El fútbol despide a Buffon, Iniesta y el “Niño” Torres

 

Por ROBERTO MANSILLA BLANCO

Corresponsal en España

*Este fin de semana, tres grandes íconos del fútbol europeo, el italiano Gianluigi Buffon y los españoles Andrés Iniesta y Fernando “El Niño” Torres, se despidieron de sus respectivos clubes con que se encumbraron a la gloria.

     Como suele suceder cada final de temporada, esta 2017-2018 que acaba de finalizar el pasado fin de semana en Europa fue de despedidas de grandes jugadores. En esta oportunidad coincidieron el adiós de tres de los más relevantes ídolos del fútbol europeo y mundial, quienes dejaron su sello en sus respectivos equipos.

     Si bien estos tres jugadores no anunciaron que se retiraban definitivamente del fútbol, los homenajes de despedida recibidos fueron de tal envergadura que prácticamente parecía que no volverían a jugar.

“Infinit Iniesta”

     El primero en decir adiós fue Andrés Iniesta hace dos semanas, en una  rueda de prensa ante sus compañeros y la junta directiva de su club de toda la vida, el F.C Barcelona. A sus 34 años, Iniesta deja el Barça esta temporada como campeón de Liga y Copa del Rey. Su último partido en el Camp Nou fue el pasado domingo 20, contra la Real Sociedad, con victoria azulgrana 1-0. El gol, curiosamente, fue del pretendido sucesor de Iniesta, el brasileño Philip Coutinho.

     La afición del Barça despidió así con el símbolo “Infinit Iniesta” marcado en las gradas, junto a su eterno Nº 8. Tras la fiesta por la finalización de la temporada, los títulos conquistados y los homenajes a Iniesta, el propio jugador estuvo aún varias horas en el Camp Nou. En su cuenta de Instagram y Twitter contaba sus últimas horas en su estadio de toda la vida, afirmando que le “costaba marcharse”.

     Producto emblemático de La Masía, la escuela de talentos del Barça de la que salieron sus compañeros Messi y Xavi y su ex entrenador Pep Guardiola, Iniesta destacó siempre por su elegancia, visión de juego y fair play. Junto a sus inseparables Xavi y Messi, Iniesta fue el catalizador del juego del Barça del Pep Guardiola que entre 2009 y 2012 ganó todos los títulos posibles.

     Su palmarés es envidiable, con 9 Ligas españolas, cuatro Champions League, cinco Copas del Rey, varias Supercopas de España y de Europa y tres Mundial de clubes. Iniesta deja una huella imborrable no sólo en el Barça, club donde debutó en 2002, sino en la selección española, ya que fue el autor del gol que le dio a España su único Mundial, el de 2010.

     Eterno aspirante al Balón de Oro, la prestigiosa revista francesa France Football, creadora e impulsora de este galardón desde 1960, realizó un inédito mea culpa a Iniesta, pidiéndole perdón por no otorgarle el Balón de Oro 2010 que muchos críticos consideraban merecía y que fue a parar a manos de Messi.

     En principio, Iniesta iría a culminar un millonario contrato en China, vinculado también a sus negocios en el mundo del vino, abierto al mercado chino. Pero esta posibilidad parece irse esfumando. Aún no se sabe si Iniesta tendrá un retiro dorado en algún millonario destino, como puede ser Japón, Qatar o incluso EE.UU.

El eterno “Gigi

     A Iniesta le siguió esta semana el mítico portero italiano Gianluigi Buffon. A sus 40 años, “Gigi”, como cariñosamente se le conoce, se despidió de la Juventus de Turín, club al que llegó en 2001 procedente del Parma para lograr sus mejores éxitos.

     Con nueve Scudettos o Ligas italianas (es el único jugador en lograrlo) y múltiples galardones nacionales, Buffon fue campeón del mundo con la Azzurra en el Mundial 2006. En cinco ocasiones fue considerado por la FIFA como el mejor portero del mundo. En 1999 también había ganado la desaparecida Copa UEFA con el Parma.

     Su fidelidad a la “Juve” era de tal magnitud que, en 2006, siendo entonces campeón del mundo con Italia, aceptó sin pestañear jugar la Serie B o Segunda División con el club turinés tras el escándalo de apuestas ilegales de la temporada anterior, que implicó a su club y por el cual la Federación italiana le terminó eliminando ese Scudetto. Con todo, en el homenaje de despedida se le incluyó a Buffon ese título como parte de su palmarés.

     Precisamente, la eliminación de Italia en la etapa de clasificación para el Mundial 2018 le quitó la posibilidad a Buffon de batir un récord legendario: convertirse en el único jugador en participar en seis Mundiales consecutivos, desde que en 1998 fue convocado con la Azzurra para el Mundial de Francia. Un borrón en su intachable carrera que imposibilitará este récord en el Mundial de Rusia que comenzará dentro de tres semanas.

     Otra espina clavada de su carrera es la Champions, tal y como él mismo ha reconocido. Nunca pudo ganar esta competición. Jugó tres finales de Champions con la Juventus (2003, 2015 y 2017), todas ellas perdidas respectivamente ante el A.C Milán, el Barça de Iniesta y el Real Madrid de Cristiano Ronaldo.

     La emotiva despedida de Buffon en rueda de prensa la semana pasada fue el preámbulo de su último partido con la Juventus el pasado sábado 19, una victoria ante el Hellas Verona 2-1. Sustituido al minuto 68, la afición “juventina” le dedicó una ovación de despedida de cinco minutos de duración, algo inédito en un jugador.

     Como el de Iniesta, el futuro de Buffon es una incógnita. Tiene ofertas del Boca Juniors argentino y del París Saint Germain francés. Pero como dijo él mismo en su última rueda de prensa, no descarta aceptar un puesto directivo en la Juventus. A sus 40 años, Buffon aún no parece anunciar que cuelga sus guantes.

“El Niño” ya es mayor

     El tercero en despedirse es una estrella no tan rutilante como Iniesta o Buffon. Fernando “El Niño” Torres abandona por segunda y definitiva vez el club de sus amores, el Atlético de Madrid.

     A sus 34 años, el atacante que le dio a España la Eurocopa 2008 con su gol ante Alemania puede igualmente tener un destino exótico en Asia o EE.UU.

     Su debut con 18 años en el “Atleti” en 2001 lo catapultó como delantero de futuro. Pronto vino su periplo en la selección española, con tres Eurocopas (2004, 2008 y 2012) y dos Mundiales (2006 y 2010) disputados. En la final de la Euro 2012 anotó uno de los cuatro goles con que España derrotaba a la Italia de Buffon, convirtiéndose en el único jugador en marcar (y ganar) en dos finales consecutivas de la Eurocopa.

     Desde 2015, Torres cumplía su segunda etapa en el Atlético. Con anterioridad, ya había dejado el club del Manzanares para probar suerte en el extranjero. En 2007 se marchó a la Premier League inglesa, donde también fue estrella del Liverpool para luego fichar en 2010 por el Chelsea, club donde ganó la Champions League 2012. Tras un efímero paso por el A.C Milán en 2014, un año después “El Niño” pródigo volvió a su casa, un Atleti revolucionado por el “Cholo” Simeone.  

   Su segunda etapa en el Atlético fue menos fructífera. Siempre a la sombra de delanteros titulares como Diego Costa o el francés Antoine Griezmann, Torres apenas contaba para el “Cholo”.

   Tras anunciar hace un mes que dejaba el club al finalizar esta temporada, tuvo su merecido homenaje la semana pasada al levantar junto al capitán Gabi el trofeo de la Europa League ganado por el “Atleti” ante el Olympique de Marsella. Su despedida en su estadio, ya no el Manzanares sino el Wanda Metropolitano, fue este domingo 20 ante el Eibar.

     Su futuro ahora es una incógnita, pero se baraja la posibilidad de la Major Soccer League en EE.UU, continuando la senda de su ex compañero David Villa.

     Pocas veces, al finalizar una temporada, tres jugadores de elite se despedían simultáneamente. Iniesta tendrá aún un reto de alto nivel: el Mundial Rusia 2018 con España, donde se confirmará su adiós a la selección. Y quien sabe si con un título más en su prolífico palmarés. En ese Mundial, Buffon y Torres tendrán que conformarse con ser espectadores de lujo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

NUESTRAS REDES