas, mapas para situar ante el televidente el contexto que se va a tratar. Si insisto en las características del programa, es para que quede muy claro de que se trataba de un programa de geopolítica, por ende, sobre problemas geoestratégicos.  La persona invitada a tratar el tema de Venezuela, al ser interrogada por el entrevistador sobre las implicaciones de Cuba en el contexto venezolano, en el que por supuesto se iba introducir la implicación rusa, y el hecho de que la Fuerza Armada  venezolana está enteramente dotada de armamento ruso, rehusó “tratar ese tema”, porque “prefería darle la prioridad a la crisis humanitaria”.

Por suerte, el experto libanés invitado para tratar del Medio Oriente, intervino diciendo que el conocía el tema venezolano debido al número de libaneses afincados en el país. Mencionó la importante influencia de personajes sirio libaneses en el gobierno, como el actual Vicepresidente Tareck El Aissami, exponiendo la biografía del mismo, así como observando la ilegitimidad de Maduro como presidente, debido a su nacionalidad colombiana, etc. etc.

La respuesta evasiva de la invitada venezolana con respecto a la influencia cubana, intriga porque denota la falta de conocimiento de las razones, precisamente, de esa crisis humanitaria y de la situación caótica del país. Soslaya el hecho de que la imitación del modelo cubano es lo que ha llevado a la ruina al país. Olvida que entre los países que conformaron la alianza castro chavista, Alba, ninguno ha llegado al estado de ruina de Venezuela, porque pese a la masiva influencia cubana, ninguno desarrolló el grado de dependencia ni se plegó a la voluntad de Fidel Castro como lo hizo Hugo Chávez.  Rehusar de tratar el contexto geopolítico en el que está inmerso el país y que explica el por qué Maduro gana espacios y se afinca institucionalmente en el poder, demuestra que los 20 años de chavismo no han servido de enseñanza alguna en cuanto a demostrar la naturaleza del régimen y el proyecto geopolítico del cual forma parte. Del mismo modo como Fidel Castro introdujo América Latina en el contexto de la Guerra Fría, hoy Venezuela es una pieza importante del posicionamiento ruso como gran potencia en el tablero mundial.

Precisamente, dos días después del mencionado programa, llegaba a Venezuela, en su primer viaje al exterior – al igual que Fidel Castro cuando bajó del avión en Maiquetía el 23 de enero de 1959 -, el nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel. Fue recibido en el aeropuerto por, precisamente,  el vicepresidente El Aissami.

Lea también: Cubazuela en veremos, a pesar de Díaz-Canel

Díaz Canel no habló en nombre propio. “Traigo un mensaje fraterno y solidario del General de Ejército Raúl Castro, secretario del Comité Central del Partido, y del pueblo cubano para el pueblo y gobierno bolivariano y el presidente Nicolás Maduro”. Si examinamos en detalle el orden de remitentes, percibimos que se menciona primero al general Raúl Castro, luego al pueblo de Cuba, mientras que el orden de los destinatarios no sigue la misma lógica: primero se dirige al pueblo y gobierno bolivariano y en tercer lugar, al presidente Nicolás Maduro. El orden de los símbolos es de suma importancia en el discurso castrista. El diario oficial  Granma, acentúa el hecho de que Nicolás Maduro fue el primer mandatario que visitó Cuba 48 horas después de la “elección” de Díaz Canel. También recuerda que los “lazos de solidaridad, para los cubanos es un deber; y a la hermana nación bolivariana nos unen profundos lazos de amistad y cooperación cimentados por Fidel, Raúl y Chávez, a los que esta visita imprime mayor fortaleza y continuidad.”

La delegación cubana de muy alto nivel oficial estaba integrada por el canciller, el viceministro de Relaciones Exteriores, el director de América del Sur del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Las razones del primer viaje oficial al extranjero del presidente cubano, expresa el Granma, se deben a que Nicolás Maduro fue el primer jefe de Estado en visitar a Cuba “tras la expresión de continuidad de la Revolución Cubana, encarnada en la elección de Miguel Díaz Canel, como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros”. Maduro declaró entonces que venía “a renovar esperanzas y sueños y mirar al futuro.” En su discurso en Venezuela, Díaz Canel reitera “el abrazo del General de Ejército Raúl Castro Ruz y del pueblo cubano al heroico pueblo venezolano”. Lo hace en virtud de esa esperanza y de ese futuro (a los que se refirió Maduro). El cubano enumera entonces las acciones realizadas “gratuitamente” por Cuba en Venezuela. La enumeración es una demostración caricatural del fenómeno hoy tan en uso en los medios, las llamadas fake news. El presidente cubano, sin ruborizarse, enumera lo que Cuba aportó a Venezuela en  materia de salud: desarrolló Centros de Alta Tecnología, Centros de diagnóstico integral , Salas de rehabilitación integral, modernizó las instalaciones médicas (sic) y tecnológicas en toda la red de hospitales y consultorios ya instalados y 95% de los consultorios venezolanos están ocupados por médicos integrales  formados por los cubanos. Los deportistas cubanos han llevado a “los lugares más recónditos de Venezuela, felicidad y salud”. Conseguir en “tiempo record hacer de Venezuela un país libre de analfabetismo, educando más de 1.500.000 venezolanos”.

Pero es en la enumeración de lo supuestamente “realizado” por Cuba, país que como todo el mundo sabe, está sumido en el subdesarrollo más patético, en materia de “modernización  agropecuaria, que si no fuera trágica la situación daría materia a reírse a carcajadas: “Cuba le brinda a Venezuela todo su conocimiento técnico para cooperar con la recuperación de la economía, así como la reestructuración, modernización y desarrollo de todo el sistema de la industria del azúcar y sus derivados”. (Cuba hasta el año 1959, hasta que cayera en manos de Fidel Castro y del Che Guevara, era la primera productora de azúcar del mundo; hoy importa azúcar de EE.UU.) Muy al final, y de pasada, Díaz Canel menciona que Venezuela le vende petróleo a Cuba a precio preferencial.

Durante el intercambio de Díaz Canel con Maduro, ratificaron “como estrategia común la consolidación y renovación de todos los proyectos y misiones que mantiene Cuba en Venezuela”. “Avanzar en el desarrollo de la economía (sic), no sólo de las dos naciones, sino también en  el marco del ALBA-TCP de toda “Nuestra América”.

“Venezuela podrá contar con Cuba hoy y siempre”, afirmó Díaz Canel, tras recibir de manos de Maduro la Orden Libertadores y “Libertadoras” en primera clase “Espada”.

El Granma menciona que Diaz Canel realiza esa visita a Venezuela “tras la extraordinaria victoria obtenida en las urnas por “la Revolución Bolivariana el pasado 20 de mayo” y no por Nicolás Maduro. Interesante interpretación viniendo del centro del poder.

 

 

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES